Con la iluminación de un gigantesco Árbol de Navidad de 10 metros de altura, realizado totalmente con botellas de pet, dio comienzo la "Navidad Cordillerana" en la localidad neuquina de San Martín de los Andes, una celebración que estuvo ausente de esa ciudad durante catorce años.
El epicentro de la celebración fue la plaza San Martín, la principal de la localidad, donde unas tres mil personas presenciaron la emotiva y colorida fiesta organizada por vecinos y comerciantes del lugar. En un escenario montado en uno de los extremos de la plaza adornado con motivos navideños, la Fanfarria El Hinojal del Regimiento de Caballería de Montaña 4" deleitó al público local y los visitantes con varios temas de diferentes corrientes musicales a la espera de que el sol se ocultara entre las montañas.

Desfile 
Minutos antes del punto culminante de la celebración, por la avenida San Martín vecinos de la localidad homónima realizaron "La Marcha por la Paz", con velas encendidas que previamente habían sido canjeadas por donaciones por los grupos scouts. Además de la fanfarria, amenizaron la espera los integrantes del cuarteto de cuerdas de la Escuela Superior de Música y las murgas "Apretando los Dientes" y "El Sueño del Pibe", que desfilaron por la misma avenida San Martín.
La cuota de color y emoción se vivió con la cuenta regresiva que permitió, a las 21.30, que se encendieran las luces del árbol confeccionado con 15 mil botellas de PET, reciclados por los propios vecinos en los últimos meses.

Encendido 
Con una variedad de colores que pasaban del rojo al naranja y del verde al blanco, la majestuosa estructura con las montañas que rodean la ciudad haciendo de escenografía natural, brilló al compás de la música y los aplausos de la multitud reunida en la plaza.
El relanzamiento de la Navidad Cordillerana, que había quedado en el olvido durante largos años –se celebró desde 1977 hasta 2001-, fue fruto de conversaciones entre un grupo de comerciantes y vecinos encabezados por Juan Pablo Toledano, Manuel Bustingorry y Martín Gutierrez.
De esas primeras reuniones se fueron diagramando los festejos que luego contaron con el apoyo unánime de la comunidad de San Martín de los Andes.
Las Fiestas, que oficialmente se inauguraron en la semana con la iluminación del árbol, comenzaron el pasado 2 y 3 de diciembre y se extenderán hasta el 6 de enero de 2016.
"De estas forma le vamos a sumar 15 días más a la temporada estival con el objetivo de que la gente se contagie de querer venir a pasar las fiestas a nuestra ciudad", precisaron.
Entre otras actividades, destacan el concurso de vidrieras que premiarán el próximo 20 de diciembre a las más engalanadas con la exención del pago de impuestos por un año para el comercio que resulte elegido en primer término; 6 meses para el segundo; y 1 mes para el tercero.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Destinos

    Tapas del día
    Columnistas