ellitoral.com.ar

Jueves 21de Febrero de 2019CORRIENTES33°Pronóstico Extendidoclima_sol

Dolar Compra:$38,90

Dolar Venta:$40,70

Marcan fuerte pérdida del poder adquisitivo para las jubilaciones mínimas

Según el relevamiento mensual de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CAB) que realiza el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), en el primer mes del año, el valor de la canasta subió 1,82 por ciento. “En el último mes del 2018 una familia de dos adultos y dos niños pequeños necesitaba $9.791,62 para adquirir sus alimentos indispensables durante treinta días. Un mes después la misma familia requiere de $9.969,40 para solventar los mismos gastos”, indica el estudio.
Sin embargo, se mantiene una “enorme brecha entre estos aumentos y los que fueron otorgados a los trabajadores y jubilados”, según expresaron desde la organización. “En enero de 2018 el salario mínimo era de $9.500, un año después llegó a $11.300 (+19%), mientras que la jubilación mínima era de $7.790 hace doce meses, y ahora es de $9.309 (+19,5%). Hay una diferencia de unos 40 puntos porcentuales entre los incrementos de los alimentos y estas remuneraciones”, sostienen.
Los precios que más aumentaron en el último año estuvieron encabezados por la harina de trigo (150%), manzanas (117%), pan (100%), y fideos guiseros (100%), de acuerdo con el relevamiento que realizó Isepci. Ante este panorama, desde la entidad no consideran un escenario futuro favorable para el bolsillo de los asalariados, beneficiarios de programas sociales y jubilados. Ello porque se presupone que las mejoras estarán por debajo de la inflación.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Marcan fuerte pérdida del poder adquisitivo para las jubilaciones mínimas

Según el relevamiento mensual de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CAB) que realiza el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), en el primer mes del año, el valor de la canasta subió 1,82 por ciento. “En el último mes del 2018 una familia de dos adultos y dos niños pequeños necesitaba $9.791,62 para adquirir sus alimentos indispensables durante treinta días. Un mes después la misma familia requiere de $9.969,40 para solventar los mismos gastos”, indica el estudio.
Sin embargo, se mantiene una “enorme brecha entre estos aumentos y los que fueron otorgados a los trabajadores y jubilados”, según expresaron desde la organización. “En enero de 2018 el salario mínimo era de $9.500, un año después llegó a $11.300 (+19%), mientras que la jubilación mínima era de $7.790 hace doce meses, y ahora es de $9.309 (+19,5%). Hay una diferencia de unos 40 puntos porcentuales entre los incrementos de los alimentos y estas remuneraciones”, sostienen.
Los precios que más aumentaron en el último año estuvieron encabezados por la harina de trigo (150%), manzanas (117%), pan (100%), y fideos guiseros (100%), de acuerdo con el relevamiento que realizó Isepci. Ante este panorama, desde la entidad no consideran un escenario futuro favorable para el bolsillo de los asalariados, beneficiarios de programas sociales y jubilados. Ello porque se presupone que las mejoras estarán por debajo de la inflación.