Se ocultaba en Empedrado un sujeto que era buscado por abusar de sus dos hijas
ellitoral.com.ar

Martes 18de Junio de 2019CORRIENTES15°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$43,00

Dolar Venta:$45,00

Se ocultaba en Empedrado un sujeto que era buscado por abusar de sus dos hijas

Se hacía pasar ante los vecinos como integrante de una fuerza de seguridad y los pesquisas lo encontraron en una casa ubicada en la costa del río Paraná. Está acusado de abusar sexualmente de sus dos hijas de 5 y 13 años en Moreno, provincia de Buenos Aires. 

imagen_1

En una casa ubicada en la zona rural de Empedrado, cercana a la costa del río Paraná, la Policía Federal ubicó y detuvo a un sujeto que era buscado por la Justicia acusado de abusar sexualmente de sus dos hijas pequeñas, en un aberrante suceso ocurrido en la localidad bonaerense de Moreno.
Este individuo de 35 años se hacía pasar entre los vecinos como integrante de una fuerza de seguridad y en suelo correntino trabajaba como navegante.
La detención se logró mediante un trabajo investigativo que llevaron a cabo los efectivos de la Policía Federal Argentina. 
Dieron en Corrientes con el escondite de este hombre que era buscado por la Justicia de Buenos Aires por abuso sexual. 
En cuanto a los delitos sexuales, denunciados por la madre de las víctimas, fueron cometidos en la localidad bonaerense de Moreno. 

Niñas
Los informes periciales confirmaron los hechos: las menores, de 5 y 13 años, habían sufrido abusos con acceso carnal. Sobre el padre pesaba desde entonces una orden restrictiva de libertad y era intensamente buscado.
En el marco del Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (Cufre), el personal de la división Investigación de Delitos Violentos de la Policía Federal -institución que comanda Néstor Roncaglia- obtuvo información sobre el paradero del prófugo.
Las coordenadas apuntaban a la zona rural de Empedrado, provincia de Corrientes. 
Afirman en tal sentido que el proceso investigativo se llevó a cabo durante un tiempo con gran sigilo. En esas tareas pudieron advertir que el sospechoso se desempeñaba como navegante de embarcaciones, algo habitual en esta parte del país, donde muchas personas se dedican a la pesca.

Seguridad
Entre los vecinos y personas cercanas afirman que el individuo decía que supuestamente trabajaba para las fuerzas de seguridad.
Las tareas encubiertas arrojaron un dato clave sobre el paradero del evadido: un vecino lo ubicó en una finca cercana al río Paraná. Frente a ello, los uniformados montaron una vigilancia discreta en el terreno, de difícil acceso, hasta que observaron a un hombre que salía de una de las viviendas, el cual reunía las características físicas del imputado.
Tras acercarse de forma sigilosa, le dieron la voz de alto y lo identificaron. 
De esa forma confirmaron que, efectivamente, se trataba del abusador de 35 años. Con la cooperación de personal de la comisaría de Empedrado, se lo trasladó a esa seccional y se dio intervención al Juzgado Correccional y de Instrucción de Saladas, Corrientes.
Aguardan ahora que la sede judicial reciba el exhorto del Juzgado de Garantías Nº 1 de Moreno, a cargo de Carina Saucedo, que tramita la causa.
En otro orden de cosas, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó que “ningún delito debe quedar impune. En estos casos, donde los delitos revisten máxima gravedad, es muy importante que trabajemos en materia de inteligencia criminal. 
Este fugitivo representaba un verdadero peligro para la sociedad y hoy está donde tiene que estar: a disposición de la Justicia”, afirmó la funcionaria nacional, quien dictó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Se ocultaba en Empedrado un sujeto que era buscado por abusar de sus dos hijas

Se hacía pasar ante los vecinos como integrante de una fuerza de seguridad y los pesquisas lo encontraron en una casa ubicada en la costa del río Paraná. Está acusado de abusar sexualmente de sus dos hijas de 5 y 13 años en Moreno, provincia de Buenos Aires. 

En una casa ubicada en la zona rural de Empedrado, cercana a la costa del río Paraná, la Policía Federal ubicó y detuvo a un sujeto que era buscado por la Justicia acusado de abusar sexualmente de sus dos hijas pequeñas, en un aberrante suceso ocurrido en la localidad bonaerense de Moreno.
Este individuo de 35 años se hacía pasar entre los vecinos como integrante de una fuerza de seguridad y en suelo correntino trabajaba como navegante.
La detención se logró mediante un trabajo investigativo que llevaron a cabo los efectivos de la Policía Federal Argentina. 
Dieron en Corrientes con el escondite de este hombre que era buscado por la Justicia de Buenos Aires por abuso sexual. 
En cuanto a los delitos sexuales, denunciados por la madre de las víctimas, fueron cometidos en la localidad bonaerense de Moreno. 

Niñas
Los informes periciales confirmaron los hechos: las menores, de 5 y 13 años, habían sufrido abusos con acceso carnal. Sobre el padre pesaba desde entonces una orden restrictiva de libertad y era intensamente buscado.
En el marco del Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (Cufre), el personal de la división Investigación de Delitos Violentos de la Policía Federal -institución que comanda Néstor Roncaglia- obtuvo información sobre el paradero del prófugo.
Las coordenadas apuntaban a la zona rural de Empedrado, provincia de Corrientes. 
Afirman en tal sentido que el proceso investigativo se llevó a cabo durante un tiempo con gran sigilo. En esas tareas pudieron advertir que el sospechoso se desempeñaba como navegante de embarcaciones, algo habitual en esta parte del país, donde muchas personas se dedican a la pesca.

Seguridad
Entre los vecinos y personas cercanas afirman que el individuo decía que supuestamente trabajaba para las fuerzas de seguridad.
Las tareas encubiertas arrojaron un dato clave sobre el paradero del evadido: un vecino lo ubicó en una finca cercana al río Paraná. Frente a ello, los uniformados montaron una vigilancia discreta en el terreno, de difícil acceso, hasta que observaron a un hombre que salía de una de las viviendas, el cual reunía las características físicas del imputado.
Tras acercarse de forma sigilosa, le dieron la voz de alto y lo identificaron. 
De esa forma confirmaron que, efectivamente, se trataba del abusador de 35 años. Con la cooperación de personal de la comisaría de Empedrado, se lo trasladó a esa seccional y se dio intervención al Juzgado Correccional y de Instrucción de Saladas, Corrientes.
Aguardan ahora que la sede judicial reciba el exhorto del Juzgado de Garantías Nº 1 de Moreno, a cargo de Carina Saucedo, que tramita la causa.
En otro orden de cosas, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó que “ningún delito debe quedar impune. En estos casos, donde los delitos revisten máxima gravedad, es muy importante que trabajemos en materia de inteligencia criminal. 
Este fugitivo representaba un verdadero peligro para la sociedad y hoy está donde tiene que estar: a disposición de la Justicia”, afirmó la funcionaria nacional, quien dictó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad.