El dólar se disparó al nuevo máximo histórico de $29,85
ellitoral.com.ar

Miércoles 12de Diciembre de 2018CORRIENTES23°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$36,70

Dolar Venta:$38,50

El dólar se disparó al nuevo máximo histórico de $29,85

En la semana que acaba de finalizar, el tipo de cambio acumuló un aumento de un $1,96 respecto de los valores registrados en el cierre del viernes pasado. 
 

imagen_1

El dólar se disparó un 4% ($1,1) este viernes a $29,85 en bancos y agencias de la city porteña, en medio de una mayor demanda para cobertura debido al contexto de incertidumbre e inestabilidad, tanto externa como local. 
En la semana que acaba de finalizar el tipo de cambio acumuló un aumento de un $1,96 respecto de los valores registrados en el cierre del viernes pasado. 
En la plaza informal, en tanto, el blue subió un $1 a $29,50, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el “contado con liqui” trepó $1,45 a $ 29,55.
Como es habitual, el Banco Central de la República Argentina (Bcra) efectuó durante la rueda, por cuenta del Ministerio de Hacienda, una subasta de venta en contado de USD 50 millones. El precio promedio de corte se ubicó en $29,0058, siendo el mínimo precio adjudicado de $29. 
Y las reservas del Banco Central cayeron este jueves u$s 64 millones hasta los USD 57.516 millones.
Los mínimos de la jornada se anotaron en los $28,90 cuando algunas órdenes de venta lograron disipar transitoriamente el fuerte sesgo alcista instalado desde el comienzo de la rueda.
La demanda por cobertura se mantuvo muy intensa al promediar el día y consolidó la suba de los precios con un piso muy definido en los $29.
En este contexto, el volumen operado subió un 20,5% a USD 559 millones. 
“Desde fines de junio pasado que no se anotaba una suba semanal tan importante”, destacó el analista Gustavo Quintana.
Señaló que “el efecto contagio del derrumbe de los mercados internacionales volvió a sumarse a las causas estrictamente locales para generar un fuerte traspaso de inversores y ahorristas a posiciones dolarizadas, una natural consecuencia de los momentos de alta incertidumbre y nerviosismo”. Un combo de factores locales y externos forma el cocktail que le mete nueva presión al dólar. Por un lado porque la divisa se fortalece en el mundo con respecto a otras monedas, mientras hay una tensión comercial entre Estados Unidos y China.  Asimismo, desde el aspecto externo también incidente la suba del riesgo país en los mercados emergentes por mayores tensiones en del mundo, y ante la posibilidad de un aumento de las tasas de interés en Estados Unidos a partir de septiembre. Pero la debilidad fiscal de Argentina y su endeudamiento, sumado a los escándalos por la investigación sobre presuntas coimas en la obra pública, hacen que el impacto sea mayor en nuestro país. De hecho, el apetito por la divisa aumenta en la plaza local debido a que los inversores locales están comprando dólares por cobertura en medio del ruido político desatado por la “causa de los cuadernos” que salpica a políticos y empresarios por un supuesto esquema millonario de sobornos. 
Además, se extiende la menor liquidación de divisas provenientes del agro.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

El dólar se disparó al nuevo máximo histórico de $29,85

En la semana que acaba de finalizar, el tipo de cambio acumuló un aumento de un $1,96 respecto de los valores registrados en el cierre del viernes pasado. 
 

El dólar se disparó un 4% ($1,1) este viernes a $29,85 en bancos y agencias de la city porteña, en medio de una mayor demanda para cobertura debido al contexto de incertidumbre e inestabilidad, tanto externa como local. 
En la semana que acaba de finalizar el tipo de cambio acumuló un aumento de un $1,96 respecto de los valores registrados en el cierre del viernes pasado. 
En la plaza informal, en tanto, el blue subió un $1 a $29,50, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el “contado con liqui” trepó $1,45 a $ 29,55.
Como es habitual, el Banco Central de la República Argentina (Bcra) efectuó durante la rueda, por cuenta del Ministerio de Hacienda, una subasta de venta en contado de USD 50 millones. El precio promedio de corte se ubicó en $29,0058, siendo el mínimo precio adjudicado de $29. 
Y las reservas del Banco Central cayeron este jueves u$s 64 millones hasta los USD 57.516 millones.
Los mínimos de la jornada se anotaron en los $28,90 cuando algunas órdenes de venta lograron disipar transitoriamente el fuerte sesgo alcista instalado desde el comienzo de la rueda.
La demanda por cobertura se mantuvo muy intensa al promediar el día y consolidó la suba de los precios con un piso muy definido en los $29.
En este contexto, el volumen operado subió un 20,5% a USD 559 millones. 
“Desde fines de junio pasado que no se anotaba una suba semanal tan importante”, destacó el analista Gustavo Quintana.
Señaló que “el efecto contagio del derrumbe de los mercados internacionales volvió a sumarse a las causas estrictamente locales para generar un fuerte traspaso de inversores y ahorristas a posiciones dolarizadas, una natural consecuencia de los momentos de alta incertidumbre y nerviosismo”. Un combo de factores locales y externos forma el cocktail que le mete nueva presión al dólar. Por un lado porque la divisa se fortalece en el mundo con respecto a otras monedas, mientras hay una tensión comercial entre Estados Unidos y China.  Asimismo, desde el aspecto externo también incidente la suba del riesgo país en los mercados emergentes por mayores tensiones en del mundo, y ante la posibilidad de un aumento de las tasas de interés en Estados Unidos a partir de septiembre. Pero la debilidad fiscal de Argentina y su endeudamiento, sumado a los escándalos por la investigación sobre presuntas coimas en la obra pública, hacen que el impacto sea mayor en nuestro país. De hecho, el apetito por la divisa aumenta en la plaza local debido a que los inversores locales están comprando dólares por cobertura en medio del ruido político desatado por la “causa de los cuadernos” que salpica a políticos y empresarios por un supuesto esquema millonario de sobornos. 
Además, se extiende la menor liquidación de divisas provenientes del agro.