La mesa de Cambiemos fijó ejes electorales con los radicales
ellitoral.com.ar

Miércoles 19de Diciembre de 2018CORRIENTES23°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$37,30

Dolar Venta:$39,10

La mesa de Cambiemos fijó ejes electorales con los radicales

El gobernador, Gustavo Valdés, participó de la reunión con los referentes de Cambiemos. Se delinearon estrategias 
de cara a las próximas elecciones. Se insistió en la necesidad de fortalecer la alianza gobernante.
 

imagen_1

El PRO y la Unión Cívica Radical (UCR) tuvieron una reunión clave anoche en Buenos Aires, donde definieron formar una mesa de coordinación electoral entre radicales y macristas para encarar el 2019. El primer mandatario de la provincia, Gustavo Valdés, fue parte de la reunión junto con otros gobernadores y legisladores de la UCR.
En la reunión se acordó avanzar “lo más rápido posible” en la concreción de una mesa de coordinación política. Tanto en el Gobierno nacional como en el radicalismo aspiran a realizar reuniones periódicas, atentos al calendario electoral que, debido al adelantamiento de comicios en algunas provincias, comenzará antes de lo previsto.
En la cena política, estuvieron presentes Gustavo Valdés, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo, Mario Negri y Luis Naidenoff, por la UCR. Mientras que por el PRO asistieron Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Humberto Schiavioni y Emilio Monzó.
La mesa de coordinación política estudiará el mapa electoral y deberá dar respuesta a una pregunta que circula por los despachos oficiales hace tiempo: ¿cómo encarará Cambiemos las elecciones en el interior? Por el momento, tanto la UCR como el PRO coincidieron en discutir “provincia por provincia”.
Las candidaturas y el calendario electoral son otros puntos de discusión. En la UCR algunos dirigentes empujan para pulsear en las primarias contra Macri (buscan levantar a Martín Lousteau), otros se inclinan por pujar para acompañarlo en la fórmula. 
“El radicalismo lo tiene que plantear, más allá de que es una decisión personal del Presidente. No va a aceptar que lo acompañe una persona en la que no confía”, planteó uno de los partidarios de la segunda opción.
En cuanto a las provincias, el macrismo intenta evitar internas en los distritos sin primarias obligatorias, como en Córdoba, aunque los aliados apelan a una suerte de reglas de palabra fijadas en Cambiemos: que en teoría en las cinco gobernaciones propias define el mandatario, en el resto si hay una figura instalada no se pierde energías en discusiones y en las demás se resuelve por Paso, internas o encuestas.
Las fechas forman parte de otro debate, tanto el posible adelantamiento en Buenos Aires como los tres distritos en poder de los radicales. “No hay que apurarse para definir eso, este es el peor momento para el Gobierno, pero el año que viene la economía va a estar mejor”, evaluó uno de los referentes. 
“La idea es acordar un criterio nacional como método para resolver las tensiones y después analizar provincia por provincia. En algunos casos no tenemos tanto tiempo”, contrapuso un macrista que dio como ejemplo el cronograma en La Pampa, con cierre de listas el 20 de este mes.
Referentes de ambos espacios a su vez adelantaron que hablarán del temario de extraordinarias en el Congreso, en especial del tratamiento del proyecto de financiamiento político. Algunos radicales, igual que Elisa Carrió, pusieron reparos a avanzar con la aprobación este mes como pretende el Gobierno.
A nivel nacional la Dirección Nacional Electoral confirmó que el 11 de agosto de 2019 serán las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), el 27 de octubre serán las elecciones generales y el 24 de noviembre se realizará una eventual segunda vuelta, en caso de que ningún candidato presidencial consiga suficiente ventaja para alcanzar la Presidencia en el primer test electoral.
En Corrientes con el calendario electoral nacional definido, Valdés debe definir si desdobla las elecciones legislativas provinciales en la que se elegirán 15 diputados y 5 senadores o las realiza en paralelo con Nación.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La mesa de Cambiemos fijó ejes electorales con los radicales

El gobernador, Gustavo Valdés, participó de la reunión con los referentes de Cambiemos. Se delinearon estrategias 
de cara a las próximas elecciones. Se insistió en la necesidad de fortalecer la alianza gobernante.
 

El PRO y la Unión Cívica Radical (UCR) tuvieron una reunión clave anoche en Buenos Aires, donde definieron formar una mesa de coordinación electoral entre radicales y macristas para encarar el 2019. El primer mandatario de la provincia, Gustavo Valdés, fue parte de la reunión junto con otros gobernadores y legisladores de la UCR.
En la reunión se acordó avanzar “lo más rápido posible” en la concreción de una mesa de coordinación política. Tanto en el Gobierno nacional como en el radicalismo aspiran a realizar reuniones periódicas, atentos al calendario electoral que, debido al adelantamiento de comicios en algunas provincias, comenzará antes de lo previsto.
En la cena política, estuvieron presentes Gustavo Valdés, Gerardo Morales, Alfredo Cornejo, Mario Negri y Luis Naidenoff, por la UCR. Mientras que por el PRO asistieron Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Humberto Schiavioni y Emilio Monzó.
La mesa de coordinación política estudiará el mapa electoral y deberá dar respuesta a una pregunta que circula por los despachos oficiales hace tiempo: ¿cómo encarará Cambiemos las elecciones en el interior? Por el momento, tanto la UCR como el PRO coincidieron en discutir “provincia por provincia”.
Las candidaturas y el calendario electoral son otros puntos de discusión. En la UCR algunos dirigentes empujan para pulsear en las primarias contra Macri (buscan levantar a Martín Lousteau), otros se inclinan por pujar para acompañarlo en la fórmula. 
“El radicalismo lo tiene que plantear, más allá de que es una decisión personal del Presidente. No va a aceptar que lo acompañe una persona en la que no confía”, planteó uno de los partidarios de la segunda opción.
En cuanto a las provincias, el macrismo intenta evitar internas en los distritos sin primarias obligatorias, como en Córdoba, aunque los aliados apelan a una suerte de reglas de palabra fijadas en Cambiemos: que en teoría en las cinco gobernaciones propias define el mandatario, en el resto si hay una figura instalada no se pierde energías en discusiones y en las demás se resuelve por Paso, internas o encuestas.
Las fechas forman parte de otro debate, tanto el posible adelantamiento en Buenos Aires como los tres distritos en poder de los radicales. “No hay que apurarse para definir eso, este es el peor momento para el Gobierno, pero el año que viene la economía va a estar mejor”, evaluó uno de los referentes. 
“La idea es acordar un criterio nacional como método para resolver las tensiones y después analizar provincia por provincia. En algunos casos no tenemos tanto tiempo”, contrapuso un macrista que dio como ejemplo el cronograma en La Pampa, con cierre de listas el 20 de este mes.
Referentes de ambos espacios a su vez adelantaron que hablarán del temario de extraordinarias en el Congreso, en especial del tratamiento del proyecto de financiamiento político. Algunos radicales, igual que Elisa Carrió, pusieron reparos a avanzar con la aprobación este mes como pretende el Gobierno.
A nivel nacional la Dirección Nacional Electoral confirmó que el 11 de agosto de 2019 serán las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso), el 27 de octubre serán las elecciones generales y el 24 de noviembre se realizará una eventual segunda vuelta, en caso de que ningún candidato presidencial consiga suficiente ventaja para alcanzar la Presidencia en el primer test electoral.
En Corrientes con el calendario electoral nacional definido, Valdés debe definir si desdobla las elecciones legislativas provinciales en la que se elegirán 15 diputados y 5 senadores o las realiza en paralelo con Nación.