“Jesús de Nazareth, la Pasión”, se presenta hoy en el Cocomarola
ellitoral.com.ar

Miércoles 19de Diciembre de 2018CORRIENTES22°Pronóstico Extendidoclima_parcial_noche

Dolar Compra:$37,30

Dolar Venta:$39,10

“Jesús de Nazareth, la Pasión”, se presenta hoy en el Cocomarola

imagen_1
EL DATO
Tres niños correntinos están en el elenco como parte del pueblo judío. Son ellos Ignacio Silveira (10 años), Néstor Benitez (12) y Agustín Estoup (9). Pertenecen al grupo de teatro que funciona en la Parroquia Pompeya.

Esta noche a partir de las 23 se presenta en Corrientes el musical “Jesús de Nazareth, la Pasión”, con guión de Carlos Abregú y música de Ángel Mahler. En el escenario del Anfiteatro “Mario del Tránsito Cocomarola”, cincuenta actores con Juan Rodó en el protagónico de Jesús, contarán la historia desde la cruz del perdón, en un mensaje conmovedor para el Sábado de Gloria en espera de la Pascua del Señor.
La obra recorre el país con Sauro Ceccarelli, asesor pastoral de la comunidad “Banuev” (Buenos Aires por una Nueva Evangelización), quien es además, desde hace cuatro meses, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Pompeya de esta ciudad.
Como anticipo de lo que sucederá hoy, el músico Ángel Mahler dialogó con la prensa es una conferencia ofrecida el jueves por la mañana; el encuentro informal y amplio, anotó referencias de un público increíble que sigue las puestas desde la primera presentación de “Jesús...” en el año 2000.
Cuatro meses de trabajo demandó la conciliación de guión-música y elenco de la obra que “va más allá de la religión y que abre puertas ocultas en el corazón; si uno se deja llevar por lo que dice en el desarrollo, se producirá el cambio”, tal expresó Mahler.
Luego de investigar con el apoyo de dos teólogos, la veracidad máxima de los hechos, surgió este musical “adaptado a lo que la gente puede resistir hoy. No se de donde llega la inspiración, frente a un piano abierto que invita a componer, dejo que la magia fluya. Quiero que mi pasión sea un referente para la gente que viene detrás mio”, señaló el compositor que aseguró “creo más en el trabajo que en la inspiración y conservo, al igual que el equipo que integro, una metodología de vida que en nada se ajusta a la bohemia conque asocian al artista”, agregó y enumeró los ensayos diarios de más de seis horas, sufrir con Racing y en los momentos de descanso escuchar un concierto, como algunas de sus tareas.
Ángel tenía 18 años cuando decidió que cambiaría el apellido paterno Pettit por Mahler, en reconocimiento al compositor austríaco Gustav Mahler. “Me desperté con esa idea que profesionalmente no me benefició ni perjudicó”, recuerda. Desde entonces abrazó una carrera artística que sin interrupciones lo llevó a componer prestigiosos musicales que en puestas escénicas nacionales, se proyectaron al exterior. Por citar, “El jorobado de París”, “Drácula, el musical”, “Hecho de los Apóstoles”, “Kolbe, sólo el amor crea”, entre otros.
Una política cultural amplia que propicie el espacio para las obras que en la Argentina se producen aun con muy bajo presupuesto pero con mucha energía, marcó como necesidad urgente aunque no condicionante para aletargar su pasión. Lo dijo con palabras y lo expresará con su música en vivo, cuando la cruz del perdón marque el inicio de este musical.
El reconocimiento llega ahora con “Jesús de Nazareth, la Pasión” en un día de recogimiento para la comunidad católica que espera la noche de Gloria que antecede a la resurrección de Nuestro Señor.
¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Jesús de Nazareth, la Pasión”, se presenta hoy en el Cocomarola

Angel Mahler, autor de la música original, tocará en vivo para el público correntino.
Angel Mahler, autor de la música original, tocará en vivo para el público correntino.
EL DATO
Tres niños correntinos están en el elenco como parte del pueblo judío. Son ellos Ignacio Silveira (10 años), Néstor Benitez (12) y Agustín Estoup (9). Pertenecen al grupo de teatro que funciona en la Parroquia Pompeya.

Esta noche a partir de las 23 se presenta en Corrientes el musical “Jesús de Nazareth, la Pasión”, con guión de Carlos Abregú y música de Ángel Mahler. En el escenario del Anfiteatro “Mario del Tránsito Cocomarola”, cincuenta actores con Juan Rodó en el protagónico de Jesús, contarán la historia desde la cruz del perdón, en un mensaje conmovedor para el Sábado de Gloria en espera de la Pascua del Señor.
La obra recorre el país con Sauro Ceccarelli, asesor pastoral de la comunidad “Banuev” (Buenos Aires por una Nueva Evangelización), quien es además, desde hace cuatro meses, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Pompeya de esta ciudad.
Como anticipo de lo que sucederá hoy, el músico Ángel Mahler dialogó con la prensa es una conferencia ofrecida el jueves por la mañana; el encuentro informal y amplio, anotó referencias de un público increíble que sigue las puestas desde la primera presentación de “Jesús...” en el año 2000.
Cuatro meses de trabajo demandó la conciliación de guión-música y elenco de la obra que “va más allá de la religión y que abre puertas ocultas en el corazón; si uno se deja llevar por lo que dice en el desarrollo, se producirá el cambio”, tal expresó Mahler.
Luego de investigar con el apoyo de dos teólogos, la veracidad máxima de los hechos, surgió este musical “adaptado a lo que la gente puede resistir hoy. No se de donde llega la inspiración, frente a un piano abierto que invita a componer, dejo que la magia fluya. Quiero que mi pasión sea un referente para la gente que viene detrás mio”, señaló el compositor que aseguró “creo más en el trabajo que en la inspiración y conservo, al igual que el equipo que integro, una metodología de vida que en nada se ajusta a la bohemia conque asocian al artista”, agregó y enumeró los ensayos diarios de más de seis horas, sufrir con Racing y en los momentos de descanso escuchar un concierto, como algunas de sus tareas.
Ángel tenía 18 años cuando decidió que cambiaría el apellido paterno Pettit por Mahler, en reconocimiento al compositor austríaco Gustav Mahler. “Me desperté con esa idea que profesionalmente no me benefició ni perjudicó”, recuerda. Desde entonces abrazó una carrera artística que sin interrupciones lo llevó a componer prestigiosos musicales que en puestas escénicas nacionales, se proyectaron al exterior. Por citar, “El jorobado de París”, “Drácula, el musical”, “Hecho de los Apóstoles”, “Kolbe, sólo el amor crea”, entre otros.
Una política cultural amplia que propicie el espacio para las obras que en la Argentina se producen aun con muy bajo presupuesto pero con mucha energía, marcó como necesidad urgente aunque no condicionante para aletargar su pasión. Lo dijo con palabras y lo expresará con su música en vivo, cuando la cruz del perdón marque el inicio de este musical.
El reconocimiento llega ahora con “Jesús de Nazareth, la Pasión” en un día de recogimiento para la comunidad católica que espera la noche de Gloria que antecede a la resurrección de Nuestro Señor.