Familias evacuadas fueron alojadas y asistidas en diversos centros municipales
ellitoral.com.ar

Viernes 18de Enero de 2019CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$36,70

Dolar Venta:$38,50

Familias evacuadas fueron alojadas y asistidas en diversos centros municipales

Unos 20 grupos familiares vulnerables de la zona del barrio San Marcos fueron refugiados en el CET del barrio Independencia y se esperaba que otros más sean trasladados al CIC San Ignacio. Con cada lluvia la situación crítica de estos vecinos se repite.
 

imagen_1

Los más de 230 milímetros caídos en lo que va de esta semana volvieron a dejar al descubierto la situación de decenas de familias vulnerables, que deben abandonar sus hogares y barrios debido a las inundaciones  para refugiarse en distintas zonas, a la espera de que baje el agua y llegue la asistencia oficial y así empezar de cero rearmando sus vidas. Ayer unos 20 grupos familiares, mayoritariamente mujeres y niños, de los barrios San Marcos y Cacique Canindeyú fueron evacuados en las instalaciones de la Casa Educativa Terapéutica (CET) del barrio Independencia, donde recibieron colchones, ropas y alimentos hasta que puedan retornar a sus hogares.
Asimismo, fuentes municipales señalaron que varias familias fueron trasladadas al Centro Integrador Comunitario (CIC) San Ignacio y las dependencias municipales se iban habilitando a medida que más familias iban siendo afectadas por las fuertes tormentas.
De igual forma, los pronósticos meteorológicos señalaron que las tormentas y precipitaciones continuarán durante los próximos días, por lo que las familias evacuadas continuarán siendo asistidas en las dependencias donde se encuentran.
Como consecuencia de las copiosas lluvias y fuertes tormentas que se vienen registrando sobre la ciudad, unas 20 familias numerosas y  carenciadas de los barrios San Marcos y Cacique Canindeyú sufrieron graves inundaciones en sus viviendas y debieron ser trasladadas al CET del barrio Independencia, donde se encuentran siendo asistidas por la Municipalidad. “Siempre que se producen estas lluvias nos inundamos por el mal estado de los desagües y canales. Hace años que venimos reclamando soluciones definitivas y mejoras en las zanjas, sobre todo en la zona del San Marcos, porque cada vez que se inunda perdemos nuestras pocas cosas y corren riesgo nuestras vidas y la de nuestros hijos”, expresó en diálogo con El Litoral una de las evacuadas que se encontraba en el CET del Independencia.
En la dependencia municipal del barrio Independencia se encontraban unas 20 familias compuestas mayoritariamente por mujeres, niños y adolescentes. “Los hombres quedaron en las casas para cuidar lo poco que pudimos rescatar y no entren a robar”, señaló una de las mujeres asistidas.
En el lugar, los evacuados fueron asistidos con ropas, colchones, frazadas y alimentos, pero de igual manera solicitaban ayuda con ropas para cuando deban volver a sus hogares. “Lo peor de todo es cuando tengamos que volver y encontrarnos con lo que quedó de la lluvia, como los bichos, víboras y las casas en mal estado”, indicó una de las madres.
Inicialmente las personas afectadas del San Marcos fueron asistidas en un templo evangelista de la zona, pero luego fueron trasladadas al CET.
En tanto, al cierre de esta edición se esperaba que más familias evacuadas lleguen al CET del  barrio Independencia como al CIC San Ignacio y otras dependencias municipales que estaban equipadas para continuar recibiendo a residentes si seguían las tormentas.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Familias evacuadas fueron alojadas y asistidas en diversos centros municipales

Unos 20 grupos familiares vulnerables de la zona del barrio San Marcos fueron refugiados en el CET del barrio Independencia y se esperaba que otros más sean trasladados al CIC San Ignacio. Con cada lluvia la situación crítica de estos vecinos se repite.
 

<p>Evacuados. En el barrio Independencia hay unas 20 familias que son asistidas por la Municipalidad.</p>

Evacuados. En el barrio Independencia hay unas 20 familias que son asistidas por la Municipalidad.

Los más de 230 milímetros caídos en lo que va de esta semana volvieron a dejar al descubierto la situación de decenas de familias vulnerables, que deben abandonar sus hogares y barrios debido a las inundaciones  para refugiarse en distintas zonas, a la espera de que baje el agua y llegue la asistencia oficial y así empezar de cero rearmando sus vidas. Ayer unos 20 grupos familiares, mayoritariamente mujeres y niños, de los barrios San Marcos y Cacique Canindeyú fueron evacuados en las instalaciones de la Casa Educativa Terapéutica (CET) del barrio Independencia, donde recibieron colchones, ropas y alimentos hasta que puedan retornar a sus hogares.
Asimismo, fuentes municipales señalaron que varias familias fueron trasladadas al Centro Integrador Comunitario (CIC) San Ignacio y las dependencias municipales se iban habilitando a medida que más familias iban siendo afectadas por las fuertes tormentas.
De igual forma, los pronósticos meteorológicos señalaron que las tormentas y precipitaciones continuarán durante los próximos días, por lo que las familias evacuadas continuarán siendo asistidas en las dependencias donde se encuentran.
Como consecuencia de las copiosas lluvias y fuertes tormentas que se vienen registrando sobre la ciudad, unas 20 familias numerosas y  carenciadas de los barrios San Marcos y Cacique Canindeyú sufrieron graves inundaciones en sus viviendas y debieron ser trasladadas al CET del barrio Independencia, donde se encuentran siendo asistidas por la Municipalidad. “Siempre que se producen estas lluvias nos inundamos por el mal estado de los desagües y canales. Hace años que venimos reclamando soluciones definitivas y mejoras en las zanjas, sobre todo en la zona del San Marcos, porque cada vez que se inunda perdemos nuestras pocas cosas y corren riesgo nuestras vidas y la de nuestros hijos”, expresó en diálogo con El Litoral una de las evacuadas que se encontraba en el CET del Independencia.
En la dependencia municipal del barrio Independencia se encontraban unas 20 familias compuestas mayoritariamente por mujeres, niños y adolescentes. “Los hombres quedaron en las casas para cuidar lo poco que pudimos rescatar y no entren a robar”, señaló una de las mujeres asistidas.
En el lugar, los evacuados fueron asistidos con ropas, colchones, frazadas y alimentos, pero de igual manera solicitaban ayuda con ropas para cuando deban volver a sus hogares. “Lo peor de todo es cuando tengamos que volver y encontrarnos con lo que quedó de la lluvia, como los bichos, víboras y las casas en mal estado”, indicó una de las madres.
Inicialmente las personas afectadas del San Marcos fueron asistidas en un templo evangelista de la zona, pero luego fueron trasladadas al CET.
En tanto, al cierre de esta edición se esperaba que más familias evacuadas lleguen al CET del  barrio Independencia como al CIC San Ignacio y otras dependencias municipales que estaban equipadas para continuar recibiendo a residentes si seguían las tormentas.