Feministas se unieron para apoyar el proyecto de la interrupción voluntaria del embarazo
ellitoral.com.ar

Feministas se unieron para apoyar el proyecto de la interrupción voluntaria del embarazo

Grupos a favor de la despenalización siguieron la transmisión del debate a través de una pantalla en plaza Vera.
 

imagen_1

Comenzó ayer a las 11.24 un histórico debate en Diputados por el proyecto para legalizar el aborto en Argentina, y se esperaba que la votación se realizara a la madrugada. En este contexto, en Corrientes, en la noche del martes se inició una jornada de oración en algunas parroquias en contra de la iniciativa y en la tarde de ayer hubo “pañuelazo verde” en la plaza Vera a favor de la misma. Las mujeres que siguieron la votación en vivo en la peatonal Junín, hablaron con El Litoral y expresaron que si rechazan el proyecto habrá un retroceso histórico en el país y que “no es estar a favor o en contra del aborto, es una cuestión de salud pública”.
En una pantalla instalada en la plaza Vera se transmitió en vivo la votación que después de las 20 siguió en la Asociación de Periodistas de Corrientes (APC). En este espacio hubo una sola bandera, las organizaciones de género fueron sólo con el pañuelo verde que acompañó la campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito. También se destacó la cantidad de jóvenes que se hicieron presentes desde diferentes facultades y hasta estudiantes del Nivel Secundario.
“Hoy tenemos una sola bandera, hay una gran unidad en esto. Venimos a expresar nuestro apoyo al proyecto  que tuvo dictamen favorable. Esta ley incluye la realidad de muchas mujeres y esto trasciende cualquier credo y condición social. Para las mujeres en Argentina es un gran paso, es un problema de salud pública que se termina resolviendo en la clandestinidad”, comentó a este medio gráfico Karina Cardozo, del Movimiento María Contti. 
Por su parte, Valentina, estudiante de abogacía, sostuvo: “Venimos porque pensamos que tenemos derechos como mujeres y es un momento de revolución social. En Corrientes muchas chicas se sumaron a esta lucha, hoy hay muchas con el uniforme de sus colegios. Hace falta renovación y cambio. Estamos listas para mostrar la unidad de las mujeres que estamos juntas en esto. Pienso que si el voto es positivo vamos a mostrar que estamos a la altura de otros países, y si rechazan será un gran fracaso como país”. 
Otra estudiante universitaria que estaba en otro grupo autoconvocado en la plaza Vera, coincidió en que se está tratando un proyecto que refiere a la salud pública. “El psicólogo es un agente de cambio social y debemos pelear el derecho humano de todos, no es una cuestión de estar a favor o en contra del aborto, es un tema de la salud pública”, dijo Lorena y su compañera Pilar continuó: “La consecuencia es traumática para quien lo tome como tal, desde el psicoanálisis hablamos del deseo materno, que este reside en lo particular y no en lo moral, es algo que depende de la persona”. 
Una alumna de un colegio secundario contó que “las mujeres tenemos derecho a decidir sobre nuestro cuerpo”. “No es algo lindo la presión social y tener que llevar una panza, si no tenés los recursos, va a ser complicado; hay que tener educación sexual en los colegios y anticonceptivos gratuitos”, indicó Rebeca.
“Estamos apoyando el proyecto porque nos parece que es una ley que va a ayudarnos como sociedad. Tenemos que adaptarnos a la revolución que lograron las compañeras. La ley es para que mujeres no mueran clandestinamente en condiciones deplorables, y las más perjudicadas son las más humildes. Si no se aprueba, como sociedad vamos a perder, si se aprueba vamos a ganar y podemos salvar muchas vidas”, dijo Ivana Final, de Mumalá. A la vez, Silvana Lagraña, de Libres del Sur, habló de la diputada Victoria Donda y su votación: “Hay que centrar el debate en reconocer que en el país se producen 500 mil muertes por aborto”. “Las jóvenes hoy presentes son las semillas que van a promover el feminismo. Es un debate que tiene que ver con la salud pública”, remarcó Lagraña.                   

