ellitoral.com.ar

Jueves 14de Noviembre de 2019CORRIENTES30°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$57,75

Dolar Venta:$62,75

Rotundo apoyo correntino a Macri en la marcha más convocante del “Sí, se puede”

En tractores, canoas, a caballo, en autos, colectivos y a pie llegaron para respaldar al Presidente. “Macri lo da vuelta”, corearon los ciudadanos en reiteradas ocasiones. Fue una fiesta. 
 

imagen_0

n Si algo dejó en claro ayer Corrientes es que Mauricio Macri puede revertir los resultados de las elecciones o, al menos, eso anhela. La marcha del “Sí, se puede” no solo fue multitudinaria, reunió a distintos sectores, a niños, jóvenes, adultos y ancianos, en un épico respaldo a un Presidente como no se recuerda.
Conmovido por el masivo apoyo, Macri emitió un efusivo discurso en el que destacó los valores en juego. 
Reconoció errores, pero se justificó en que el tiempo no fue suficiente para revertir problemas de décadas. 
“Qué corajudos que son”, repitió en reiteradas oportunidades. “Los amo y los voy a amar toda la vida. No los voy a dejar solos nunca”, agregó.
El Presidente apeló a la religiosidad correntina en su mensaje. “Dios nos va a ayudar y siempre vamos a defender la vida, las dos vidas, por supuesto”, dijo mientras en lo alto mostraban una imagen de la Virgen del Itatí.
La sintonía con el público fue evidente desde el principio y se destacó aún más en fragmentos de su alocución en la que preguntó a la multitud: “¿Qué venimos a hacer?” y al unísono la muchedumbre respondía: “Patria, patria, patria”.
Todo en un grito ensordecedor al que inmediatamente seguía el coro del “Sí, se puede/Sí, se puede”.
No desaprovechó la oportunidad para burlarse del apodo que le pusieron. “Hoy hasta los caballos vinieron a ver al gato”, dijo para hacer reír a la gente. 
“El gato lo da vuelta. Hay gato para rato”, leyó en un cartel. “Ese cartel me gusta”, celebró mientas le pasaban un peluche característico. 
Las fuentes oficiales aseguran que hubo 50 mil personas. Macri anunció en videoconferencia a todo el país que 30 mil correntinos lo esperaban. Claro que eso fue una hora antes del evento.
No caben dudas de que la marcha correntina fue al menos la más numerosa de la región. Pero no se destacó sólo por eso. El apoyo al Presidente llegó en tractores, caballos y canoas, que desde el río extendieron banderas nacionales. 
Sobre el puente además se desplegaron dos gigantescas banderas, una del país y otra de Corrientes. 
Los participantes también marcharon con un afiche gigante con la leyenda: “Estamos de pie, porque tenemos la sangre de San Martín y los héroes de Malvinas”.
Toda la explanada bajo el puente estuvo repleta. Los manifestantes llevaron sus carteles y en su mayoría vistieron con los colores celeste y blanco. 
Predominaron las banderas nacionales. Sólo la UCR y el PRO mostraron cada uno una enseña partidaria. 
Macri insistió en los valores. “Es importante defender los valores en los que creemos, el del respeto, el de la verdad, el de la cultura del trabajo, el de la familia”.
 “Por eso desde el primer día cuidamos las fronteras, para luchar contra el narcotráfico y echarlo de la Argentina”, gritó.
Y pidió que a los “amigos y compañeros de trabajo que pueden estar golpeados, pero que realmente comparten nuestros valores, díganles que nos acompañen, que si seguimos trabajando juntos vamos a sacar este país adelante”.
“No vamos a dar vuelta una elección, vamos a dar vuelta la historia de nuestro país para siempre y todos juntos”, vociferó.
Inmediatamente los gritos en coro sacudieron a la gente. “Sí, se puede/Sí, se puede”.
El sol se asomaba tras la figura del Presidente y una franja de nubarrones que se difumaban en la majestuosidad del Paraná volvían épico el final de un día en el que predominó la lluvia.
Macri volvió a agradecer a los correntinos el aguante. Insistió en la necesidad de fiscalizar. Hizo que su esposa Juliana Awada le hablara a la multitud, que apenas la escuchó rompió en loas para para la primera dama. Aplausos y banderas argentinas flameando. 
Macri comenzaba a despedirse. Pidió calma para el regreso. Repartió gestos y muecas de cariño con un chamamé de fondo y se perdió entre la multitud. 
La Marcha del Sí, Se Puede continuará mañana en la ciudad de Buenos Aires, a las 17.30, en el Obelisco, el lunes estará en San Salvador de Jujuy, el martes en Rosario, el miércoles en Mar del Plata y el jueves finalizará en Córdoba.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Rotundo apoyo correntino a Macri en la marcha más convocante del “Sí, se puede”

