ellitoral.com.ar
Lunes 09 de Diciembre de 2019 CORRIENTES23°Pronóstico Extendido clima_sol_noche

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,25

Lunes 09 de Diciembre de 2019 CORRIENTES23°Pronóstico Extendido clima_sol_noche

Dolar Compra: $57,75

Dolar Venta: $62,25

En la Unne se realizó la primera prueba de inseminación artificial en búfalos

Investigadores de Ciencias Veterinarias pusieron en marcha un proyecto para refrigerar semen de la especie bubalina y contribuir a la mejora genética de la misma. Nunca se había hecho este procedimiento en el país. 
 

 Investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) realizaron la primera experiencia en Argentina de uso de semen refrigerado en búfalos para un programa de inseminación artificial. El objetivo es contribuir a la mejora genética de la especie, debido al crecimiento de la cría bubalina en el país.
Investigadores de la cátedra de Teriogenología, junto con profesionales del Conicet y del “Grupo Biogem” de la Universidad Nacional de Colombia; pusieron en marcha un proyecto para “criopreservar y utilizar semen refrigerado como herramienta de mejoramiento en búfalos”. “Fue la primera experiencia en Argentina con el uso de semen refrigerado en la especie bubalina, para un programa de inseminación artificial”, explicó José Luis Konrad, miembro del equipo de trabajo por parte de la Facultad de Veterinaria.
Según indicaron desde la Unne, el estudio se sustenta en “el creciente aumento en los últimos años de la producción de carne de búfalo en Argentina”, lo cual “torna necesario utilizar las biotecnologías reproductivas como herramienta para el incremento de la producción”. Además, detallaron que para la investigación “se utilizó como fuente de semen a reproductores de la cabaña de búfalos ‘Pedro Antonio Silva’, de la raza Murrah, de 26 meses de edad, en el mes de marzo del 2019”. “Las muestras fueron tomadas con dos métodos distintos, luego refrigeradas por 48 horas y se utilizó en la inseminación de 58 bubillas”, agregaron.
Asimismo, señalaron que se usaron diferentes métodos de extracción de semen, “y en la comparación de los parámetros seminales de las muestras obtenidas a través de los dos métodos distintos, se observa que en ambos casos se lograron tasas adecuadas de preñez”. “Se observó que se puede refrigerar semen de búfalo hasta por 48 horas, sin afectar su capacidad de fertilizar”, subrayaron.
Vale recordar que en 2017 se logró el nacimiento de una cría de búfalos con fertilización in vitro. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

En la Unne se realizó la primera prueba de inseminación artificial en búfalos

Investigadores de Ciencias Veterinarias pusieron en marcha un proyecto para refrigerar semen de la especie bubalina y contribuir a la mejora genética de la misma. Nunca se había hecho este procedimiento en el país. 
 

 Investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne) realizaron la primera experiencia en Argentina de uso de semen refrigerado en búfalos para un programa de inseminación artificial. El objetivo es contribuir a la mejora genética de la especie, debido al crecimiento de la cría bubalina en el país.
Investigadores de la cátedra de Teriogenología, junto con profesionales del Conicet y del “Grupo Biogem” de la Universidad Nacional de Colombia; pusieron en marcha un proyecto para “criopreservar y utilizar semen refrigerado como herramienta de mejoramiento en búfalos”. “Fue la primera experiencia en Argentina con el uso de semen refrigerado en la especie bubalina, para un programa de inseminación artificial”, explicó José Luis Konrad, miembro del equipo de trabajo por parte de la Facultad de Veterinaria.
Según indicaron desde la Unne, el estudio se sustenta en “el creciente aumento en los últimos años de la producción de carne de búfalo en Argentina”, lo cual “torna necesario utilizar las biotecnologías reproductivas como herramienta para el incremento de la producción”. Además, detallaron que para la investigación “se utilizó como fuente de semen a reproductores de la cabaña de búfalos ‘Pedro Antonio Silva’, de la raza Murrah, de 26 meses de edad, en el mes de marzo del 2019”. “Las muestras fueron tomadas con dos métodos distintos, luego refrigeradas por 48 horas y se utilizó en la inseminación de 58 bubillas”, agregaron.
Asimismo, señalaron que se usaron diferentes métodos de extracción de semen, “y en la comparación de los parámetros seminales de las muestras obtenidas a través de los dos métodos distintos, se observa que en ambos casos se lograron tasas adecuadas de preñez”. “Se observó que se puede refrigerar semen de búfalo hasta por 48 horas, sin afectar su capacidad de fertilizar”, subrayaron.
Vale recordar que en 2017 se logró el nacimiento de una cría de búfalos con fertilización in vitro.