En el suplemento Vivir Bien de esta semana compartimos un artículo sobre una serie de estudios empíricos que atribuyen a la falta de sueño varios inconvenientes físicos y sociales. En primer lugar, se va confirmando la premisa de que dormir menos engorda. Así lo sostiene una nueva investigación realizada en el Reino Unido que estudió el comportamiento de 1600 adultos y luego midió su cintura. El resultado: menos sueño, más diámetro. Pero no sólo se trata de una cuestión física, la falta de sueño también incide en el rendimiento académico. Así quedó en evidencia en otro estudio efectuado con estudiantes de la prestigiosa universidad de Harvard. Todo esto y más, esta semana en Vivir Bien. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Vivir Bien

    Tapas del día
    Columnistas