En Colonia Llano, en la primera sección rural de San Luis, se emplaza un edificio que hasta ahora albergaba a más de 200 alumnos. Pero, el temporal con fuertes vientos que azotó la zona el último viernes provocó la voladura del techo de todas las instalaciones educativas. Esto derivó, además, en la caída de los cielorrasos y que se arruinara mobiliario, computadoras, libros y diversos elementos para el dictado de clases.
“Por la mañana funciona el colegio primario Nº 735 con unos 70 chicos, y por la tarde usamos las instalaciones con 140 estudiantes”, manifestó el rector del colegio secundario, Alejandro Sosa, en diálogo con El Litoral. Tras lo cual, acotó que “por la concejal Roxana Encinas nos enteramos esta mañana (ayer) de lo sucedido y como justo esta semana se terminó el enripiado hasta la escuela, fuimos un grupo de docentes para el establecimiento educativo”.
Cuando arribaron al lugar, el panorama fue desolador. Es que no sólo se desprendieron las chapas de los techos de los siete salones, sino también el área de la cocina, del depósito “y por supuesto cayeron los cielorrasos sobre los muebles, se mojó todo, se perdieron muchas cosas que se lograron con tanto esfuerzo”, señaló Sosa, quien añadió “tratamos de recuperar lo que quedó como, por ejemplo, las documentaciones”.
Esta situación ya fue comunicada al Ministerio de Educación, cuyas autoridades arribarían mañana a San Luis del Palmar. Allí, más precisamente en un polideportivo del área urbana se reunirán los funcionarios, docentes y tutores “para analizar los pasos a seguir” porque ahora -tanto el colegio primario como el secundario- están sin edificio. “Veremos qué alternativa tenemos. Hay que tener en cuenta que los alumnos que asisten al colegio viven en zonas periféricas de San Luis o bien vienen del área rural. Y si mudamos el dictado de clases a un colegio urbano, se tendría que encontrar la forma de garantizar el traslado de quienes viven en el campo”, comentó Sosa. Luego, apeló a la solidaridad para poder recuperar algunos de los elementos perdidos. “Si alguien quiere donar libros, materiales didácticos, computadoras o algún otro objeto que sirva para los chicos, será bienvenido”, concluyó Sosa.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Interior

    Tapas del día