Los sectores de la arquitectura y de la construcción son cada vez más conscientes de la necesidad de encontrar fórmulas más eficientes desde el punto de vista energético y medioambiental. Una de las maneras de contrarrestar el impacto que toda construcción ejerce sobre el entorno es apostar por materiales sostenibles y que reduzcan su huella ecológica al mínimo.

Materiales km 0

Las casas responsables dan siempre prioridad a los materiales que se encuentran en el entorno más cercano a donde se va a realizar la edificación. De este modo la arquitectura sostenible recuperan materiales como la madera, la piedra, el adobe o el barro cocido, que son fáciles de obtener en la mayoría de los lugares y que no requieren transporte desde distancias lejanas.

Materiales naturales

Los responsables de los proyectos de arquitectura creadores de viviendas responsables prefieren utilizar materiales naturales y que requieran pocos tratamientos industriales. Así se eliminan procesos intermedios contaminantes y se reduce la huella ecológica a la hora de obtener la materia prima.

El poder de la madera

Las ventajas que ofrece el uso de la madera van más allá de ser un material natural.  No se talan bosques naturales o primarios, sino que se realizan plantaciones enteras destinadas a la producción de madera. Estas plantaciones sirven para obtener un material natural y sostenible. Además, durante su proceso de crecimiento reducen el CO2 presente en la atmósfera y liberan oxígeno, lo que hace que el uso de la madera como material constructivo tenga beneficios para el medio ambiente desde el primer momento.

Materiales bióticos

Cuando hablamos de elementos bióticos hacemos referencia a aquellos factores o componentes que tienen una relación con los seres vivos del medio en el que se encuentran. Del mismo modo, los materiales bióticos ponen el énfasis en el uso de materias constructivas que redundan en beneficio de la flora y la fauna local.

En este sentido, podemos encontrar el uso de tejas semicirculares de barro cocido. Dando prioridad a este tipo de techumbre frente a otras, se crea el entorno perfecto para que especies de aves como los gorriones puedan crear sus nidos, lo que además evitará la presencia de insectos.

Otro ejemplo es la creación de jardines verticales o semiverticales. Adecuando las fachadas de los edificios a las necesidades de tierra y agua de las plantas, podremos crear el entorno apropiado para el desarrollo de la fauna local.

Materiales reciclados

Otro tipo de materiales que cobran una importancia fundamental en la edificación de casas sostenibles son los que se obtienen a partir del reciclaje. Así podemos conseguir materiales cuyo impacto en el medio ambiente sea menor a la vez que eliminados parte de los productos ya consumidos. Un ejemplo de este uso de material reciclado lo podemos encontrar en el aislamiento térmico de las viviendas. Usando una masa de papel reciclado al que se le ha proporcionado el tratamiento adecuado para dotarlo de propiedades ignífugas, insecticidas y antifúngicas, se obtiene un aislante perfecto que se podrá utilizar en varias partes de los techos y suelos de la casa. Otro ejemplo es el reciclaje de corchos de botellas de vino, una fórmula utilizada por una cadena hotelera española para crear revestimientos y aislamientos.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Arquitectura + Construcción

    Tapas del día