Desde Desarrollo Social explicaron que hay incrementos en la ayuda a los barrios durante el verano por el cierre de los comedores escolares.

 

Si bien se advirtió que en los barrios más carenciados existe una “elevada demanda alimentaria”, desde el Ministerio de Desarrollo Social aseguraron que esto se debe a que los comedores escolares no funcionan durante el verano, por lo que la asistencia se traslada a los barrios. Detallaron que la Provincia destina comida a unas 20 mil personas en la ciudad, y que este número se eleva a alrededor de 60 mil si se cuenta la vianda para los colegios.
En la edición de ayer se publicó la óptica de la Municipalidad respecto a la situación alimentaria de los barrios más carenciados de la ciudad, en la que advierten que existe una “elevada demanda” de comida por parte de los “sectores más castigados”. Detallaron que esta suba se registra desde el año pasado, y sobre todo en los últimos cuatro meses, a partir de las solicitudes de módulos alimentarios que ingresan a la Comuna.
De esta manera, El Litoral consultó al Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia para que aporte su visión al respecto. Según explicó el secretario de Desarrollo Humano, Diógenes González, si existe en esta época una suba en la demanda de alimentos se debe a una cuestión de “estacionalidad”.
“La demanda alimentaria en la ciudad responde a una estacionalidad. Cuando llega el verano nosotros reforzamos la asistencia de los comedores barriales, ya que las escuelas están cerradas y no dan esa ayuda. Ahí puede ser que aumente la demanda en los barrios, pero esto después vuelve a la normalidad con el comienzo de las clases”, aseguró el funcionario.
En ese sentido, aclaró que “no es que haya una situación extraordinaria en la que aumenta la cantidad de gente con necesidades alimentarias”. “Es cierto que siempre estamos atendiendo nuevos asentamientos y barrios que crecen en cantidad de personas, pero no es nada extraordinario o de ahora”, agregó.
Por otro lado, González informó que Desarrollo Social cuenta con un “sistema de comedores” que incluye a los comunitarios y a los escolares. En los barriales se atiende principalmente a gente en situación de riesgo, y dicha población ronda las 20 mil personas.
“En la ciudad se atiende a unas 20 mil personas aproximadamente que van a los comedores comunitarios. Si sumamos a los chicos de las escuelas este número se iría a unos 60 mil”, señaló, aunque aclaró que dicha cifra maneja el Ministerio de Educación.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Obras & Servicios

    Tapas del día
    Columnistas
    INUNDACIONES, EN PRIMERA PERSONA
    Golpeado
    INUNDACIONES, EN PRIMERA PERSONA