Más de 15 aserraderos de Santa Rosa no pueden trabajar por las abundantes lluvias
ellitoral.com.ar

Sabado 20 de Abril de 2019 CORRIENTES23°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $40,90

Dolar Venta: $42,90

Más de 15 aserraderos de Santa Rosa no pueden trabajar por las abundantes lluvias

Estiman que unas 1.200 familias dependen de la actividad del sector. Algunas instalaciones todavía están anegadas, al igual que los caminos que permiten el retiro de madera. Solicitaron la declaración de emergencia. Esto era tratado en el recinto al cierre de esta edición.
 

imagen_1

A las dificultades que ya estaba padeciendo el sector maderero debido a la caída en las ventas, ahora se sumó los daños que produjeron las abundantes lluvias. Para tratar de dimensionar los perjuicios, el presidente de la Asociación Maderera de Santa Rosa, Juan Ramón Sotelo, afirmó que iniciaron un relevamiento. Hasta ayer, sólo en esa zona, registraron más de 15 aserraderos damnificados que representan más de 1.200 puestos laborales.
Para constatar la situación de cada una de las instalaciones, “estamos realizando un relevamiento”, afirmó Sotelo, quien explicó que “algunos todavía tienen agua en sus instalaciones y otros, barro. Pero en ninguno de los casos pueden hacer funcionar las máquinas porque como se mojaron se deben realizar una serie de tareas de mantenimiento”.
Pero a eso se suma que “tampoco se puede sacar madera porque tanto los caminos como el lugar donde están las plantaciones están inundados”, indicó el presidente de la citada asociación.
Considerando el escenario actual, estimó que “recién en 30 o 60 días, si es que mejoran las condiciones del tiempo, se podrán reanudar las actividades”. Tras lo cual remarcó: “Eso es realmente un problema porque más de mil familias dependen de la fuente laboral del sector maderero”.

Desagote y otras
localidades
Para tratar de paliar la situación, “con maquinaria que nos proveyó el Ministerio de la Producción, se están haciendo una serie de obras a fin de facilitar el escurrimiento del agua. Además, se instalaron bombas en varios sectores”, afirmó. Pero considerando las dificultades que ya tenían y las nuevas que surgieron como consecuencia de las abundantes lluvias, Sotelo planteó que “es imperioso que se pueda declarar la emergencia industrial en esta zona. Y que a esto se pueda adherir a la Provincia, para de esa forma realizar gestiones a nivel nacional”. Sobre esto último, subrayó que “necesitamos obtener una prórroga en el pago de impuestos nacionales como así también de las cuotas de los créditos que vamos sacando para poder invertir en los aserraderos”. 
Precisamente, ésta situación la plantearon ante las autoridades municipales y al cierre de esta edición, se realizaba una sesión extraordinaria para declarar la emergencia hídrica en Santa Rosa. Una medida que también incluiría al sector industrial.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Más de 15 aserraderos de Santa Rosa no pueden trabajar por las abundantes lluvias

Estiman que unas 1.200 familias dependen de la actividad del sector. Algunas instalaciones todavía están anegadas, al igual que los caminos que permiten el retiro de madera. Solicitaron la declaración de emergencia. Esto era tratado en el recinto al cierre de esta edición.
 

A las dificultades que ya estaba padeciendo el sector maderero debido a la caída en las ventas, ahora se sumó los daños que produjeron las abundantes lluvias. Para tratar de dimensionar los perjuicios, el presidente de la Asociación Maderera de Santa Rosa, Juan Ramón Sotelo, afirmó que iniciaron un relevamiento. Hasta ayer, sólo en esa zona, registraron más de 15 aserraderos damnificados que representan más de 1.200 puestos laborales.
Para constatar la situación de cada una de las instalaciones, “estamos realizando un relevamiento”, afirmó Sotelo, quien explicó que “algunos todavía tienen agua en sus instalaciones y otros, barro. Pero en ninguno de los casos pueden hacer funcionar las máquinas porque como se mojaron se deben realizar una serie de tareas de mantenimiento”.
Pero a eso se suma que “tampoco se puede sacar madera porque tanto los caminos como el lugar donde están las plantaciones están inundados”, indicó el presidente de la citada asociación.
Considerando el escenario actual, estimó que “recién en 30 o 60 días, si es que mejoran las condiciones del tiempo, se podrán reanudar las actividades”. Tras lo cual remarcó: “Eso es realmente un problema porque más de mil familias dependen de la fuente laboral del sector maderero”.

Desagote y otras
localidades
Para tratar de paliar la situación, “con maquinaria que nos proveyó el Ministerio de la Producción, se están haciendo una serie de obras a fin de facilitar el escurrimiento del agua. Además, se instalaron bombas en varios sectores”, afirmó. Pero considerando las dificultades que ya tenían y las nuevas que surgieron como consecuencia de las abundantes lluvias, Sotelo planteó que “es imperioso que se pueda declarar la emergencia industrial en esta zona. Y que a esto se pueda adherir a la Provincia, para de esa forma realizar gestiones a nivel nacional”. Sobre esto último, subrayó que “necesitamos obtener una prórroga en el pago de impuestos nacionales como así también de las cuotas de los créditos que vamos sacando para poder invertir en los aserraderos”. 
Precisamente, ésta situación la plantearon ante las autoridades municipales y al cierre de esta edición, se realizaba una sesión extraordinaria para declarar la emergencia hídrica en Santa Rosa. Una medida que también incluiría al sector industrial.