ellitoral.com.ar

Jueves 05de Diciembre de 2019CORRIENTES25°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$57,75

Dolar Venta:$62,25

Quién fue Vicente Roselló, el amigo entrañable que el rugby no puede olvidar

Comienza hoy el torneo de rugby más importante del Nordeste, cuya Copa de Oro lleva el nombre de un joven correntino que inmortalizó la amistad más allá de las canchas.

Vicente Roselló, sin la camiseta, en un festejo de Taragüy.

ElSuper Sevenque organiza el Taragüy Rugby Club fue ganándose un lugar en la agenda nacional y es el certamen más importante de la especialidad en la región. Desde su primera edición en 1994 es el homenaje de ese deporte a la amistad, inmortalizada en el nombre de Vicente Roselló.

Vicente, según recuerdan sus amigos consultados por ellitoral.com.ar era una persona muy querida, reconocido en el rugby como "el responsable de que todos estemos felices", señalaron.

El joven jugaba en Taragüy, se lo distinguió porque su permanencia iba más allá de lo que ocurría adentro de la cancha, por su fanatismo por Boca y porque “era capaz de salir del club y a los veinte minutos estar en el parque Cambá Cuá jugando al fútbol con los canillitas”, lo recordó un amigo que prefirió no cobrar protagonismo por encima de la anécdota.

Era fanático de la comparsa Ará Berá y en Buenos Aires estudiaba en la Universidad de Belgrano. Corría la década de 1990 y su pasión xeneize lo llevó a ser un habitué de la Bombonera donde entraba gratis gracias al cariño que le tenía José Barrita, "El Abuelo".

En marzo de 1994 regresó a Corrientes para participar de dos casamientos de unos amigos. En ese viaje la tragedia se cruzó en su camino.



Junto con varios de sus amigos fue al Riachuelo y mientras se divertían en el agua Vicente falleció en un accidente.

Llegó noviembre de ese año y el recordado equipo de los "Monos Negros" comenzó a organizar el Super Seven, en el que encontraron la mejor manera de recordarlo imponiendo su nombre a la copa que se le entregara al campeón.

Casualmente ese año fue Taraguy, superando a Los Pumas con figuras como Agustín Pichot, Mario Ledesma y Federico Méndez.

A 25 años de su fallecimiento, Vicente Roselló permanece en la memoria de sus familiares y amigos, es recordado con la misma alegría que él transmitía y el rugby este fin de semana se pone otra sonrisa en su nombre.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Quién fue Vicente Roselló, el amigo entrañable que el rugby no puede olvidar

Comienza hoy el torneo de rugby más importante del Nordeste, cuya Copa de Oro lleva el nombre de un joven correntino que inmortalizó la amistad más allá de las canchas.

ElSuper Sevenque organiza el Taragüy Rugby Club fue ganándose un lugar en la agenda nacional y es el certamen más importante de la especialidad en la región. Desde su primera edición en 1994 es el homenaje de ese deporte a la amistad, inmortalizada en el nombre de Vicente Roselló.

Vicente, según recuerdan sus amigos consultados por ellitoral.com.ar era una persona muy querida, reconocido en el rugby como "el responsable de que todos estemos felices", señalaron.

El joven jugaba en Taragüy, se lo distinguió porque su permanencia iba más allá de lo que ocurría adentro de la cancha, por su fanatismo por Boca y porque “era capaz de salir del club y a los veinte minutos estar en el parque Cambá Cuá jugando al fútbol con los canillitas”, lo recordó un amigo que prefirió no cobrar protagonismo por encima de la anécdota.

Era fanático de la comparsa Ará Berá y en Buenos Aires estudiaba en la Universidad de Belgrano. Corría la década de 1990 y su pasión xeneize lo llevó a ser un habitué de la Bombonera donde entraba gratis gracias al cariño que le tenía José Barrita, "El Abuelo".

En marzo de 1994 regresó a Corrientes para participar de dos casamientos de unos amigos. En ese viaje la tragedia se cruzó en su camino.



Junto con varios de sus amigos fue al Riachuelo y mientras se divertían en el agua Vicente falleció en un accidente.

Llegó noviembre de ese año y el recordado equipo de los "Monos Negros" comenzó a organizar el Super Seven, en el que encontraron la mejor manera de recordarlo imponiendo su nombre a la copa que se le entregara al campeón.

Casualmente ese año fue Taraguy, superando a Los Pumas con figuras como Agustín Pichot, Mario Ledesma y Federico Méndez.

A 25 años de su fallecimiento, Vicente Roselló permanece en la memoria de sus familiares y amigos, es recordado con la misma alegría que él transmitía y el rugby este fin de semana se pone otra sonrisa en su nombre.