Santos Depine, doctor especialista en coaching, visitó la provincia y brindó una charla en la que hizo especial referencia a la necesidad de aprender las capacidades genéricas transversales que hacen eficiente el trabajo en equipo.

 

Bajo el lema de “Liderazgo en el hospital público, en tiempos de cambio e incertidumbre”, el Salón Auditorio del Hospital Escuela, fue sede de una jornada destinada a los equipos de salud. En esta oportunidad tuvo como orador a Santos Depine, un doctor con una extensa carrera en coaching y liderazgo.
La jornada, organizada por la Confederación Argentina de Diálisis, el Ministerio de Salud y la Facultad de Medicina, comenzó a las 10 y se extendió durante la tarde.
Se trató de un taller introductorio al liderazgo con temas como: la escucha efectiva, las estrategias para el trabajo en equipo y el rol de lo emocional en los resultados de los servicios y del hospital. En medio del taller invitaba a la discusión y planteaba preguntas dejando en claro la importancia “de escuchar para aprender entre todos”, resaltó e hizo especial énfasis en la necesidad de aprender a convivir con las diferencias. 
El Litoral conversó con el especialista que arrancó su discurso diciendo: “Nosotros decimos que la palabra es como una nota musical, tiene un tono y un semitono que terminan en silencio. Si no escuchamos el tono y el semitono y llegamos al silencio es muy difícil que nazcan las palabras adecuadas, en respuesta a lo que el otro nos dice. Cuando esto no sucede el trabajo en equipo se quiebra porque nadie se escucha, cada uno defiende su propia posición y no se logra avanzar en los objetivos planteados”. Y describió: “Es un arte que implica acallar los propio pensamientos y no anticiparse en las respuestas cuando la otra persona está hablando”.
Conjuntamente destacó que en el campo de la medicina esto es fundamental, empezando en la relación médico paciente, espacio que comienza siempre con la escucha para brindar un diagnóstico. “Nosotros decimos que el consultorio debiera llamarse escuchatorio. Esto es algo que se ha perdido por las exigencias de las circunstancias, del poco tiempo que tienen los médicos y por la falta de conocimiento de las competencias genéricas”, determinó. Sin embargo, puso el foco en el paciente aduciendo que muchas veces el médico es incapaz de trasmitir información porque no existe una comprensión de la indicación. “Esta ida y vuelta de la comunicación efectiva, es fundamental para establecer tratamientos”, aconsejó.

Competencias genéricas
Una de las frases más destacadas durante la charla fue la necesidad de desarrollar competencias genéricas transversales, en una sociedad de la información, además destacó que estos conocimientos permitan una comunicación eficiente. 
En relación a esto primeramente, Depine enfatizó que dentro de un equipo es importante reconocer las competencias técnicas, pero estas no son suficientes. “En Europa se desarrolló un programa que se llama tuning, donde se incorporó el estudio de las competencias genéricas. Algo que en Argentina, al menos en salud, se incorporó en Buenos Aires y Tucumán. Por eso venimos hoy acá porque nosotros creemos que es imprescindible incorporar estas competencias en todas las profesiones porque hoy ya el trabajo individual no existe”.
Destaco que desde el portero hasta el médico deben entender  que “están trabajando en equipo y por lo tanto merecen escucharse para así aprender entre todos”, recalcó.
En términos teóricos, definió que todos los humanos cuentan con modelos mentales, conformados por su historia, biología, cultura y lenguaje. “Son las conversaciones que nos hacemos a nosotros mismos, o sea lo que llamamos creencias que nos movilizan o retrasan el accionar. 
Cada uno tiene esa visión del mundo sesgada por ese modelo mental, pero esta se acrecienta con la visión del otro que tienen un modelo mental diferente. Esta es la gran ventaja de aprender a trabajar en equipo”, precisó.
Por último mencionó que los cambios no se refieren a lo político, sino que “va más allá, hablamos de la sociedad del conocimiento que impone cambios vertiginosos. Nuevas tecnologías que antes llegaban con muchos años de diferencia, pero que hoy si nos quedamos nos pasan por delante. Como Kodak, Nokia, la Enciclopedia Inglesa, todo esto perdió su posición por no sumarse a la era digital”.

 


“Tenemos una visión del mundo sesgada por un modelo mental, pero ésta se acrecienta con la visión del otro”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Salud & Ambiente

    Tapas del día