ellitoral.com.ar

Martes 21 de Mayo de 2019 CORRIENTES21°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $43,90

Dolar Venta: $45,90

María pobre

Por José Ceschi

 ¡Buen día! En medio de tanta pobreza que nos agobia, puede ser reconfortante recordar a una mujer de Nazaret que fue pobre entre los pobres en su caminar hacia Dios. Le sugiero que se arrime a ella leyendo esta página de “María”, un hermoso librito de Miguel Ortega Riquelme:
“María es pobre. Vive en un pueblo sin  historia de la provincia de Galilea. Es rechazada en Belén y se refugia en un establo. La ofrenda que lleva al templo son las dos palomas de la humildad. Como una mujer perseguida, debe abandonar su tierra. Como peregrina acompaña al Cristo porque tiene necesidad de escucharlo para vivir. Y después de que su Hijo muere, María queda sola y Juan debe recibirla en su propia casa.
María es pobre. Su situación económica, sus palabras y sus signos, su ambiente social y cultural hablan de su pobreza. Es de los “pobres de Yahve” que necesitan esperanza y liberación porque sufren largamente la postergación y la injusticia. 
María es pobre no por un fatalismo del destino sino porque ella misma elige serlo. Ser pobre para María no es una vergonzosa humillación sino un título de gloria. Comparte la condición de los peregrinos sin casa, de los desterrados de su patria, de los marginados y oprimidos. No oculta su pobreza sino que se la muestra a Dios.
Y por esa actitud es elegida. Porque el Dios de Israel es defensor de los pobres, el liberador de los cautivos, el protector del huérfano y la viuda, el que da pan a los hambrientos y quebranta al explotador. Dios camina junto a su pueblo, y lo acompaña hacia la libertad. Dios coloca su mirada en los pequeños, se alza para defender a los humildes y trastorna el camino de los malvados…
La brecha entre pobres y ricos es un escándalo para el mundo. Algunos hombres y países viven en la abundancia y en el lujo, mientras grandes masas humanas sobreviven en el hambre y la miseria.
Dios no ama las injusticias y por eso María canta su protesta y anuncia su esperanza”. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

María pobre

Por José Ceschi

 ¡Buen día! En medio de tanta pobreza que nos agobia, puede ser reconfortante recordar a una mujer de Nazaret que fue pobre entre los pobres en su caminar hacia Dios. Le sugiero que se arrime a ella leyendo esta página de “María”, un hermoso librito de Miguel Ortega Riquelme:
“María es pobre. Vive en un pueblo sin  historia de la provincia de Galilea. Es rechazada en Belén y se refugia en un establo. La ofrenda que lleva al templo son las dos palomas de la humildad. Como una mujer perseguida, debe abandonar su tierra. Como peregrina acompaña al Cristo porque tiene necesidad de escucharlo para vivir. Y después de que su Hijo muere, María queda sola y Juan debe recibirla en su propia casa.
María es pobre. Su situación económica, sus palabras y sus signos, su ambiente social y cultural hablan de su pobreza. Es de los “pobres de Yahve” que necesitan esperanza y liberación porque sufren largamente la postergación y la injusticia. 
María es pobre no por un fatalismo del destino sino porque ella misma elige serlo. Ser pobre para María no es una vergonzosa humillación sino un título de gloria. Comparte la condición de los peregrinos sin casa, de los desterrados de su patria, de los marginados y oprimidos. No oculta su pobreza sino que se la muestra a Dios.
Y por esa actitud es elegida. Porque el Dios de Israel es defensor de los pobres, el liberador de los cautivos, el protector del huérfano y la viuda, el que da pan a los hambrientos y quebranta al explotador. Dios camina junto a su pueblo, y lo acompaña hacia la libertad. Dios coloca su mirada en los pequeños, se alza para defender a los humildes y trastorna el camino de los malvados…
La brecha entre pobres y ricos es un escándalo para el mundo. Algunos hombres y países viven en la abundancia y en el lujo, mientras grandes masas humanas sobreviven en el hambre y la miseria.
Dios no ama las injusticias y por eso María canta su protesta y anuncia su esperanza”.