Presupuesto 2019: tras la rápida aprobación en Diputados, el PJ apuesta a sus senadores
ellitoral.com.ar

Miércoles 19de Diciembre de 2018CORRIENTES25°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$37,30

Dolar Venta:$39,10

Presupuesto 2019: tras la rápida aprobación en Diputados, el PJ apuesta a sus senadores

La iniciativa, que contempla un aval para empréstitos por 7 mil millones, fue tratada sobre tablas. El oficialismo hizo gala de su hegemonía y aprobó todo el paquete de leyes. La oposición debió conformarse con extensos argumentos en contra del expediente. La cuestión será distinta en la Cámara alta, donde el oficialismo necesitará del voto peronista.
 

imagen_0
Ana Pereyra Diputada PL “Al haber desaparecido el Fondo Sojero, que era destinado exclusivamente a obras, ¿cuál es el programa que se tiene para tratar de paliar esta situación en todas las localidades del interior? Y la respuesta del ministro (Rivas Piasentini) fue ‘y bueno, por eso esta ley de presupuesto prevé este pedido de autorización de endeudamiento’”.
Martín Barrionuevo Diputado PJ “Para que quede claro, este presupuesto prevé un déficit financiero de 6.600 millones de pesos, que se busca financiar con endeudamiento. Los intereses sacan recursos que podían ser destinados a los trabajadores, o ser destinados a los municipios. Por eso es que vemos con preocupación la cuestión del déficit atado al endeudamiento”.
Jorge Molina Diputado UCR “Este presupuesto se proyectó de acuerdo a cambios estructurales que se vienen realizando a nivel país sobre tres ejes centrales: de forma fiscal, recuperación económica y competitividad, y calidad institucional. El Gobierno está obligado a tener limitaciones contempladas en las pautas macrofiscales que envía la Nación”.

El Gobierno provincial logró ayer la media sanción del proyecto de Presupuesto 2019, que incluye un aval de créditos por 7 mil millones de pesos. 
El oficialismo hizo gala de su hegemonía ayer y trató la iniciativa sobre tablas, logrando la aprobación en la primera sesión extraordinaria con 21 votos a favor de la iniciativa.
La oposición debió contentarse con extensos argumentos en contra de algunos puntos. La cuestión será distinta en el Senado, donde el peronismo se hace fuerte.
El proyecto fue aprobado sin modificaciones por 21 votos: 17 propios del oficialismo, además de dos del Partido Nuevo: Oscar García y Roberto Ramírez Magno; además del apoyo de Ana Pereyra (PL) y el radical que responde a Nito Artaza, Diego Pellegrini.
Los peronistas insistieron en sus reclamos: más fondos para los municipios; tarifa social, aumento para los estatales y una rotunda negativa a cualquier crédito.
Los justicialistas apuestan a mostrarse como un bloque unido de cara a 2019, por lo que esperan que los seis senadores del partido voten en contra del endeudamiento.    
En la sesión, que comenzó a las 10.40 y finalizó a las 14, el proyecto “en general” obtuvo la unanimidad de los presentes (sólo se ausentó el diputado Alberto Yardín, del PJ). 
Fueron 21 los votos afirmativos para los artículos referidos a bonos de consolidación y toma de empréstito (artículos 7 y 19), y sólo 8 en contra (bloque del PJ). 
El diputado Jorge Molina abrió el debate y resaltó que la proyección presupuestaria del Ejecutivo es una herramienta “dinámica y flexible”.
“Este presupuesto se proyectó de acuerdo a cambios estructurales que se vienen realizando a nivel país sobre tres ejes centrales: de forma fiscal, recuperación económica y competitividad, y calidad institucional”, agregó.
De la reunión que mantuvieron con el ministro de Hacienda dijo que “el Gobierno, en esta oportunidad, está obligado a tener limitaciones contempladas en las pautas macrofiscales que envía el Gobierno nacional a todas las provincias, en relación al Régimen de Responsabilidad Fiscal al cual nuestra Provincia está adherida”. 
También se refirió a la eliminación del Fondo Sojero por parte de Nación: “Desde el Gobierno de la provincia se encargaron, en parte por lo menos, de la posibilidad de que los municipios sigan llevando obras de infraestructura que cambien la realidad de cada uno de los municipios. Y, por supuesto, de seguir siendo para el Gobierno provincial una cuestión de prioridad el tema de la obra pública en todo el ámbito de la provincia”. 
En relación a la toma de créditos recordó: “En el presente año, la Legislatura había autorizado el uso de 5 mil millones de pesos para empréstitos al Gobierno de la Provincia; de los cuales únicamente se han tomado 300 millones de pesos, que fueron destinados, tal cual lo dice la normativa, a obras de infraestructura”, citando como ejemplos “el Gasoducto Curuzú/Mercedes; obras energéticas de distintas magnitudes en todo el ámbito de la provincia; construcción de escuelas, jardines de infantes, entre otras”. 
“En lo que respecta a la solicitud de empréstito por 7 mil millones de pesos, ya existen para el próximo año algunos proyectos elaborados que tienen que ver con la salud, como por ejemplo la construcción de un hospital neonatal en Capital, desagües pluviales para la ciudad de Corrientes, obras energéticas también para la Capital, y la construcción de estaciones transformadoras, líneas de alta tensión entre Saladas y Santa Rosa, trabajos de agua y cloaca en distintas localidades de la provincia, entre otras obras”, dijo. 
Por la oposición, el diputado Martín Barrionuevo señaló la intención de hacer “observaciones” a la iniciativa que era necesaria tratarla, “porque no hacerlo sería seguir con un presupuesto prorrogado que no refleja la realidad de Argentina ni de Corrientes”, había justificado el acuerdo unánime en el tratamiento sobre tablas. 
Habló luego -al igual que sus pares César Acevedo, José Mórtola, Félix Pacayut y Ernesto Meixner- de la decisión partidaria de no apoyar la toma de empréstitos, considerando que se estaría “mal endeu

