Según la Bolsa de Cereales ya se implantó el 69% del área girasolera proyectada. Los atrasos más significativos se registran en el sudoeste de Buenos Aires – Sur de La Pampa a raíz de los excesos hídricos.

Según el Informe de Jorge Ingaramo, asesor económico de la Asociación Argentina de Girasol (Asagir), la Bolsa de Cereales mantiene su estimación de intención de siembra en 1,8 millones de hectáreas, de las cuales un 69% ya se encuentra implantado -1,24 millones de hectáreas.
Si bien se registraron precipitaciones de variada intensidad en la provincia de Buenos Aires, el avance intersemanal fue de 9 puntos porcentuales, con lo cual se consigue un adelanto interanual nacional de 2,3 puntos con respecto a la campaña pasada.
En el NEA (380.000 hectáreas) los lotes tempranos presentan adecuada condición y se encuentran en etapas de floración y botón floral. El estado hídrico es regular y se requerirían nuevas lluvias para transitar en buenas condiciones la etapa de llenado de granos.
En el Centro-Norte de Santa Fe (260.000 hectáreas), el cultivo presenta buen estado general y los primeros lotes incorporados se encuentran próximos a florecer. Por su parte, en San Luis, está concluyendo la siembra de las 24.000 hectáreas proyectadas (95% implantado).
En el Oeste de Buenos Aires – Norte de La Pampa se sembró el 60% de las 130.000 hectáreas proyectadas. Si las condiciones hídricas no mejoran, la Bolsa anticipa una probable disminución del área en comparación con la campaña anterior.
Recientes precipitaciones demoran la siembra en el Sudoeste de Buenos Aires – Sur de La Pampa, donde sólo se ha implantado el 32% de las 410.000 hectáreas de intención.
Para la Bolsa, en el Sudeste bonaerense se podría registrar una leve expansión de área (360.000 a 370.000 hectáreas). Ya se encuentra implantado el cultivo en el 55% del área. Finalmente, en el centro de Buenos Aires y en la Cuenca del Salado ya se completó el 58 y el 70% de la superficie proyectada.

El informe de Usda
Comparando con el informe de octubre 2017 se registran las siguientes modificaciones: aumenta en 1,83 millones de toneladas la producción de las 7 principales semillas oleaginosas, con subas significativas en el caso del maní y de menor importancia para soja, canola y algodón.
Por su parte, cae en 630.000 toneladas la estimación de la producción de girasol. Se reestimó a la baja (de 4 a 3,8 M de t) la oferta argentina y de 13,5 a 13,0 M de t la ucraniana. Finalmente, se prevé una mejora de 200.000 toneladas en la producción de la Unión Europea, que alcanzaría las 8,7 M de t.
El crushing de las 7 semillas aumenta en 1,06 M de t; mientras que para el caso del girasol merma en 430.000 toneladas, con lo cual se produce una digestión de stocks de 200.000 toneladas.
De la comparación con el cierre de la campaña anterior, surge que la producción mundial de las 7 principales oleaginosas crecerá 1,0%; mientras que el consumo se incrementará 4,2%. Será abastecido con 2,8% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks aumentarán 0,7%. La producción de girasol caerá 3,9%, unas 1,88 M de t y el crushing disminuirá 1,9%. Las exportaciones mermarán 22,4% y se digerirán stocks por 21,1%.
La relación stocks/consumo bajará para las 7 oleaginosas, del 23,1 al 22,3%. Para el caso del girasol, también lo hará del 5,9 al 4,8%.

¿Qué Sentís?

    Compartir el voto en Facebook
    Ud. ya ha votado el artículo

    + Campo

    Tapas del día
    Columnistas