Algunas provincias bloquearon el bono pese al pedido oficial
ellitoral.com.ar

Sabado 17 de Noviembre de 2018 CORRIENTES25°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $35,10

Dolar Venta: $36,90

Algunas provincias bloquearon el bono pese al pedido oficial

Gobiernos y sectores empresariales de Santa Fe, Jujuy, Corrientes y Catamarca anticiparon que no podrán pagar el extra de $5.000 acordado por la Casa Rosada, privados y la CGT. 
 

imagen_1

Mientras que el Gobierno insistió ayer con el pago del bono de fin de año por $5.000 acordado con empresas y la CGT, algunas provincias comenzaron a anticipar su rechazo a ese ítem de la inversión salarial para los estatales. De igual modo lo hicieron sectores privados de algunos distritos.
El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, aseguró que el bono de fin de año acordado por el Gobierno, empresarios y sindicalistas “no se pagará” a los empleados estatales porque en la provincia rige “la cláusula gatillo”.
“En Santa Fe tenemos cláusula gatillo, los trabajadores reciben todos los meses una actualización de acuerdo con el índice de inflación como parte del sueldo”, declaró a la radio LT8 de Rosario.
Agregó que el anuncio del bono, efectuado el pasado martes, al cabo de una reunión entre funcionarios, dirigentes de la CGT y empresarios, fue “bastante irresponsable” porque "no está claro a quien le corresponde” pagarlo.
·Los empresarios ya plantearon sus imposibilidades de abonarlo. En principio, no se aplica al sector público y mucho menos en Santa Fe, donde tenemos cláusula gatillo”, insistió Lifschitz.
Por su parte, autoridades del gobierno jujeño y referentes del sector privado local advirtieron que la provincia no está en condiciones de otorgar un bono de fin de año como ayuda económica destinada a los trabajadores. 
El ministro de Hacienda y Finanzas de Jujuy, Carlos Sadir, señaló que la provincia no adherirá al acuerdo entre el Gobierno y la CGT para que los trabajadores reciban un bono de fin de año de 5.000 pesos.
“La provincia no está en condiciones financieras de pagar ese bono”, sostuvo el funcionario provincial en diálogo con el diario El Tribuno de Jujuy con relación a la ayuda económica de fin de año para los más 86.000 trabajadores que poseen la administración pública local.
En la misma línea, el presidente de la Unión Empresarios de Jujuy (UEJ), Luis Alonso, señaló en una rueda de prensa que si bien esta ayuda económica “generaría un aumento del consumo que motorice el mercado interno, para las pymes jujeñas será difícil poder afrontar el pago del mismo”.
El referente del segundo sector económico de la provincia sostuvo que la imposibilidad del pago responde a la “situación de crisis y a la caída de ventas de los comercios, y la baja productividad que están teniendo las industrias pymes”.
A su vez, representantes de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc) y de la Federación Económica de Corrientes (Fecorr) consideraron que les resultaría “muy difícil” pagar a sus empleados un bono de cinco mil pesos como el que acordó en la ciudad de Buenos Aires la dirigencia de la CGT con funcionarios del Gobierno nacional.
Los referentes del sector hicieron referencia a la “caída en las ventas”, la “carga impositiva” y la “asimetría de las provincias en comparación con la situación de las grandes ciudades”, entre otros factores para cuestionar el bono.
Asimismo, desde el sector empresarial de Catamarca consideraron que las pymes de la provincia “no están en condiciones” de pagar el bono de $5.000 de apoyo económico a los trabajadores que acordó el Gobierno nacional con la CGT.
El presidente de la Unión Industrial de Catamarca (UIC), Raúl Colombo, señaló en diálogo con Télam que “la mayoría de las empresas pymes no están en condiciones de pagar el bono”.
En cambio los gobernadores de Santiago del Estero y de La Rioja comunicaron ayer pagos extra.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Algunas provincias bloquearon el bono pese al pedido oficial

Gobiernos y sectores empresariales de Santa Fe, Jujuy, Corrientes y Catamarca anticiparon que no podrán pagar el extra de $5.000 acordado por la Casa Rosada, privados y la CGT. 
 

Mientras que el Gobierno insistió ayer con el pago del bono de fin de año por $5.000 acordado con empresas y la CGT, algunas provincias comenzaron a anticipar su rechazo a ese ítem de la inversión salarial para los estatales. De igual modo lo hicieron sectores privados de algunos distritos.
El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, aseguró que el bono de fin de año acordado por el Gobierno, empresarios y sindicalistas “no se pagará” a los empleados estatales porque en la provincia rige “la cláusula gatillo”.
“En Santa Fe tenemos cláusula gatillo, los trabajadores reciben todos los meses una actualización de acuerdo con el índice de inflación como parte del sueldo”, declaró a la radio LT8 de Rosario.
Agregó que el anuncio del bono, efectuado el pasado martes, al cabo de una reunión entre funcionarios, dirigentes de la CGT y empresarios, fue “bastante irresponsable” porque "no está claro a quien le corresponde” pagarlo.
·Los empresarios ya plantearon sus imposibilidades de abonarlo. En principio, no se aplica al sector público y mucho menos en Santa Fe, donde tenemos cláusula gatillo”, insistió Lifschitz.
Por su parte, autoridades del gobierno jujeño y referentes del sector privado local advirtieron que la provincia no está en condiciones de otorgar un bono de fin de año como ayuda económica destinada a los trabajadores. 
El ministro de Hacienda y Finanzas de Jujuy, Carlos Sadir, señaló que la provincia no adherirá al acuerdo entre el Gobierno y la CGT para que los trabajadores reciban un bono de fin de año de 5.000 pesos.
“La provincia no está en condiciones financieras de pagar ese bono”, sostuvo el funcionario provincial en diálogo con el diario El Tribuno de Jujuy con relación a la ayuda económica de fin de año para los más 86.000 trabajadores que poseen la administración pública local.
En la misma línea, el presidente de la Unión Empresarios de Jujuy (UEJ), Luis Alonso, señaló en una rueda de prensa que si bien esta ayuda económica “generaría un aumento del consumo que motorice el mercado interno, para las pymes jujeñas será difícil poder afrontar el pago del mismo”.
El referente del segundo sector económico de la provincia sostuvo que la imposibilidad del pago responde a la “situación de crisis y a la caída de ventas de los comercios, y la baja productividad que están teniendo las industrias pymes”.
A su vez, representantes de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc) y de la Federación Económica de Corrientes (Fecorr) consideraron que les resultaría “muy difícil” pagar a sus empleados un bono de cinco mil pesos como el que acordó en la ciudad de Buenos Aires la dirigencia de la CGT con funcionarios del Gobierno nacional.
Los referentes del sector hicieron referencia a la “caída en las ventas”, la “carga impositiva” y la “asimetría de las provincias en comparación con la situación de las grandes ciudades”, entre otros factores para cuestionar el bono.
Asimismo, desde el sector empresarial de Catamarca consideraron que las pymes de la provincia “no están en condiciones” de pagar el bono de $5.000 de apoyo económico a los trabajadores que acordó el Gobierno nacional con la CGT.
El presidente de la Unión Industrial de Catamarca (UIC), Raúl Colombo, señaló en diálogo con Télam que “la mayoría de las empresas pymes no están en condiciones de pagar el bono”.
En cambio los gobernadores de Santiago del Estero y de La Rioja comunicaron ayer pagos extra.