Los jueces electorales pidieron explicaciones por el apagón informático que retrasó el escrutinio provisorio. Además, los exhortó a “identificar los riesgos para tomar acciones para prevenirlos, eliminarlos o mitigarlos formulando un plan de gestión de riesgos”.

 

 La Junta Electoral, presidida por el juez Gustavo Sánchez Mariño, hizo público ayer su malestar por el apagón informático que demoró la carga de datos de las elecciones provinciales. El escrutinio provisorio demoró más de 12 horas. Los exhorta además a “identificar los riesgos para tomar acciones para prevenirlos, eliminarlos o mitigarlos, formulando un plan de gestión de riesgos”.
La Junta resolvió aplicar “un severo llamado de atención” a los señores José A. Carballo y Luis Alberto Ullón, responsables del Centro de Cómputos provincial, por las fallas técnicas en la página de consulta en línea al padrón y en el proceso de transmisión de datos en el escrutinio provisorio.
En el  expediente Nº 4.546/17 de los autos caratulados “Junta Electoral de la Provincia solicita informe sobre falla técnica en el escrutinio provisorio”, los jueces electorales hicieron uso de las facultades disciplinarias y aplicaron un severo llamado de atención a Carballo y  Ullón exhortándolos a “identificar los riesgos para poder tomar acciones para prevenirlos, eliminarlos o mitigarlos, formulando un plan de gestión de riesgos”.
Por último ordenaron “hacerle saber a la opinión pública las explicaciones dadas por el Centro de Cómputos de la Provincia”.
La Junta ordenó que “en el término de 24 horas informen detalladamente los motivos técnicos que causaron la falla en la página de consulta del padrón electoral desde el jueves y durante el proceso de transmisión de datos en el escrutinio provisorio”.
Pese a un proceso electoral sin mayores inconvenientes, el apagón informático en el Centro de Cómputos postergó la carga de datos y hasta la medianoche los correntinos no pudieron confirmar con números oficiales quién era el nuevo gobernador.
Por eso la Junta Electoral pidió las explicaciones del caso y resolvió el “severo” llamado de atención al Centro de Cómputos.
La única vez que la Junta había resuelto hacer un llamado de atención parecido fue en el 2013, cuando una directora de una escuela capitalina decidió armar un cuarto oscuro en el baño. La situación fue un papelón nacional que podría haberse  evitado. 

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Política

    Tapas del día
    Columnistas