Criminalistas de la Unne realizaron estudios en el cementerio de Goya
ellitoral.com.ar

Criminalistas de la Unne realizaron estudios en el cementerio de Goya

imagen_1

 Informaron ayer que un equipo de docentes, graduados y estudiantes avanzados de la carrera de Criminalística de la Universidad Nacional del Nordeste arribó a Goya el pasado 3 para realizar exploraciones en el cementerio en el marco de una investigación judicial encarada por la Secretaría Nº 7 de Derechos Humanos del Juzgado Federal Nº 1 de Corrientes. De esta forma, indicaron, dieron continuidad a las investigaciones iniciadas en 2017 por el citado grupo de criminalistas universitarios.
Luego, explicaron que exploraron los dos lugares de interés antes identificados. En ambos sitios encontraron restos óseos humanos que procedieron a analizar y cotejar con los datos que obraban en la causa judicial. “Sin embargo, los resultados de la búsqueda fueron negativos en cuanto a intereses judiciales vinculados a la investigación de personas desaparecidas, por lo que no se recolectaron restos óseos para posterior análisis en laboratorio ya que descartamos este paso en campo con la actividad pericial realizada. Esto último determinó, además, que no se realicen los cotejos con el banco de datos genéticos de familiares de desaparecidos”, informó el docente criminalista.
Tras lo cual aclaró que “hasta tanto no surjan nuevos datos de interés en la causa, se descartaron estos lugares recientemente analizados”.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Criminalistas de la Unne realizaron estudios en el cementerio de Goya

 Informaron ayer que un equipo de docentes, graduados y estudiantes avanzados de la carrera de Criminalística de la Universidad Nacional del Nordeste arribó a Goya el pasado 3 para realizar exploraciones en el cementerio en el marco de una investigación judicial encarada por la Secretaría Nº 7 de Derechos Humanos del Juzgado Federal Nº 1 de Corrientes. De esta forma, indicaron, dieron continuidad a las investigaciones iniciadas en 2017 por el citado grupo de criminalistas universitarios.
Luego, explicaron que exploraron los dos lugares de interés antes identificados. En ambos sitios encontraron restos óseos humanos que procedieron a analizar y cotejar con los datos que obraban en la causa judicial. “Sin embargo, los resultados de la búsqueda fueron negativos en cuanto a intereses judiciales vinculados a la investigación de personas desaparecidas, por lo que no se recolectaron restos óseos para posterior análisis en laboratorio ya que descartamos este paso en campo con la actividad pericial realizada. Esto último determinó, además, que no se realicen los cotejos con el banco de datos genéticos de familiares de desaparecidos”, informó el docente criminalista.
Tras lo cual aclaró que “hasta tanto no surjan nuevos datos de interés en la causa, se descartaron estos lugares recientemente analizados”.