ellitoral.com.ar

Miércoles 11de Diciembre de 2019CORRIENTES22°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$58,00

Dolar Venta:$62,75

Presentaron un protocolo para aplicar medidas penales a jóvenes en su contexto

Profesionales de la Justicia y de otros ámbitos pusieron a consideración del STJ una herramienta que busca evitar la encarcelación de menores de edad punibles. El objetivo es aplicar estrategias socioeducativas en el barrio y en la familia.
 

imagen_0

 El equipo de profesionales de la Justicia y de otros ámbitos como la salud y la educación que integran una Mesa Interpoderes, presentó ayer al Superior Tribunal de Justicia (STJ) un “Protocolo interinstitucional y jurisdiccional para abordaje de medidas penales en territorio”. Se trata de una iniciativa de la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) que busca evitar que los jóvenes en edad de punibilidad -a partir de los 16 años- sean institucionalizados o privados de su libertad en una cárcel, mediante la aplicación de una condena “en terreno”.
La Justicia podrá valerse así de una serie de herramientas socioeducativas para trabajar con el propio adolescente en conflicto con la ley penal y su familia o referentes afectivos; “todo ello, mediante el abordaje interdisciplinario e interinstitucional”, explicaron desde el Poder Judicial. “La diferencia con otras herramientas es que las Medidas Penales en Territorio se instrumentan dentro del propio medio social-barrial donde los adolescentes se desarrollan”, agregaron.
En ese sentido, indicaron que el protocolo “gestiona y fomenta acciones de atención necesarias para alejarlos (a los jóvenes) del delito y de sus factores”; y “su efectividad depende de la tarea mancomunada con los Juzgados de Menores y las instituciones afines”. En diálogo con El Litoral, el coordinador de la Mesa Interpoderes, Edgardo Frutos, explicó que el programa “deriva los casos que cumplan con los requisitos al equipo interdisciplinario, para que éste busque la estrategia de abordaje que crea necesaria y adecuada, con la finalidad de que el adolescente cuente con la implicancia subjetiva del hecho que lo implica, y aprenda su responsabilidad en la sociedad”.
Durante la presentación de la iniciativa, el presidente del STJ, Luis Eduardo Rey Vázquez, se refirió a “lo meritorio del trabajo en equipo, a la agrupación de instituciones que puedan aportar soluciones a una situación tan compleja como la de los niños, niñas y adolescentes en riesgo”. Por su parte, la jueza de Menores, Pierina Ramirez, y el coordinador Frutos, aseguraron que con el trabajo en terreno también “se fortalecen lazos con la familia, los pares y el barrio”. “Los propios adolescentes buscan un espacio donde ser escuchados y contenidos”, añadieron.

¿Te gustó la nota?

Taller con los adolescentes 
y trabajadores del Diat

Con motivo de conmemorarse los 30 años de la Convención de los Derechos de la Niñez, la Mesa Interpoderes inició ayer una serie de talleres destinados a los adolescentes que concurren al Dispositivo de Abordaje Territorial (Diat) de la Sedronar, en el barrio Independencia. “Compartimos con ellos cuáles son sus derechos y les explicamos cómo funciona este tratado internacional”, comentó a El Litoral el coordinador de la Mesa, Edgardo Frutos. El espacio contó también con actividades artísticas a cargo de los chicos y chicas; y un conversatorio con profesionales de organismos relacionados.
La propuesta se repetirá el jueves 28 y el viernes 29, con charlas sobre el tema para todo el público.

Comentarios
Logo

Presentaron un protocolo para aplicar medidas penales a jóvenes en su contexto

Profesionales de la Justicia y de otros ámbitos pusieron a consideración del STJ una herramienta que busca evitar la encarcelación de menores de edad punibles. El objetivo es aplicar estrategias socioeducativas en el barrio y en la familia.
 

<p>Presentación. Agentes judiciales y de otros ámbitos pusieron el protocolo a consideración del STJ.</p>

Presentación. Agentes judiciales y de otros ámbitos pusieron el protocolo a consideración del STJ.

 El equipo de profesionales de la Justicia y de otros ámbitos como la salud y la educación que integran una Mesa Interpoderes, presentó ayer al Superior Tribunal de Justicia (STJ) un “Protocolo interinstitucional y jurisdiccional para abordaje de medidas penales en territorio”. Se trata de una iniciativa de la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) que busca evitar que los jóvenes en edad de punibilidad -a partir de los 16 años- sean institucionalizados o privados de su libertad en una cárcel, mediante la aplicación de una condena “en terreno”.
La Justicia podrá valerse así de una serie de herramientas socioeducativas para trabajar con el propio adolescente en conflicto con la ley penal y su familia o referentes afectivos; “todo ello, mediante el abordaje interdisciplinario e interinstitucional”, explicaron desde el Poder Judicial. “La diferencia con otras herramientas es que las Medidas Penales en Territorio se instrumentan dentro del propio medio social-barrial donde los adolescentes se desarrollan”, agregaron.
En ese sentido, indicaron que el protocolo “gestiona y fomenta acciones de atención necesarias para alejarlos (a los jóvenes) del delito y de sus factores”; y “su efectividad depende de la tarea mancomunada con los Juzgados de Menores y las instituciones afines”. En diálogo con El Litoral, el coordinador de la Mesa Interpoderes, Edgardo Frutos, explicó que el programa “deriva los casos que cumplan con los requisitos al equipo interdisciplinario, para que éste busque la estrategia de abordaje que crea necesaria y adecuada, con la finalidad de que el adolescente cuente con la implicancia subjetiva del hecho que lo implica, y aprenda su responsabilidad en la sociedad”.
Durante la presentación de la iniciativa, el presidente del STJ, Luis Eduardo Rey Vázquez, se refirió a “lo meritorio del trabajo en equipo, a la agrupación de instituciones que puedan aportar soluciones a una situación tan compleja como la de los niños, niñas y adolescentes en riesgo”. Por su parte, la jueza de Menores, Pierina Ramirez, y el coordinador Frutos, aseguraron que con el trabajo en terreno también “se fortalecen lazos con la familia, los pares y el barrio”. “Los propios adolescentes buscan un espacio donde ser escuchados y contenidos”, añadieron.