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Presupuesto 2019: tras la rápida aprobación en Diputados, el PJ apuesta a sus senadores

La iniciativa, que contempla un aval para empréstitos por 7 mil millones, fue tratada sobre tablas. El oficialismo hizo gala de su hegemonía y aprobó todo el paquete de leyes. La oposición debió conformarse con extensos argumentos en contra del expediente. La cuestión será distinta en la Cámara alta, donde el oficialismo necesitará del voto peronista.
 

El Gobierno provincial logró ayer la media sanción del proyecto de Presupuesto 2019, que incluye un aval de créditos por 7 mil millones de pesos. 
El oficialismo hizo gala de su hegemonía ayer y trató la iniciativa sobre tablas, logrando la aprobación en la primera sesión extraordinaria con 21 votos a favor de la iniciativa.
La oposición debió contentarse con extensos argumentos en contra de algunos puntos. La cuestión será distinta en el Senado, donde el peronismo se hace fuerte.
El proyecto fue aprobado sin modificaciones por 21 votos: 17 propios del oficialismo, además de dos del Partido Nuevo: Oscar García y Roberto Ramírez Magno; además del apoyo de Ana Pereyra (PL) y el radical que responde a Nito Artaza, Diego Pellegrini.
Los peronistas insistieron en sus reclamos: más fondos para los municipios; tarifa social, aumento para los estatales y una rotunda negativa a cualquier crédito.
Los justicialistas apuestan a mostrarse como un bloque unido de cara a 2019, por lo que esperan que los seis senadores del partido voten en contra del endeudamiento.    
En la sesión, que comenzó a las 10.40 y finalizó a las 14, el proyecto “en general” obtuvo la unanimidad de los presentes (sólo se ausentó el diputado Alberto Yardín, del PJ). 
Fueron 21 los votos afirmativos para los artículos referidos a bonos de consolidación y toma de empréstito (artículos 7 y 19), y sólo 8 en contra (bloque del PJ). 
El diputado Jorge Molina abrió el debate y resaltó que la proyección presupuestaria del Ejecutivo es una herramienta “dinámica y flexible”.
“Este presupuesto se proyectó de acuerdo a cambios estructurales que se vienen realizando a nivel país sobre tres ejes centrales: de forma fiscal, recuperación económica y competitividad, y calidad institucional”, agregó.
De la reunión que mantuvieron con el ministro de Hacienda dijo que “el Gobierno, en esta oportunidad, está obligado a tener limitaciones contempladas en las pautas macrofiscales que envía el Gobierno nacional a todas las provincias, en relación al Régimen de Responsabilidad Fiscal al cual nuestra Provincia está adherida”. 
También se refirió a la eliminación del Fondo Sojero por parte de Nación: “Desde el Gobierno de la provincia se encargaron, en parte por lo menos, de la posibilidad de que los municipios sigan llevando obras de infraestructura que cambien la realidad de cada uno de los municipios. Y, por supuesto, de seguir siendo para el Gobierno provincial una cuestión de prioridad el tema de la obra pública en todo el ámbito de la provincia”. 
En relación a la toma de créditos recordó: “En el presente año, la Legislatura había autorizado el uso de 5 mil millones de pesos para empréstitos al Gobierno de la Provincia; de los cuales únicamente se han tomado 300 millones de pesos, que fueron destinados, tal cual lo dice la normativa, a obras de infraestructura”, citando como ejemplos “el Gasoducto Curuzú/Mercedes; obras energéticas de distintas magnitudes en todo el ámbito de la provincia; construcción de escuelas, jardines de infantes, entre otras”. 
“En lo que respecta a la solicitud de empréstito por 7 mil millones de pesos, ya existen para el próximo año algunos proyectos elaborados que tienen que ver con la salud, como por ejemplo la construcción de un hospital neonatal en Capital, desagües pluviales para la ciudad de Corrientes, obras energéticas también para la Capital, y la construcción de estaciones transformadoras, líneas de alta tensión entre Saladas y Santa Rosa, trabajos de agua y cloaca en distintas localidades de la provincia, entre otras obras”, dijo. 
Por la oposición, el diputado Martín Barrionuevo señaló la intención de hacer “observaciones” a la iniciativa que era necesaria tratarla, “porque no hacerlo sería seguir con un presupuesto prorrogado que no refleja la realidad de Argentina ni de Corrientes”, había justificado el acuerdo unánime en el tratamiento sobre tablas. 
Habló luego -al igual que sus pares César Acevedo, José Mórtola, Félix Pacayut y Ernesto Meixner- de la decisión partidaria de no apoyar la toma de empréstitos, considerando que se estaría “mal endeu