Boostribe, una iniciativa que busca reducir la “brecha de las oportunidades”
ellitoral.com.ar

Miércoles 17 de Octubre de 2018 CORRIENTES25°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $35,30

Dolar Venta: $37,10

Boostribe, una iniciativa que busca reducir la “brecha de las oportunidades”

Ideada por un correntino y una chaqueña, se trata de una experiencia para inspirar a emprendedores de todo el país y darles más chances de crecer. A través de un intenso recorrido por empresas, jóvenes aprenden de los éxitos y los fracasos de proyectos ya consolidados.

El último equipo que participó de Boostribe.
imagen_1
imagen_2
imagen_3

Boostribe es una iniciativa asentada en la ciudad de Buenos Aires dedicada a acercar a jóvenes emprendedores de todo el país la oportunidad de recorrer destacadas empresas y start ups. Allí se nutren de las experiencias y anécdotas de otras personas que desde una pequeña idea pudieron consolidar y hacer crecer distintos proyectos.

De su última edición participaron varios emprendedores y emprendoras de Corrientes, que desde ahora volcarán sus aprendizajes al mercado local. Pero la vinculación con la zona no queda ahí, ya que los creadores del proyecto son un correntino y una chaqueña.

Francisco Pérez tiene 25 años, es correntino y desde hace algunos años está viviendo en Buenos Aires. Junto con Sofía Giusiano, de 21 oriunda de Resistencia, comenzaron a moldear Boostribe. Hoy es ya una propuesta reconocida y que sigue creciendo.

En diálogo con ellitoral.com.ar, Francisco Pérez comentó que la idea de acercar experiencias a emprendedores que se están iniciando la tuvo a poco de llegar a Buenos Aires. “Una vez instalado noté que si en Corrientes tenía 20 oportunidades, acá tenía 300, lo nuestro es un intento por achicar esa brecha a través de la difusión de conocimientos”, explicó porque “confiamos en que conocer más personas va a permitirles encontrar y crear más oportunidades para sí mismos y quienes nos rodean”.

Lo que hace la iniciativa es ofrecerles a los emprendedores una semana intensa en la que recorren entre 15 y 20 empresas o start ups. “Allí los jóvenes pueden conocer a los fundadores, inversores, managers y protagonistas para que aprendan de distintas experiencias de quienes “ya llegaron””, explicó Pérez.

“Cuando comenzamos quizás apuntábamos más al glamour de los grandes personajes, gente con la que no podíamos creer que estaban hablándonos, pero en los últimos viajes empezamos a privilegiar lo que va a ser de mayor utilidad, personas que nos digan cómo arrancar, cómo manejar las expectativas, experiencias buenas y malas, todo lo que de verdad les va a servir a los participantes”, dijo el joven. 

Pérez dijo además que Boostribe tiene dos partes y que están en su nombre: “Boost” significa acelerar en inglés, mientras que “Tribe” es tribu. “La experiencia no termina cuando vuelven a sus casas, sino que hacemos un seguimiento y tratamos de conformar una comunidad, una familia”, manifestó.

Los perfiles de los participantes de Boostribe son muy variados, hasta ahora han participado personas de entre 18 y 38 años, de diferentes provincias del país y de rubros muy distintos. “Lo que tienen en común que son personas que sienten que su contexto no les ayuda a crecer como ellos creen que podrían, acá les ofrecemos conocer más experiencias para que puedan desarrollarse de una mejor manera”, concluyó Pérez.

Los próximos viajes de Boostribe serán en agosto y octubre. Para más información pueden ingresar al sitio web.

Despertar personal
Carla Nebreda tiene 26 años y es diseñadora gráfica con especializaciones en Branding. Trabaja en el ámbito local de manera free lance y también tiene una consultora. Ella fue una de las participantes correntinas del último viaje de Boostribe.

“Fue una semana entera muy intensa donde tuvimos muy buenas experiencias”, comentó Nebreda. “Me llegó en el momento justo, fue un despertar personal, reconfirmar que esto es lo que quiero hacer, insertarme en el mundo emprendedor” agregó.

