Hace pocos días se cumplieron tres años de la muerte de Sebastián Barrientos, un joven de 24 años que fue atropellado y abandonado por un automovilista que transitaba a 140 kilómetros por hora. El siniestro que ocurrió en la esquina de las avenidas Chacabuco y Ferré aún no logró esclarecerse, a pesar de la insistencia de la familia para que la investigación continúe.
Es que, luego del fallecimiento de Sebastián, la Policía recabó información y siguió varias pistas, pero finalmente no hallaron al culpable. La madre del joven, Yolanda Fernández, mantiene el pedido de esclarecimiento de la causa y asegura que la Justicia la defraudó.  
A comienzos de este año, la mujer había dicho a El Litoral que la causa se encontraba archivada y se había detenido completamente la investigación para hallar a la persona que mató a su hijo.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Barrios

    Tapas del día