Provincia está ejecutando tareas hidráulicas de las cañerías internas del barrio, para luego proceder a la purga y conexión con la red troncal. Estiman que antes de fin de mes finalizaría la obra.

 

Las obras de aprovisionamiento de agua potable en la zona más antigua de Laguna Soto, conocida como Oratorio San Blas se encuentra en su etapa final. Desde Provincia indican que se están realizando pruebas hidráulicas en las conexiones internas del barrio, para luego avanzar  con la purga y limpieza de todas las cañerías y proceder por último con el empalme de la red troncal.
En referencia a los avances de los trabajos, el interventor de Aguas de Corrientes, Arturo Vázquez, en diálogo con El Litoral dijo que “estamos comenzamos las pruebas hidráulica en todas las conexiones internas del barrio. Esta prueba es muy importante porque las conexiones nuevas que hemos realizado se unen con otras que se hicieron en el 2005 y tenemos que comprobar que no existan pérdidas”.
“Estimamos que en no más de un mes la barriada ya contaría con agua potable, esperemos no encontrarnos con sorpresas en estos días tras las pruebas, dado que los caños que ya existían en la zona no son del tamaño correspondiente, lo que generaba que muchos vecinos carezcan del servicio por falta de presión”, explicó.
“Una vez finalizadas estas tareas, comenzaremos a realizar la purga y limpieza de todas las cañerías y luego procederemos a realizar el empalme con la red principal de agua potable”, detalló.
De acuerdo a la información proporcionada por el interventor de Aguas de Corrientes estos trabajos benefician a unas 170 familias, pero las labores demandan muchos materiales ya que las mismas se encuentran  diseminadas en todo el sector conocido como Oratorio San Blas.
En lo que respecta al resto de la barriada que incluye los clubes campos y barrios privados, Vázquez dijo que “el plan de trabajo de esa zona ya está diseñado y aprobado. Sólo resta conseguir financiación y considerando la envergadura del mismo los recursos tendrán que ser nacionales”. 

Demoras
A fines de marzo llegaron los caños solicitados por la Provincia, por lo cual se comenzó con las perforaciones y conexiones para las nuevas redes de agua potable para la zona de Laguna Soto.
Pero ante las intensas lluvias que provocaron el anegamiento de toda la zona, los trabajos tuvieron que ser suspendidos ante las circunstancias “ante el colapso de las napas y dado que el suelo es muy arenoso, cualquier tipo de perforación se desmoronaba, por lo cual fue necesario hacer una pausa en las labores, las cuales fueron reanudándose de a poco y hoy podemos afirmar que estamos próximos a que las mismas finalicen”.

Obra
La obra consiste en la extensión de 1.200 metros de cañerías de gran dimensión dentro del barrio y al costado de la ruta 43; las conexiones se realizarán con la planta potabilizadora ubicada en el predio del aeropuerto “Piragine Niveyro”, sito cerca de la barriada y cruzando la Ruta Nacional N°12.
Plan de cloacas
En lo que respecta a los trabajos de cloacas que se están realizando en la ciudad, el funcionario provincial indicó a El Litoral que “tenemos varios frentes abiertos en cuanto a este tipo de trabajos como en el barrio Jardín y en el barrio Molina Punta”. En este sentido, Vázquez anticipó que “nos encontramos diseñando un plan de cloacas para toda la ciudad, en este momento tenemos un déficit del 30%. Próximamente el plan de trabajo será presentado y comenzará a ejecutarse”.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Barrios

    Tapas del día
    Columnistas