“Son nuestras aguas, así que tienen que respetarlo”, manifestaron los prefectos a los isleños argentinos
ellitoral.com.ar

Miércoles 14 de Noviembre de 2018 CORRIENTES19°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $35,10

Dolar Venta: $36,90

“Son nuestras aguas, así que tienen que respetarlo”, manifestaron los prefectos a los isleños argentinos

imagen_1

 Estiman que a una distancia no superior a los 40 metros de la costa, un prefecto de Ayolas (Paraguay) pidió primero a los pescadores que estaban en la costa de Apipé Grande que dejaran de pescar, luego los intimaron a hacerlo, caso contrario les confiscarían sus cañas.
“La actividad que están realizando están prohibidas por nuestras leyes, le rogamos que tengan consideración a ella, que entiendan y dejen de hacerlo. Es un área protegida”, comenzó a decir por megáfono uno de los varios prefectos que estaban en una de las tres embarcaciones.
Luego, tras invocar a la República del Paraguay, insistieron “dejen de hacerlo, estamos solicitando por cancillería, a los organizadores... y también la lista de los pescadores”.
“Tengan presente que la actividad que están haciendo no está permitida por nuestras leyes. No entremos en conflicto”, agregaron. Tras lo cual advirtieron: “Es sencillo para nosotros pasar por los costados y llevar todas las cañas y los riles”. Asimismo, subrayaron “son nuestras aguas, así que tienen que respetar, mas todavía por la naturaleza... el único lugar que estamos protegiendo, no es para pescar”.
Inmediatamente, reiteraron: “Aténganse a las consecuencias”.
“Aparte, el objetivo es la pesca con devolución, no lo están haciendo. Le damos cinco minutos de tiempo, después vamos a pasar y le vamos a sacar todas las cañas”, concluyeron en la alusión por megáfono. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Son nuestras aguas, así que tienen que respetarlo”, manifestaron los prefectos a los isleños argentinos

 Estiman que a una distancia no superior a los 40 metros de la costa, un prefecto de Ayolas (Paraguay) pidió primero a los pescadores que estaban en la costa de Apipé Grande que dejaran de pescar, luego los intimaron a hacerlo, caso contrario les confiscarían sus cañas.
“La actividad que están realizando están prohibidas por nuestras leyes, le rogamos que tengan consideración a ella, que entiendan y dejen de hacerlo. Es un área protegida”, comenzó a decir por megáfono uno de los varios prefectos que estaban en una de las tres embarcaciones.
Luego, tras invocar a la República del Paraguay, insistieron “dejen de hacerlo, estamos solicitando por cancillería, a los organizadores... y también la lista de los pescadores”.
“Tengan presente que la actividad que están haciendo no está permitida por nuestras leyes. No entremos en conflicto”, agregaron. Tras lo cual advirtieron: “Es sencillo para nosotros pasar por los costados y llevar todas las cañas y los riles”. Asimismo, subrayaron “son nuestras aguas, así que tienen que respetar, mas todavía por la naturaleza... el único lugar que estamos protegiendo, no es para pescar”.
Inmediatamente, reiteraron: “Aténganse a las consecuencias”.
“Aparte, el objetivo es la pesca con devolución, no lo están haciendo. Le damos cinco minutos de tiempo, después vamos a pasar y le vamos a sacar todas las cañas”, concluyeron en la alusión por megáfono.