Piquete de agentes de seguridad frente al palco de Fénix, puso en vilo el inicio del último corso
ellitoral.com.ar

Martes 26 de Marzo de 2019 CORRIENTES19°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $41,60

Dolar Venta: $43,60

Piquete de agentes de seguridad frente al palco de Fénix, puso en vilo el inicio del último corso

imagen_1

Agentes de seguridad y corta tickets de la empresa encargada de la seguridad de los carnavales correntinos realizaron anoche, antes del inicio de los corsos, un piquete en el corsódromo Nolo Alías, frente al palco de la empresa Fénix Entertainment Group, reclamando el pago de los montos adeudados por su labor.  
Al respecto indicaron a El Litoral que la firma organizadora de la fiesta no había cumplido con lo pactado y eso puso en riesgo la realización de la última velada. “No vamos a trabajar hasta que aparezca el dinero que nos adeudan”, aseguraron a este diario en el momento más álgido de la protesta, pasadas las 20.  
Una hora después, los responsables del plantel de seguridad salieron a informar a los medios que “nos pusimos de acuerdo con la empresa Fénix y vamos a trabajar normalmente. Se pagó una parte de lo adeudado y a las 2 de la madrugada dijeron que nos abonarían el resto”. 
La grave falencia organizativa de Fénix generó un gran problema para una de las principales fiestas populares de la provincia, y un producto cultural-turístico de jerarquía. 
Además, supuró en una noche con muchos invitados especiales, como gobernadores de diversas provincias que tenían previsto asistir al consódromo junto con su anfitrión Gustavo Valdés. 
Además, la gente que había adquirido entradas entró en un cono de incertidumbre al momento de emprender el viaje al Nolo Alías.
Un final de fiesta muy lamentable para Fénix. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Piquete de agentes de seguridad frente al palco de Fénix, puso en vilo el inicio del último corso

Agentes de seguridad y corta tickets de la empresa encargada de la seguridad de los carnavales correntinos realizaron anoche, antes del inicio de los corsos, un piquete en el corsódromo Nolo Alías, frente al palco de la empresa Fénix Entertainment Group, reclamando el pago de los montos adeudados por su labor.  
Al respecto indicaron a El Litoral que la firma organizadora de la fiesta no había cumplido con lo pactado y eso puso en riesgo la realización de la última velada. “No vamos a trabajar hasta que aparezca el dinero que nos adeudan”, aseguraron a este diario en el momento más álgido de la protesta, pasadas las 20.  
Una hora después, los responsables del plantel de seguridad salieron a informar a los medios que “nos pusimos de acuerdo con la empresa Fénix y vamos a trabajar normalmente. Se pagó una parte de lo adeudado y a las 2 de la madrugada dijeron que nos abonarían el resto”. 
La grave falencia organizativa de Fénix generó un gran problema para una de las principales fiestas populares de la provincia, y un producto cultural-turístico de jerarquía. 
Además, supuró en una noche con muchos invitados especiales, como gobernadores de diversas provincias que tenían previsto asistir al consódromo junto con su anfitrión Gustavo Valdés. 
Además, la gente que había adquirido entradas entró en un cono de incertidumbre al momento de emprender el viaje al Nolo Alías.
Un final de fiesta muy lamentable para Fénix.