Femicidios: casi duplican la cifra del 2016 y organizaciones piden que actúe el Estado
ellitoral.com.ar

Sabado 25 de Mayo de 2019 CORRIENTES11°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $43,80

Dolar Venta: $45,80

Femicidios: casi duplican la cifra del 2016 y organizaciones piden que actúe el Estado

imagen_1

n De acuerdo al Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, en Corrientes en el año 2016 hubo 4 asesinatos machistas (Mumala notificó 6) y teniendo en cuenta el primer dato, en lo que va de este año esa cifra casi se duplica. Ayer se conoció que el día lunes falleció Lorena Zalazar, quien tenía 27 años cuando el 13 de agosto fue agredida por Juan Alberto Guaseti (28). Con este femicidio suman siete en el 2017. 
La primera muerte por violencia machista este año fue la de Graciela Barreto en el Hospital “J. R. Vidal”, la primera semana de febrero, luego de estar casi un mes internada. La mujer falleció tras permanecer en el nosocomio con el 30 por ciento del cuerpo quemado; habría denunciado amenazas provenientes de su ex pareja, Carlos Quintana. El hombre fue imputado del delito de “homicidio calificado mediando violencia de género”.
El segundo crimen machista ocurrió en marzo en Loreto. Una mujer de 67 años fue asesinada a golpes en dicha localidad. Se trató de Antonia Ríos, quien fue hallada sin vida en las inmediaciones al acceso al balneario de esa ciudad. En este caso la Policía logró la detención de dos hombres de 24 y 30 años que fueron identificados con los apellidos Gómez y Fernández, quienes de acuerdo a los datos obtenidos, tendrían vinculación con el femicidio cometido.
En el mes de julio conmovió la muerte de Hilda Beatriz Chué, madre de Marina Navarro, quien sostuvo ante medios de comunicación que en una comisaría de la ciudad no quisieron tomarle la denuncia por violencia de género que había hecho por las amenazas de Juan Alberto Zacarías, hombre que mató a su suegra (de cinco balazos) y luego se suicidó. Días después se encontró el cuerpo de una joven, Eugenia Meza, en avenida Alem y Circunvalación por Ruta Provincial Nº  27. La víctima habría sido encontrada vestida y con un fuerte golpe en la cabeza. 
El 5 de septiembre falleció María Miño de 23 años, que se encontraba internada en el hospital de Mercedes. La mujer fue brutalmente atacada a cuchillazos por un hombre de 52 años, quien era el propietario del inquilinato donde la víctima vivía hace tiempo.
Para referentes de organizaciones de género, la muerte de Abril Fernández, el caso de la adolescente que falleció por sobredosis, también sería considerado femicidio. Ayer se conoció la detención de dos hombres por este hecho y también hubo otra muerte machista; la víctima es Lorena Zalazar, tenía 27 años cuando el 13 de agosto fue agredida por Juan Alberto Guaseti (28). 

Voces 
En este contexto, referentes de género sostienen que es fundamental que el Estado, a través de diferentes organismos, active medidas de prevención y contención ante casos de violencia machista. Además, recuerdan que existe un refugio que todavía no está habilitado.
“Más allá de cualquier cifra, en Corrientes sigue pendiente la atención y prevención en casos de violencia de género. Judicialmente también hay un atraso, ya que las causas no tienen la contención y asesoramiento legal, tiene que haber aceleración de trámites judiciales para poder conseguir ayuda o seguridad para las mujeres víctimas. Corrientes sigue estando atrasada”, aseguró a El Litoral la representante del Movimiento María Contti, Karina Cardozo. 
En este sentido, agregó: “Tenemos un refugio que aún no está habilitado para su uso y desconocemos que haya otro lugar similar en toda la provincia. Muchas veces las organizaciones son las que están más en contacto con los casos y somos referentes. Hay una falta de preocupación del Estado por ayudar a las mujeres”. 
Por su parte, Leticia Gauna, comentó que “en Ni Una Menos se visibilizó la magnitud del problema, como así también canalizó la bronca en acción colectiva y logró ponerlo en la agenda pública”. “Según el informe 2016-2017 de la ONU, está considerado como uno de los logros de la lucha feminista”, dijo y agregó que “otro tema que parece imperante poder visibilizar es analizar la desaparición de jóvenes que nadie busca, excepto los familiares y organizaciones”. 
“No tenemos políticas públicas que se ocupen de este flagelo. No se cumple el protocolo policial, que es algo que hace años venimos reclamando. En la campaña tampoco escuché propuestas sobre la violencia de género. Hay un femicida prófugo, Daniel Borlicher, y nadie lo busca”, dijo a este diario Rita Verón, hermana de una víctima y referente de género.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Femicidios: casi duplican la cifra del 2016 y organizaciones piden que actúe el Estado