“El mejor aprendizaje es que quienes nos hablaron siempre tuvieron problemas para comenzar”, aseguró la diseñadora. “Es importante resignificar el fracaso, no es algo malo, así se aprende más. El emprendedurismo no es un camino fácil”, argumentó. 

Nebreda elogió este tipo de iniciativas: “Es espectacular, todos comparten lo que vivieron y lo trasladan a nosotros que somos de otras provincias, con otras vidas y otras experiencias. Había que replicar la idea en todos lados porque uno aprende muchísimas cosas muy útiles y también nos mejora como personas. Ojalá haya muchos más Boostribe dando vueltas”, reclamó. 

“Hay que animarse a emprender, a no ser cómodos ni quedarse en la zona de confort. Está bueno que nos arriesguemos”, concluyó.

Fuerza de voluntad
Otro participante fue Jorge Prieto Piragine, un abogado de 28 años que trabaja en el Ministerio de Seguridad y tiene emprendimientos gastronómicos en la ciudad.

“Para mí la experiencia Boostribe fue una apertura de cabeza muy grande, más allá de lo que uno pueda aprender, traer y aplicar en los emprendimientos propios, nos demostraron con claridad que cuando uno tiene una idea y mucha fuerza de voluntad se pueden lograr grandes cosas” dijo Prieto Piragine.

Para el abogado fue fundamental aprender más sobre el valor de las relaciones humanas: “Darte cuenta que no estás solo, varias personas están en la misma o pasaron por lo mismo y están dispuestas a ayudarte es muy bueno”, aseguró. “Es importante confiar en alguien que esté en la misma que vos y que confíen en vos. Así crecemos todo. No hace falta saber todo”, agregó.

“Esto es algo que te cambia la cabeza totalmente, te demuestra que uno puede hacer lo que quiere, todas las empresas comenzaron desde la nada y eso es algo que te motiva mucho” dijo Prieto Piragine sobre Boostribe. “Es genial que se pueda motivar iniciativas como esta para que haya más emprendedores”, terminó.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Boostribe, una iniciativa que busca reducir la “brecha de las oportunidades”

Ideada por un correntino y una chaqueña, se trata de una experiencia para inspirar a emprendedores de todo el país y darles más chances de crecer. A través de un intenso recorrido por empresas, jóvenes aprenden de los éxitos y los fracasos de proyectos ya consolidados.

Boostribe es una iniciativa asentada en la ciudad de Buenos Aires dedicada a acercar a jóvenes emprendedores de todo el país la oportunidad de recorrer destacadas empresas y start ups. Allí se nutren de las experiencias y anécdotas de otras personas que desde una pequeña idea pudieron consolidar y hacer crecer distintos proyectos.

De su última edición participaron varios emprendedores y emprendoras de Corrientes, que desde ahora volcarán sus aprendizajes al mercado local. Pero la vinculación con la zona no queda ahí, ya que los creadores del proyecto son un correntino y una chaqueña.

Francisco Pérez tiene 25 años, es correntino y desde hace algunos años está viviendo en Buenos Aires. Junto con Sofía Giusiano, de 21 oriunda de Resistencia, comenzaron a moldear Boostribe. Hoy es ya una propuesta reconocida y que sigue creciendo.

En diálogo con ellitoral.com.ar, Francisco Pérez comentó que la idea de acercar experiencias a emprendedores que se están iniciando la tuvo a poco de llegar a Buenos Aires. “Una vez instalado noté que si en Corrientes tenía 20 oportunidades, acá tenía 300, lo nuestro es un intento por achicar esa brecha a través de la difusión de conocimientos”, explicó porque “confiamos en que conocer más personas va a permitirles encontrar y crear más oportunidades para sí mismos y quienes nos rodean”.