En tractores, canoas, a caballo, en autos, colectivos y a pie llegaron para respaldar al Presidente. “Macri lo da vuelta”, corearon los ciudadanos en reiteradas ocasiones. Fue una fiesta. 
 

n Si algo dejó en claro ayer Corrientes es que Mauricio Macri puede revertir los resultados de las elecciones o, al menos, eso anhela. La marcha del “Sí, se puede” no solo fue multitudinaria, reunió a distintos sectores, a niños, jóvenes, adultos y ancianos, en un épico respaldo a un Presidente como no se recuerda.
Conmovido por el masivo apoyo, Macri emitió un efusivo discurso en el que destacó los valores en juego. 
Reconoció errores, pero se justificó en que el tiempo no fue suficiente para revertir problemas de décadas. 
“Qué corajudos que son”, repitió en reiteradas oportunidades. “Los amo y los voy a amar toda la vida. No los voy a dejar solos nunca”, agregó.
El Presidente apeló a la religiosidad correntina en su mensaje. “Dios nos va a ayudar y siempre vamos a defender la vida, las dos vidas, por supuesto”, dijo mientras en lo alto mostraban una imagen de la Virgen del Itatí.
La sintonía con el público fue evidente desde el principio y se destacó aún más en fragmentos de su alocución en la que preguntó a la multitud: “¿Qué venimos a hacer?” y al unísono la muchedumbre respondía: “Patria, patria, patria”.
Todo en un grito ensordecedor al que inmediatamente seguía el coro del “Sí, se puede/Sí, se puede”.
No desaprovechó la oportunidad para burlarse del apodo que le pusieron. “Hoy hasta los caballos vinieron a ver al gato”, dijo para hacer reír a la gente. 
“El gato lo da vuelta. Hay gato para rato”, leyó en un cartel. “Ese cartel me gusta”, celebró mientas le pasaban un peluche característico. 
Las fuentes oficiales aseguran que hubo 50 mil personas. Macri anunció en videoconferencia a todo el país que 30 mil correntinos lo esperaban. Claro que eso fue una hora antes del evento.
No caben dudas de que la marcha correntina fue al menos la más numerosa de la región. Pero no se destacó sólo por eso. El apoyo al Presidente llegó en tractores, caballos y canoas, que desde el río extendieron banderas nacionales. 
Sobre el puente además se desplegaron dos gigantescas banderas, una del país y otra de Corrientes. 
Los participantes también marcharon con un afiche gigante con la leyenda: “Estamos de pie, porque tenemos la sangre de San Martín y los héroes de Malvinas”.
Toda la explanada bajo el puente estuvo repleta. Los manifestantes llevaron sus carteles y en su mayoría vistieron con los colores celeste y blanco. 
Predominaron las banderas nacionales. Sólo la UCR y el PRO mostraron cada uno una enseña partidaria. 
Macri insistió en los valores. “Es importante defender los valores en los que creemos, el del respeto, el de la verdad, el de la cultura del trabajo, el de la familia”.
 “Por eso desde el primer día cuidamos las fronteras, para luchar contra el narcotráfico y echarlo de la Argentina”, gritó.
Y pidió que a los “amigos y compañeros de trabajo que pueden estar golpeados, pero que realmente comparten nuestros valores, díganles que nos acompañen, que si seguimos trabajando juntos vamos a sacar este país adelante”.
“No vamos a dar vuelta una elección, vamos a dar vuelta la historia de nuestro país para siempre y todos juntos”, vociferó.
Inmediatamente los gritos en coro sacudieron a la gente. “Sí, se puede/Sí, se puede”.
El sol se asomaba tras la figura del Presidente y una franja de nubarrones que se difumaban en la majestuosidad del Paraná volvían épico el final de un día en el que predominó la lluvia.
Macri volvió a agradecer a los correntinos el aguante. Insistió en la necesidad de fiscalizar. Hizo que su esposa Juliana Awada le hablara a la multitud, que apenas la escuchó rompió en loas para para la primera dama. Aplausos y banderas argentinas flameando. 
Macri comenzaba a despedirse. Pidió calma para el regreso. Repartió gestos y muecas de cariño con un chamamé de fondo y se perdió entre la multitud. 
La Marcha del Sí, Se Puede continuará mañana en la ciudad de Buenos Aires, a las 17.30, en el Obelisco, el lunes estará en San Salvador de Jujuy, el martes en Rosario, el miércoles en Mar del Plata y el jueves finalizará en Córdoba.