ellitoral.com.ar
El Flaco, 28 años en la Fiesta del Chamamé

El Flaco, 28 años en la Fiesta del Chamamé

Estar acá se siente un orgullo muy grande. A pesar del tiempo transcurrido ya he alcanzado 28 años de forma ininterrumpida animando la Fiesta. Esto es un orgullo y una satisfacción inmensa, muy grande”, desliza Juan Carlos Cosarinsky. El animador estará las diez noches continuas de la Fiesta Nacional del Chamamé. “Le agradezco a Dios que me ha dado un año más de vida para poder. También agradezco al Instituto de Cultura por convocarme, para mí esto es inigualable, me siento muy halagado; no sé si soy merecedor de esto, pero soy el único animador que está presente desde la primera edición de la Fiesta”, vuelca ahora con un dejo de orgullo por su presente. “Antes venía conmigo Alfredo Norniella que lamentablemente hace un par de años ya no está. Pero la Fiesta tiene sus presentadores diferentes que también aportan cosas a este evento único e irrepetible”.
 -¿Qué significan estos años de historia animando la Fiesta?
-Para mí es un orgullo que a través del tiempo me sigan convocando y estar presente las diez noches consecutivas. Además voy a estar en los carnavales, en el barrial y en el oficial. Después también estaré animando el Festival de Festivales. Vengo henchido de emociones, le agradezco a Dios, a mi familia, a los amigos, a la gente que me saluda en la calle, a los que me llaman para sacarse una foto o para saludarme. Estas cosas son las más grande que uno lleva.
-Trabajás desde hace mucho con el chamamé y el carnaval. Hoy Julián habló de que no es lo mismo hacer algo con o sin un chamamé: ¿qué te acompaña más, el chamamé o el carnaval?
-Los dos me acompañan desde siempre, los dos son patrimonio de los correntinos. Este año aún más porque todo viene con otra fuerza. Este año están aunados el Gobierno provincial y la Municipalidad, trabajando en común. Esto es muy importante porque hay una sola línea desde Nación hasta el Municipio. Todos juntos harán un éxito el chamamé y el carnaval. Hoy hay ecoturismo importante, la hotelería está al máximo, los lugares de comida, los sitios de venta de recuerdos de que pasaron por Corrientes. Tenemos muchas bellezas naturales en Corrientes. 
-¿En qué aspectos pensás que esta comunión del Municipio, Gobierno provincial y Gobierno nacional beneficiará a estos espectáculos?
-En principio creo que se pueden hacer más populares los carnavales. Ahora mismo se nota en el valor de las entradas, tanto en el chamamé como en los corsos oficiales. El corso barrial es gratuito en todas partes. Se juntan de 15 a 25 mil personas en cada lugar. Lo mismo ocurrirá en el corso oficial porque ya se están vendiendo entradas. Esto no había ocurrido en otros años. 
-Por último, ¿cómo te preparás cada noche para enfrentar al público?
-Las cosas más buenas salen del momento.  Cuando vos ves el cariño de la gente, las cosas salen de otra forma. Cada animador o presentador tiene su estilo, lo mío es muy personal, yo pienso que el presentador, la palabra lo dice, presenta al artista. Nada más. El público viene a ver a los artistas y no a escuchar al presentador. El es un nexo nada más entre el público y el artista. No hay necesidad de alargar o estirar las cosas. Cuando un presentador habla de más le quita tiempo al artista en su nexo con el público.

¿Te gustó la nota?
Comentarios

El Flaco, 28 años en la Fiesta del Chamamé

“En estos momentos algo importante sucede. Hay una sola línea desde nación hasta el Municipio capitalino. Todos juntos trabajarán por el éxito el chamamé y el carnaval”, Cosarinsky.

Estar acá se siente un orgullo muy grande. A pesar del tiempo transcurrido ya he alcanzado 28 años de forma ininterrumpida animando la Fiesta. Esto es un orgullo y una satisfacción inmensa, muy grande”, desliza Juan Carlos Cosarinsky. El animador estará las diez noches continuas de la Fiesta Nacional del Chamamé. “Le agradezco a Dios que me ha dado un año más de vida para poder. También agradezco al Instituto de Cultura por convocarme, para mí esto es inigualable, me siento muy halagado; no sé si soy merecedor de esto, pero soy el único animador que está presente desde la primera edición de la Fiesta”, vuelca ahora con un dejo de orgullo por su presente. “Antes venía conmigo Alfredo Norniella que lamentablemente hace un par de años ya no está. Pero la Fiesta tiene sus presentadores diferentes que también aportan cosas a este evento único e irrepetible”.
 -¿Qué significan estos años de historia animando la Fiesta?
-Para mí es un orgullo que a través del tiempo me sigan convocando y estar presente las diez noches consecutivas. Además voy a estar en los carnavales, en el barrial y en el oficial. Después también estaré animando el Festival de Festivales. Vengo henchido de emociones, le agradezco a Dios, a mi familia, a los amigos, a la gente que me saluda en la calle, a los que me llaman para sacarse una foto o para saludarme. Estas cosas son las más grande que uno lleva.
-Trabajás desde hace mucho con el chamamé y el carnaval. Hoy Julián habló de que no es lo mismo hacer algo con o sin un chamamé: ¿qué te acompaña más, el chamamé o el carnaval?
-Los dos me acompañan desde siempre, los dos son patrimonio de los correntinos. Este año aún más porque todo viene con otra fuerza. Este año están aunados el Gobierno provincial y la Municipalidad, trabajando en común. Esto es muy importante porque hay una sola línea desde Nación hasta el Municipio. Todos juntos harán un éxito el chamamé y el carnaval. Hoy hay ecoturismo importante, la hotelería está al máximo, los lugares de comida, los sitios de venta de recuerdos de que pasaron por Corrientes. Tenemos muchas bellezas naturales en Corrientes. 
-¿En qué aspectos pensás que esta comunión del Municipio, Gobierno provincial y Gobierno nacional beneficiará a estos espectáculos?
-En principio creo que se pueden hacer más populares los carnavales. Ahora mismo se nota en el valor de las entradas, tanto en el chamamé como en los corsos oficiales. El corso barrial es gratuito en todas partes. Se juntan de 15 a 25 mil personas en cada lugar. Lo mismo ocurrirá en el corso oficial porque ya se están vendiendo entradas. Esto no había ocurrido en otros años. 
-Por último, ¿cómo te preparás cada noche para enfrentar al público?
-Las cosas más buenas salen del momento.  Cuando vos ves el cariño de la gente, las cosas salen de otra forma. Cada animador o presentador tiene su estilo, lo mío es muy personal, yo pienso que el presentador, la palabra lo dice, presenta al artista. Nada más. El público viene a ver a los artistas y no a escuchar al presentador. El es un nexo nada más entre el público y el artista. No hay necesidad de alargar o estirar las cosas. Cuando un presentador habla de más le quita tiempo al artista en su nexo con el público.

Logín