ellitoral.com.ar
Sabado 14 de Diciembre de 2019 CORRIENTES32°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $58,00

Dolar Venta: $63,00

Sabado 14 de Diciembre de 2019 CORRIENTES32°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $58,00

Dolar Venta: $63,00

Invasión de ratas en la cordillera patagónica

Neuquén lucha contra una plaga de roedores que afecta sitios de habitual paso del turismo.
 

Una invasión de roedores genera preocupación en la cordillera. Las autoridades del Parque Nacional Nahuel Huapi decidieron cerrar el viernes el paso a algunos de los principales lagos y balnearios ubicados al suroeste de la provincia de Neuquén para prevenir el contacto entre los turistas del fin de semana largo con la plaga que comenzó entre mayo y junio pasado.
Una de las especies que forman parte de las ratadas es el colilargo transmisor del hantavirus. Entre diciembre de 2018 y marzo de 2019 se registraron 11 muertes y 34 contagios en el último brote que impactó en Epuyén, Chubut.
A principios de octubre aparecieron cientos de roedores ahogados en los lagos Espejo, Correntoso y Nahuel Huapi. Las razones de estas muertes masivas son materia de discusión por parte de los especialistas, aunque despertaron las alertas del municipio de Villa La Angostura y alrededores.
Debido al fenómeno, “se deben incrementar las medidas de prevención para evitar el contagio de enfermedades zoonóticas como el hantavirus, que es endémica de toda la región, con especial atención en la zona de floración masiva de la caña colihue al noroeste del Parque Nacional”, indica un comunicado del parque.
Los sectores afectados por la restricción son Lago Espejo, senderos Ultima Esperanza, Cascada Ñivinco, Correntoso Espejo, Totoral, Aguada del Burro, Rincón– Panguinal, Lagunas desde 7 Lagos, Camino Viejo desde Correntoso a Cruce 7 Lagos. El texto recuerda a los visitantes, vecinos y pobladores “no consumir agua del lugar ni bañarse” en los lagos restringidos.
En el paso fronterizo Cardenal Samoré, a 42 kilómetros de La Angostura, se intensificaron las acciones para mantenerlos a raya. Los funcionarios del sector relataron que en las últimas semanas descubrieron que los roedores se habían comido los cables de una máquina de Vialidad Nacional ubicada en la montaña y de varios automóviles que permanecían secuestrados por Aduana. También se hallaron mordeduras en los neumáticos.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Invasión de ratas en la cordillera patagónica

Neuquén lucha contra una plaga de roedores que afecta sitios de habitual paso del turismo.
 

Una invasión de roedores genera preocupación en la cordillera. Las autoridades del Parque Nacional Nahuel Huapi decidieron cerrar el viernes el paso a algunos de los principales lagos y balnearios ubicados al suroeste de la provincia de Neuquén para prevenir el contacto entre los turistas del fin de semana largo con la plaga que comenzó entre mayo y junio pasado.
Una de las especies que forman parte de las ratadas es el colilargo transmisor del hantavirus. Entre diciembre de 2018 y marzo de 2019 se registraron 11 muertes y 34 contagios en el último brote que impactó en Epuyén, Chubut.
A principios de octubre aparecieron cientos de roedores ahogados en los lagos Espejo, Correntoso y Nahuel Huapi. Las razones de estas muertes masivas son materia de discusión por parte de los especialistas, aunque despertaron las alertas del municipio de Villa La Angostura y alrededores.
Debido al fenómeno, “se deben incrementar las medidas de prevención para evitar el contagio de enfermedades zoonóticas como el hantavirus, que es endémica de toda la región, con especial atención en la zona de floración masiva de la caña colihue al noroeste del Parque Nacional”, indica un comunicado del parque.
Los sectores afectados por la restricción son Lago Espejo, senderos Ultima Esperanza, Cascada Ñivinco, Correntoso Espejo, Totoral, Aguada del Burro, Rincón– Panguinal, Lagunas desde 7 Lagos, Camino Viejo desde Correntoso a Cruce 7 Lagos. El texto recuerda a los visitantes, vecinos y pobladores “no consumir agua del lugar ni bañarse” en los lagos restringidos.
En el paso fronterizo Cardenal Samoré, a 42 kilómetros de La Angostura, se intensificaron las acciones para mantenerlos a raya. Los funcionarios del sector relataron que en las últimas semanas descubrieron que los roedores se habían comido los cables de una máquina de Vialidad Nacional ubicada en la montaña y de varios automóviles que permanecían secuestrados por Aduana. También se hallaron mordeduras en los neumáticos.