ellitoral.com.ar

La Justicia solicitó al Estado un plan de trabajo para la planta de líquidos cloacales

Se trata de la estructura que está proyectada para la zona de Santa Catalina. La Provincia 
y la firma encargada del agua potable deberán presentar una propuesta de tareas que se ejecutarán en el plazo de un año.
 

La Justicia local determinó que el Estado provincial y la empresa que actualmente concesiona el servicio de cloacas y agua potable de Corrientes, elaboren durante los próximos 60 días  hábiles un plan de trabajo en conjunto para la construcción de la planta de tratamiento de líquidos cloacales, que se ubicará en los terrenos municipales de Santa Catalina. El Superior Tribunal de Justicia (STJ) también requirió que incluyan un cronograma que contemple los plazos de ejecución, tanto de la planta para la Capital como la que está proyectada para la localidad de Empedrado.
El fallo del STJ fue en una causa de la Defensoría de Pobres y Ausentes N° 1 contra la firma Aguas de Corrientes y el Estado provincial y establece que no existe normativa vigente actual que impida el cumplimiento de la obligación de los demandados para la construcción de las plantas de tratamiento cloacal en las ciudades de Corrientes y Empedrado, en el término de unos 365 días corridos de quedar firme la sentencia judicial.
Los Ministros del STJ, a través de la sentencia Nº 73/18, determinaron que tanto la empresa prestataria del servicio de cloacas como el Estado provincial, tienen un plazo de unos 60 días hábiles para presentar un plan de trabajo en conjunto, donde se encuentren detallados los plazos de ejecución para la construcción de las plantas de tratamiento de líquidos cloacales de la Capital y de la localidad de Empedrado. 
Las máximas autoridades judiciales de la provincia explicaron la necesidad de la ciudad de contar con una planta de tratamiento de líquidos cloacales con el fin de evitar el desarrollo de distintas enfermedades para la ciudadanía y la proliferación de olores nauseabundos que conspiran contra la salud humana y el medio ambiente. Vale recordar que en diciembre del año pasado se llevó a cabo la apertura de sobres de la licitación para las obras de construcción de la planta de tratamiento de líquidos cloacales, con una financiación internacional de uno $1.200 millones aproximadamente.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La Justicia solicitó al Estado un plan de trabajo para la planta de líquidos cloacales

Se trata de la estructura que está proyectada para la zona de Santa Catalina. La Provincia 
y la firma encargada del agua potable deberán presentar una propuesta de tareas que se ejecutarán en el plazo de un año.
 

La Justicia local determinó que el Estado provincial y la empresa que actualmente concesiona el servicio de cloacas y agua potable de Corrientes, elaboren durante los próximos 60 días  hábiles un plan de trabajo en conjunto para la construcción de la planta de tratamiento de líquidos cloacales, que se ubicará en los terrenos municipales de Santa Catalina. El Superior Tribunal de Justicia (STJ) también requirió que incluyan un cronograma que contemple los plazos de ejecución, tanto de la planta para la Capital como la que está proyectada para la localidad de Empedrado.
El fallo del STJ fue en una causa de la Defensoría de Pobres y Ausentes N° 1 contra la firma Aguas de Corrientes y el Estado provincial y establece que no existe normativa vigente actual que impida el cumplimiento de la obligación de los demandados para la construcción de las plantas de tratamiento cloacal en las ciudades de Corrientes y Empedrado, en el término de unos 365 días corridos de quedar firme la sentencia judicial.
Los Ministros del STJ, a través de la sentencia Nº 73/18, determinaron que tanto la empresa prestataria del servicio de cloacas como el Estado provincial, tienen un plazo de unos 60 días hábiles para presentar un plan de trabajo en conjunto, donde se encuentren detallados los plazos de ejecución para la construcción de las plantas de tratamiento de líquidos cloacales de la Capital y de la localidad de Empedrado. 
Las máximas autoridades judiciales de la provincia explicaron la necesidad de la ciudad de contar con una planta de tratamiento de líquidos cloacales con el fin de evitar el desarrollo de distintas enfermedades para la ciudadanía y la proliferación de olores nauseabundos que conspiran contra la salud humana y el medio ambiente. Vale recordar que en diciembre del año pasado se llevó a cabo la apertura de sobres de la licitación para las obras de construcción de la planta de tratamiento de líquidos cloacales, con una financiación internacional de uno $1.200 millones aproximadamente.