Lo que hace la iniciativa es ofrecerles a los emprendedores una semana intensa en la que recorren entre 15 y 20 empresas o start ups. “Allí los jóvenes pueden conocer a los fundadores, inversores, managers y protagonistas para que aprendan de distintas experiencias de quienes “ya llegaron””, explicó Pérez.

“Cuando comenzamos quizás apuntábamos más al glamour de los grandes personajes, gente con la que no podíamos creer que estaban hablándonos, pero en los últimos viajes empezamos a privilegiar lo que va a ser de mayor utilidad, personas que nos digan cómo arrancar, cómo manejar las expectativas, experiencias buenas y malas, todo lo que de verdad les va a servir a los participantes”, dijo el joven. 

Pérez dijo además que Boostribe tiene dos partes y que están en su nombre: “Boost” significa acelerar en inglés, mientras que “Tribe” es tribu. “La experiencia no termina cuando vuelven a sus casas, sino que hacemos un seguimiento y tratamos de conformar una comunidad, una familia”, manifestó.

Los perfiles de los participantes de Boostribe son muy variados, hasta ahora han participado personas de entre 18 y 38 años, de diferentes provincias del país y de rubros muy distintos. “Lo que tienen en común que son personas que sienten que su contexto no les ayuda a crecer como ellos creen que podrían, acá les ofrecemos conocer más experiencias para que puedan desarrollarse de una mejor manera”, concluyó Pérez.

Los próximos viajes de Boostribe serán en agosto y octubre. Para más información pueden ingresar al sitio web.

Despertar personal
Carla Nebreda tiene 26 años y es diseñadora gráfica con especializaciones en Branding. Trabaja en el ámbito local de manera free lance y también tiene una consultora. Ella fue una de las participantes correntinas del último viaje de Boostribe.

“Fue una semana entera muy intensa donde tuvimos muy buenas experiencias”, comentó Nebreda. “Me llegó en el momento justo, fue un despertar personal, reconfirmar que esto es lo que quiero hacer, insertarme en el mundo emprendedor” agregó.

“El mejor aprendizaje es que quienes nos hablaron siempre tuvieron problemas para comenzar”, aseguró la diseñadora. “Es importante resignificar el fracaso, no es algo malo, así se aprende más. El emprendedurismo no es un camino fácil”, argumentó. 

Nebreda elogió este tipo de iniciativas: “Es espectacular, todos comparten lo que vivieron y lo trasladan a nosotros que somos de otras provincias, con otras vidas y otras experiencias. Había que replicar la idea en todos lados porque uno aprende muchísimas cosas muy útiles y también nos mejora como personas. Ojalá haya muchos más Boostribe dando vueltas”, reclamó. 

“Hay que animarse a emprender, a no ser cómodos ni quedarse en la zona de confort. Está bueno que nos arriesguemos”, concluyó.

Fuerza de voluntad
Otro participante fue Jorge Prieto Piragine, un abogado de 28 años que trabaja en el Ministerio de Seguridad y tiene emprendimientos gastronómicos en la ciudad.

“Para mí la experiencia Boostribe fue una apertura de cabeza muy grande, más allá de lo que uno pueda aprender, traer y aplicar en los emprendimientos propios, nos demostraron con claridad que cuando uno tiene una idea y mucha fuerza de voluntad se pueden lograr grandes cosas” dijo Prieto Piragine.

Para el abogado fue fundamental aprender más sobre el valor de las relaciones humanas: “Darte cuenta que no estás solo, varias personas están en la misma o pasaron por lo mismo y están dispuestas a ayudarte es muy bueno”, aseguró. “Es importante confiar en alguien que esté en la misma que vos y que confíen en vos. Así crecemos todo. No hace falta saber todo”, agregó.

“Esto es algo que te cambia la cabeza totalmente, te demuestra que uno puede hacer lo que quiere, todas las empresas comenzaron desde la nada y eso es algo que te motiva mucho” dijo Prieto Piragine sobre Boostribe. “Es genial que se pueda motivar iniciativas como esta para que haya más emprendedores”, terminó.