ellitoral.com.ar

Miércoles 17 de Octubre de 2018 CORRIENTES28°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $35,30

Dolar Venta: $37,10

Confían en que Garavano anunciará que no harán una cárcel federal en Ituzaingó

Luego de que el Ejecutivo, el Concejo y pobladores autoconvocados ratificaran que no están de acuerdo con la instalación de una unidad penitenciaria, esperan que el proyecto sea anulado.
 

En Ituzaingó hay expectativa por la visita del ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, a la capital correntina, donde se reunirá con el gobernador Gustavo Valdés. El cónclave tendría como eje un acuerdo para avanzar con el proyecto de traslado de la Unidad Penal Nº 1. Y en ese contexto, en Ituzaingó, confían en que el funcionario nacional anunciará que no se instalará la cárcel federal en esa comuna.
Que afectará el perfil turístico-productivo de la ciudad, que representa un riesgo por la cercanía con la frontera con Paraguay y que en los pabellones del campamento G3, que fueron transferidos para una potencial unidad penitencia están funcionando varias empresas, son algunos de los argumentos esgrimidos desde Ituzaingó para rechazar la instalación de una cárcel federal en las instalaciones que hasta el pasado miércoles 25 estaban bajo la jurisdicción de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (Aabe). Organismo que en esa jornada emitió una resolución transfiriendo el inmueble, emplazado en un predio de unas 16 hectáreas, al Ministerio de Justicia de la Nación, más precisamente para el Servicio Penitenciario Federal. 
Dos días después, el viernes 27 al mediodía, agentes de la citada fuerza de seguridad se hicieron cargo de la custodia del lugar que hasta ese momento estaba en manos de Gendarmería nacional.
Fue precisamente este último acontecimiento el que encendió la alarma en un grupo de pobladores que ya había expresado públicamente su rechazo a la cárcel federal así como también en varios ediles. Por eso, en la tarde del domingo 29, la mayoría de los integrantes del Concejo acordó presentar un proyecto de declaración para rechazar la instalación de la cárcel federal. Propuesta que fue aprobada por unanimidad en la sesión ordinaria que se concretó el pasado miércoles 1.
Previo a ello, tanto el intendente Eduardo Burna como el vice Raúl Motta también manifestaron que tampoco estaban de acuerdo con el proyecto. Posteriormente, el Jefe comunal se reunió con Valdés, a quien le manifestó la preocupación de la comunidad ante la posibilidad de que funcione una unidad penitenciaria en la ciudad. “Confiamos en que el proyecto no prosperará”, expresó Burna al ser consultado ayer por El Litoral sobre la visita de Garavano a Corrientes. Si bien las autoridades de Ituzaingó no se reunirán con el ministro, hay expectativas en la ciudad porque estiman que, durante el encuentro con el Gobernador, anunciarán que no se instalará la cárcel federal en esa ciudad.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Confían en que Garavano anunciará que no harán una cárcel federal en Ituzaingó

Luego de que el Ejecutivo, el Concejo y pobladores autoconvocados ratificaran que no están de acuerdo con la instalación de una unidad penitenciaria, esperan que el proyecto sea anulado.
 

En Ituzaingó hay expectativa por la visita del ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, a la capital correntina, donde se reunirá con el gobernador Gustavo Valdés. El cónclave tendría como eje un acuerdo para avanzar con el proyecto de traslado de la Unidad Penal Nº 1. Y en ese contexto, en Ituzaingó, confían en que el funcionario nacional anunciará que no se instalará la cárcel federal en esa comuna.
Que afectará el perfil turístico-productivo de la ciudad, que representa un riesgo por la cercanía con la frontera con Paraguay y que en los pabellones del campamento G3, que fueron transferidos para una potencial unidad penitencia están funcionando varias empresas, son algunos de los argumentos esgrimidos desde Ituzaingó para rechazar la instalación de una cárcel federal en las instalaciones que hasta el pasado miércoles 25 estaban bajo la jurisdicción de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (Aabe). Organismo que en esa jornada emitió una resolución transfiriendo el inmueble, emplazado en un predio de unas 16 hectáreas, al Ministerio de Justicia de la Nación, más precisamente para el Servicio Penitenciario Federal. 
Dos días después, el viernes 27 al mediodía, agentes de la citada fuerza de seguridad se hicieron cargo de la custodia del lugar que hasta ese momento estaba en manos de Gendarmería nacional.
Fue precisamente este último acontecimiento el que encendió la alarma en un grupo de pobladores que ya había expresado públicamente su rechazo a la cárcel federal así como también en varios ediles. Por eso, en la tarde del domingo 29, la mayoría de los integrantes del Concejo acordó presentar un proyecto de declaración para rechazar la instalación de la cárcel federal. Propuesta que fue aprobada por unanimidad en la sesión ordinaria que se concretó el pasado miércoles 1.
Previo a ello, tanto el intendente Eduardo Burna como el vice Raúl Motta también manifestaron que tampoco estaban de acuerdo con el proyecto. Posteriormente, el Jefe comunal se reunió con Valdés, a quien le manifestó la preocupación de la comunidad ante la posibilidad de que funcione una unidad penitenciaria en la ciudad. “Confiamos en que el proyecto no prosperará”, expresó Burna al ser consultado ayer por El Litoral sobre la visita de Garavano a Corrientes. Si bien las autoridades de Ituzaingó no se reunirán con el ministro, hay expectativas en la ciudad porque estiman que, durante el encuentro con el Gobernador, anunciarán que no se instalará la cárcel federal en esa ciudad.