Reclamos. Persisten los pedidos de las organizaciones de género. ARCHIVO/CARLOS AYALA
Reclamos. Persisten los pedidos de las organizaciones de género. ARCHIVO/CARLOS AYALA

n De acuerdo al Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, en Corrientes en el año 2016 hubo 4 asesinatos machistas (Mumala notificó 6) y teniendo en cuenta el primer dato, en lo que va de este año esa cifra casi se duplica. Ayer se conoció que el día lunes falleció Lorena Zalazar, quien tenía 27 años cuando el 13 de agosto fue agredida por Juan Alberto Guaseti (28). Con este femicidio suman siete en el 2017. 
La primera muerte por violencia machista este año fue la de Graciela Barreto en el Hospital “J. R. Vidal”, la primera semana de febrero, luego de estar casi un mes internada. La mujer falleció tras permanecer en el nosocomio con el 30 por ciento del cuerpo quemado; habría denunciado amenazas provenientes de su ex pareja, Carlos Quintana. El hombre fue imputado del delito de “homicidio calificado mediando violencia de género”.
El segundo crimen machista ocurrió en marzo en Loreto. Una mujer de 67 años fue asesinada a golpes en dicha localidad. Se trató de Antonia Ríos, quien fue hallada sin vida en las inmediaciones al acceso al balneario de esa ciudad. En este caso la Policía logró la detención de dos hombres de 24 y 30 años que fueron identificados con los apellidos Gómez y Fernández, quienes de acuerdo a los datos obtenidos, tendrían vinculación con el femicidio cometido.
En el mes de julio conmovió la muerte de Hilda Beatriz Chué, madre de Marina Navarro, quien sostuvo ante medios de comunicación que en una comisaría de la ciudad no quisieron tomarle la denuncia por violencia de género que había hecho por las amenazas de Juan Alberto Zacarías, hombre que mató a su suegra (de cinco balazos) y luego se suicidó. Días después se encontró el cuerpo de una joven, Eugenia Meza, en avenida Alem y Circunvalación por Ruta Provincial Nº  27. La víctima habría sido encontrada vestida y con un fuerte golpe en la cabeza. 
El 5 de septiembre falleció María Miño de 23 años, que se encontraba internada en el hospital de Mercedes. La mujer fue brutalmente atacada a cuchillazos por un hombre de 52 años, quien era el propietario del inquilinato donde la víctima vivía hace tiempo.
Para referentes de organizaciones de género, la muerte de Abril Fernández, el caso de la adolescente que falleció por sobredosis, también sería considerado femicidio. Ayer se conoció la detención de dos hombres por este hecho y también hubo otra muerte machista; la víctima es Lorena Zalazar, tenía 27 años cuando el 13 de agosto fue agredida por Juan Alberto Guaseti (28). 

Voces 
En este contexto, referentes de género sostienen que es fundamental que el Estado, a través de diferentes organismos, active medidas de prevención y contención ante casos de violencia machista. Además, recuerdan que existe un refugio que todavía no está habilitado.
“Más allá de cualquier cifra, en Corrientes sigue pendiente la atención y prevención en casos de violencia de género. Judicialmente también hay un atraso, ya que las causas no tienen la contención y asesoramiento legal, tiene que haber aceleración de trámites judiciales para poder conseguir ayuda o seguridad para las mujeres víctimas. Corrientes sigue estando atrasada”, aseguró a El Litoral la representante del Movimiento María Contti, Karina Cardozo. 
En este sentido, agregó: “Tenemos un refugio que aún no está habilitado para su uso y desconocemos que haya otro lugar similar en toda la provincia. Muchas veces las organizaciones son las que están más en contacto con los casos y somos referentes. Hay una falta de preocupación del Estado por ayudar a las mujeres”. 
Por su parte, Leticia Gauna, comentó que “en Ni Una Menos se visibilizó la magnitud del problema, como así también canalizó la bronca en acción colectiva y logró ponerlo en la agenda pública”. “Según el informe 2016-2017 de la ONU, está considerado como uno de los logros de la lucha feminista”, dijo y agregó que “otro tema que parece imperante poder visibilizar es analizar la desaparición de jóvenes que nadie busca, excepto los familiares y organizaciones”. 
“No tenemos políticas públicas que se ocupen de este flagelo. No se cumple el protocolo policial, que es algo que hace años venimos reclamando. En la campaña tampoco escuché propuestas sobre la violencia de género. Hay un femicida prófugo, Daniel Borlicher, y nadie lo busca”, dijo a este diario Rita Verón, hermana de una víctima y referente de género.