Trump: “Ya no hay una amenaza nuclear de Corea del Norte”
ellitoral.com.ar

Trump: “Ya no hay una amenaza nuclear de Corea del Norte”

imagen_1

El presidente estadounidense, Donald Trump, proclamó ayer que “ya no hay una amenaza nuclear de Corea del Norte”, una dudosa afirmación en medio de críticas a su histórica cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un que no se plasmó en ninguna garantía de cuándo o cómo se deshará Corea del Norte de sus armas nucleares.
En contraste con la evaluación más que optimista de su jefe, el secretario de Estado, Mike Pompeo, advirtió hoy que Estados Unidos resumirá sus ejercicios militares con Corea del Sur si Corea del Norte deja de negociar de buena fe, luego de que Trump anunciara un freno a las maniobras tras su reunión con Kim Jong-un de esta semana.
La cumbre de Singapur, que marcó una gran reducción en las tensiones entre dos países rivales desde la Guerra Fría, culminó con una declaración final que incluye una promesa de Corea del Norte de trabajar hacia la desnuclearización de la península coreana, pero que carece de detalles sobre cómo lograr esta ambiciosa meta.
Los críticos hicieron hincapié en esta falta de sustancia, pero Trump fue fiel a su estilo y defendió a ultranza los resultados de la cumbre, que fue la primera entre presidentes de los dos países desde la Guerra de Corea. El conflicto terminó en 1953 sin un tratado de paz, así que Washington y Pyongyang siguen técnicamente en guerra. 
“Recién aterrizado... un viaje largo, pero todos pueden sentirse ahora mucho más seguros que cuando asumí el cargo”, dijo en un tuit publicado anoche.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Trump: “Ya no hay una amenaza nuclear de Corea del Norte”

El presidente estadounidense, Donald Trump, proclamó ayer que “ya no hay una amenaza nuclear de Corea del Norte”, una dudosa afirmación en medio de críticas a su histórica cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un que no se plasmó en ninguna garantía de cuándo o cómo se deshará Corea del Norte de sus armas nucleares.
En contraste con la evaluación más que optimista de su jefe, el secretario de Estado, Mike Pompeo, advirtió hoy que Estados Unidos resumirá sus ejercicios militares con Corea del Sur si Corea del Norte deja de negociar de buena fe, luego de que Trump anunciara un freno a las maniobras tras su reunión con Kim Jong-un de esta semana.
La cumbre de Singapur, que marcó una gran reducción en las tensiones entre dos países rivales desde la Guerra Fría, culminó con una declaración final que incluye una promesa de Corea del Norte de trabajar hacia la desnuclearización de la península coreana, pero que carece de detalles sobre cómo lograr esta ambiciosa meta.
Los críticos hicieron hincapié en esta falta de sustancia, pero Trump fue fiel a su estilo y defendió a ultranza los resultados de la cumbre, que fue la primera entre presidentes de los dos países desde la Guerra de Corea. El conflicto terminó en 1953 sin un tratado de paz, así que Washington y Pyongyang siguen técnicamente en guerra. 
“Recién aterrizado... un viaje largo, pero todos pueden sentirse ahora mucho más seguros que cuando asumí el cargo”, dijo en un tuit publicado anoche.