En diciembre del año pasado, el Ministerio de Industria, Trabajo y Comercio premió proyectos de viviendas sustentables de madera. Del concurso participaron arquitectos, ingenieros, tanto estudiantes como profesionales. En la terna ‘Profesionales’ ganó el proyecto de Analia Cieplinski Pedro, aunque aclaró al suplemento Arquitectura + Construcción que la oficina que inauguró Producción no se basó en su proyecto. 
La competencia fue organizada y coordinada entre la Subsecretaría de Industria en articulación con el Consejo Profesional de Ingeniería Arquitectura y Agrimensura de Corrientes (CPIAYA); la Universidad Nacional del Nordeste; la Asociación del Plan Estratégico Foresto Industrial de Corrientes y la Asociación Maderera y Afines de Corrientes.
Desde la organización explicaron que el proyecto de la arquitecta Analia Cieplinski Pedro “posee una imagen innovadora que atiende a la singularidad de la madera como material y las condicionantes climáticas regionales, adecuándose al clima cálido húmedo a través de un sobretecho verde. La vivienda se encuentra elevada del terreno, minimizando el impacto ambiental de la construcción en el entorno”.
Por otro lado, destacaron que “presenta orientaciones favorables y acordes, generando ventilaciones cruzadas y proponiendo la vegetación como elemento de control climático. El partido resuelve la funcionalidad de la vivienda, siendo flexible para otros posibles programas arquitectónicos. Se denota lo correctamente estudiado, las etapas de montaje y distintas estrategias de sustentabilidad que incluye energía solar térmica y fotovoltaica y bombeo solar, recolección de agua de lluvia para riego y uso sanitario y tratamiento de aguas residuales”.
En la categoría de ‘Estudiantes’ ganó Andrés Evar Jacquemin. Su proyecto fue elegido porque, tal como fundamentaron en ese momento: Sse resuelve en dos niveles, elevando la planta baja 50 centímetros sobre el nivel natural existente, utilizando este recurso para proteger los materiales de la humedad. Los patios interiores articulan los espacios, permitiendo una ventilación cruzada, iluminación natural por más horas como así también el efecto 'chimenea', logrando la extracción del aire caliente y temperatura confortable en invierno”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Arquitectura + Construcción

    Tapas del día
    Columnistas