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Feministas se unieron para apoyar el proyecto de la interrupción voluntaria del embarazo

Grupos a favor de la despenalización siguieron la transmisión del debate a través de una pantalla en plaza Vera.
 

<p>Manifestación. La transmisión del debate se pudo ver en plaza Vera y luego siguió en la APC.</p>

Manifestación. La transmisión del debate se pudo ver en plaza Vera y luego siguió en la APC.

Comenzó ayer a las 11.24 un histórico debate en Diputados por el proyecto para legalizar el aborto en Argentina, y se esperaba que la votación se realizara a la madrugada. En este contexto, en Corrientes, en la noche del martes se inició una jornada de oración en algunas parroquias en contra de la iniciativa y en la tarde de ayer hubo “pañuelazo verde” en la plaza Vera a favor de la misma. Las mujeres que siguieron la votación en vivo en la peatonal Junín, hablaron con El Litoral y expresaron que si rechazan el proyecto habrá un retroceso histórico en el país y que “no es estar a favor o en contra del aborto, es una cuestión de salud pública”.
En una pantalla instalada en la plaza Vera se transmitió en vivo la votación que después de las 20 siguió en la Asociación de Periodistas de Corrientes (APC). En este espacio hubo una sola bandera, las organizaciones de género fueron sólo con el pañuelo verde que acompañó la campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito. También se destacó la cantidad de jóvenes que se hicieron presentes desde diferentes facultades y hasta estudiantes del Nivel Secundario.
“Hoy tenemos una sola bandera, hay una gran unidad en esto. Venimos a expresar nuestro apoyo al proyecto  que tuvo dictamen favorable. Esta ley incluye la realidad de muchas mujeres y esto trasciende cualquier credo y condición social. Para las mujeres en Argentina es un gran paso, es un problema de salud pública que se termina resolviendo en la clandestinidad”, comentó a este medio gráfico Karina Cardozo, del Movimiento María Contti. 
Por su parte, Valentina, estudiante de abogacía, sostuvo: “Venimos porque pensamos que tenemos derechos como mujeres y es un momento de revolución social. En Corrientes muchas chicas se sumaron a esta lucha, hoy hay muchas con el uniforme de sus colegios. Hace falta renovación y cambio. Estamos listas para mostrar la unidad de las mujeres que estamos juntas en esto. Pienso que si el voto es positivo vamos a mostrar que estamos a la altura de otros países, y si rechazan será un gran fracaso como país”. 
Otra estudiante universitaria que estaba en otro grupo autoconvocado en la plaza Vera, coincidió en que se está tratando un proyecto que refiere a la salud pública. “El psicólogo es un agente de cambio social y debemos pelear el derecho humano de todos, no es una cuestión de estar a favor o en contra del aborto, es un tema de la salud pública”, dijo Lorena y su compañera Pilar continuó: “La consecuencia es traumática para quien lo tome como tal, desde el psicoanálisis hablamos del deseo materno, que este reside en lo particular y no en lo moral, es algo que depende de la persona”. 
Una alumna de un colegio secundario contó que “las mujeres tenemos derecho a decidir sobre nuestro cuerpo”. “No es algo lindo la presión social y tener que llevar una panza, si no tenés los recursos, va a ser complicado; hay que tener educación sexual en los colegios y anticonceptivos gratuitos”, indicó Rebeca.
“Estamos apoyando el proyecto porque nos parece que es una ley que va a ayudarnos como sociedad. Tenemos que adaptarnos a la revolución que lograron las compañeras. La ley es para que mujeres no mueran clandestinamente en condiciones deplorables, y las más perjudicadas son las más humildes. Si no se aprueba, como sociedad vamos a perder, si se aprueba vamos a ganar y podemos salvar muchas vidas”, dijo Ivana Final, de Mumalá. A la vez, Silvana Lagraña, de Libres del Sur, habló de la diputada Victoria Donda y su votación: “Hay que centrar el debate en reconocer que en el país se producen 500 mil muertes por aborto”. “Las jóvenes hoy presentes son las semillas que van a promover el feminismo. Es un debate que tiene que ver con la salud pública”, remarcó Lagraña.