Domingo 28de Noviembre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$99,75

Dolar Venta:$105,7

Domingo 28de Noviembre de 2021CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$99,75

Dolar Venta:$105,7

/Ellitoral.com.ar/ Derechos Humanos

Clarisa Sobko: “El momento que más sentí la ausencia de mis padres fue cuando fui mamá”

Por Melisa Vega

(@_melijota)

En un nuevo aniversario del Golpe de Estado de 1976, Clarisa Sobko levanta la bandera de la lucha de sus padres y no los culpa por el camino que eligieron. En diálogo con ellitoral.com.ar cuenta con detalles cómo los secuestraron , los años de ausencia, de búsqueda y de reconstrucción individual. Desde la organización hoy reivindica la lucha en la agrupación H.I.J.O.S  desde donde pelea por  justicia, la búsqueda de la verdad y la Memoria.

Su madre fue la correntina Elida Goyeneche y su padre el misionero Pedro Sobko, ambos estudiaban medicina en la UNNE, militaban en el PRT-ERP y desde 1974 se encontraban en clandestinidad. Con el deseo de transformar la realidad, la pareja también deseaba aportar desde su profesión en la salud pública, un sueño que fue truncado por la Dictadura que se apropió de sus vidas los años siguientes.

¿Cómo desaparecieron tus padres?

“En mayo  de 1977 una patota de la Policía Federal y de Entre Rios en conjunto con el Ejército se llevaron a mi papá. Ese mismo día lo asesinaron cuando quiso escaparse del baúl del auto que lo llevaba, así que después de eso lo enterraron en el cementerio de Paraná donde todavía no hemos podido encontrar sus restos. Al tiempo de lo ocurrido volvimos a Goya, donde mi mamá trabajaría como docente pero 8 meses después,  en enero del 78,  la secuestraron. Después tras el testimonio de un testigo pudimos saber que la asesinaron y que está enterrada en los cuarteles de Goya. Cuando se la llevaron mi hermano tenía 3 años y yo 1 y dos meses, los dos quedamos bajo el cuidado de nuestros abuelos Goyeneche".

¿Cómo reivindicas esa lucha?

"Lo hago plenamente porque quiero un país con menos pobres, con mayor educación, menos dependiente de potencias internacionales, por un país de pie y con otra distribución de la riqueza. También reivindico su lucha armada en el momento que lo concibieron porque entiendo que eran otras las características de nuestro país y si yo hubiese estado en su lugar también lo hubiese optado.

Desde muy chica entendí que la forma de alcanzar las metas eran solamente desde la organización, lo grupal y la solidaridad.  No desconozco lo biológico y la cuestión de herencia porque fui criada por los mismos padres que mi mamá. También sé que del lado paterno hubo un antepasado de lucha. Hoy llevo una vida de militancia en la agrupación HIJOS desde donde intento buscar justicia, verdad y memoria”.

¿Qué es lo que más te dolió de la ausencia?

“El momento que más sentí la ausencia fue cuando fui mamá. Fue impresionante como sentí el no poder compartir con ellos, o más que nada con una mujer, con mi mamá lo que es el parto, la crianza. Fue algo que me costó muchísimo. Cuando era chica y me preguntaban por ellos yo decía que no los extrañaba, pero cuando parí a mis dos hijas sentí demasiado la falta.

¿Cómo vivís cada 24 de marzo?

"Se fueron transformado, resignificando. Al principio era de mucho dolor y desgarro ir a una marcha junto con mi abuelo. Eran días que la pasaba muy mal porque además es la fecha del cumpleaños de mi papá, así que era demasiado dolor, pero es algo que se fue modificando cuando entre a HIJOS y pude darme cuenta que lo más lindo que hay es ver a la gente en la calle reclamando y luchando por sus derechos."

Nota relacionada: A 41 años del Golpe, hijos de militantes reivindican la bandera por la Memoria

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error