ellitoral.com.ar

Miércoles 14 de Noviembre de 2018 CORRIENTES19°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $35,10

Dolar Venta: $36,90

Utilizó una pistola Glock 21, calibre 45

El ex marine utilizó tan solo una pistola Glock 21, calibre 45, según la policía. La había comprado legalmente. La pistola carga 10 balas pero Long la había equipado con cargadores más grandes. Los primeros disparos se oyeron junto a la puerta. Un testigo describió a la cadena ABC local que le vio ensañarse con la joven que atendía a la entrada. A partir de ese momento, los relatos de los testigos describen el caos. "Le vi entrar (...) y comenzó a disparar", dijo Mitchell Hunter, de 19 años, que describió al tirador como un hombre de piel clara y pelo oscuro. Uno salió al patio de atrás gritando para que se fuera todo el mundo. Al salir, vio al sargento del sheriff Ron Helus poniendo una multa y le dijo lo que estaba pasando. Helus entró en el bar a enfrentarse con el sospechoso y murió a tiros. Llevaba 29 años en el cuerpo y se iba a retirar el próximo mes de marzo. Deja esposa y un hijo.
Otro cliente del bar llamado Matt describió a la cadena ABC local cómo la gente se echó debajo de las mesas de billar. Cuando se acabaron las 12 balas del primer cargador, decenas de personas pudieron escapar en los segundos que el asesino tardó en cambiarlo. Matt lanzó un taburete del bar contra el ventanal de la calle y por ahí salió una treintena de personas, aseguró. Después, una segunda ronda de asesinatos, y de nuevo unos pocos segundos para escapar. Para cuando iba por el tercer cargador, aseguraron los testigos, la policía ya estaba allí y eran las 11.26. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Utilizó una pistola Glock 21, calibre 45

El ex marine utilizó tan solo una pistola Glock 21, calibre 45, según la policía. La había comprado legalmente. La pistola carga 10 balas pero Long la había equipado con cargadores más grandes. Los primeros disparos se oyeron junto a la puerta. Un testigo describió a la cadena ABC local que le vio ensañarse con la joven que atendía a la entrada. A partir de ese momento, los relatos de los testigos describen el caos. "Le vi entrar (...) y comenzó a disparar", dijo Mitchell Hunter, de 19 años, que describió al tirador como un hombre de piel clara y pelo oscuro. Uno salió al patio de atrás gritando para que se fuera todo el mundo. Al salir, vio al sargento del sheriff Ron Helus poniendo una multa y le dijo lo que estaba pasando. Helus entró en el bar a enfrentarse con el sospechoso y murió a tiros. Llevaba 29 años en el cuerpo y se iba a retirar el próximo mes de marzo. Deja esposa y un hijo.
Otro cliente del bar llamado Matt describió a la cadena ABC local cómo la gente se echó debajo de las mesas de billar. Cuando se acabaron las 12 balas del primer cargador, decenas de personas pudieron escapar en los segundos que el asesino tardó en cambiarlo. Matt lanzó un taburete del bar contra el ventanal de la calle y por ahí salió una treintena de personas, aseguró. Después, una segunda ronda de asesinatos, y de nuevo unos pocos segundos para escapar. Para cuando iba por el tercer cargador, aseguraron los testigos, la policía ya estaba allí y eran las 11.26.