Pese al derrumbe, los ciudadanos siguen concurriendo a la punta San Sebastián
ellitoral.com.ar

Domingo 16de Junio de 2019CORRIENTES15°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$43,00

Dolar Venta:$45,00

Pese al derrumbe, los ciudadanos siguen concurriendo a la punta San Sebastián

En el paseo ubicado sobre la avenida costanera decenas de personas volvieron a recorrer e instalarse ayer en la zona que se encontraba vallada y señalizada por la Municipalidad. Se esperan mayores controles tras la caída de la pérgola.
 

imagen_1

La punta San Sebastián es uno de los puntos más emblemáticos y tradicionales de la ciudad por su valor paisajístico y ubicación sobre la avenida costanera General San Martín y a pesar del grave derrumbe de una de sus icónicas pérgolas durante las fuertes tormentas de la semana pasada, durante el fin de semana decenas de transeúntes se acercaron hasta el lugar tanto para pasear como para pescar. En la costa del río Paraná, se registró una intensa actividad pesquera como también la concurrencia de curiosos que se asomaron por las barandas del paseo (que se encontraba vallado y señalizado por la Municipalidad) para observar a un yacaré que nadaba en las inmediaciones.
La punta San Sebastián es un tradicional paseo de la ciudad que data de fines de la década de 1930 e inicios de 1940, que se convirtió en un sitio simbólico para los correntinos por su ubicación natural en la costa del río Paraná.
Durante la noche del martes y la madrugada del miércoles de la semana pasada, la fuerte tormenta que se precipitó sobre la ciudad causó el derrumbe de la histórica pérgola y de los árboles que la rodeaban en la punta San Sebastián, lo que motivó a que la Municipalidad vallara la zona y llevara a cabo trabajos de limpieza y retiro de los troncos y ramas para evitar inconvenientes con los transeúntes.
Pero a pesar de la señalización, decenas de ciudadanos se acercaron ayer nuevamente hasta el tradicional paseo no sólo para recorrer el emblemático e histórico lugar, sino también para pescar o simplemente paliar el calor en la costa del río Paraná. A la vez, la aparición de algunos yacarés que se acercaron hasta la saliente de la punta San Sebastián motivó la presencia de curiosos que se asomaron por las barandas para observar al animal.
Se espera que una vez que cesen las fuertes tormentas, desde el Estado establezcan los trabajos de reconstrucción del icónico paseo capitalino.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Pese al derrumbe, los ciudadanos siguen concurriendo a la punta San Sebastián

En el paseo ubicado sobre la avenida costanera decenas de personas volvieron a recorrer e instalarse ayer en la zona que se encontraba vallada y señalizada por la Municipalidad. Se esperan mayores controles tras la caída de la pérgola.
 

La punta San Sebastián es uno de los puntos más emblemáticos y tradicionales de la ciudad por su valor paisajístico y ubicación sobre la avenida costanera General San Martín y a pesar del grave derrumbe de una de sus icónicas pérgolas durante las fuertes tormentas de la semana pasada, durante el fin de semana decenas de transeúntes se acercaron hasta el lugar tanto para pasear como para pescar. En la costa del río Paraná, se registró una intensa actividad pesquera como también la concurrencia de curiosos que se asomaron por las barandas del paseo (que se encontraba vallado y señalizado por la Municipalidad) para observar a un yacaré que nadaba en las inmediaciones.
La punta San Sebastián es un tradicional paseo de la ciudad que data de fines de la década de 1930 e inicios de 1940, que se convirtió en un sitio simbólico para los correntinos por su ubicación natural en la costa del río Paraná.
Durante la noche del martes y la madrugada del miércoles de la semana pasada, la fuerte tormenta que se precipitó sobre la ciudad causó el derrumbe de la histórica pérgola y de los árboles que la rodeaban en la punta San Sebastián, lo que motivó a que la Municipalidad vallara la zona y llevara a cabo trabajos de limpieza y retiro de los troncos y ramas para evitar inconvenientes con los transeúntes.
Pero a pesar de la señalización, decenas de ciudadanos se acercaron ayer nuevamente hasta el tradicional paseo no sólo para recorrer el emblemático e histórico lugar, sino también para pescar o simplemente paliar el calor en la costa del río Paraná. A la vez, la aparición de algunos yacarés que se acercaron hasta la saliente de la punta San Sebastián motivó la presencia de curiosos que se asomaron por las barandas para observar al animal.
Se espera que una vez que cesen las fuertes tormentas, desde el Estado establezcan los trabajos de reconstrucción del icónico paseo capitalino.