La térmica rozó los 40°, pero una persistente lluvia dio un respiro
ellitoral.com.ar

Domingo 16de Junio de 2019CORRIENTES15°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$43,00

Dolar Venta:$45,00

La térmica rozó los 40°, pero una persistente lluvia dio un respiro

La jornada arrancó con mucho calor y un cielo cubierto. Cerca de las 16.30 comenzaron a caer las primeras gotas y por momentos hubo chaparrones de una intensidad considerable. Las condiciones mejorarían hoy, aunque con temperaturas más moderadas.
 

imagen_0
imagen_1

Una temperatura elevada y un alto porcentaje de humedad hicieron que la jornada comience siendo agobiante ayer en la ciudad. Durante la mañana y varias horas después del mediodía el termómetro marcó registros por encima de los 30°. Con un cielo cubierto y a pesar de que por varios momentos no hubo un sol radiante, la humedad alcanzó un 85%, elevando sustancialmente la sensación térmica. Por momentos, durante la siesta, la marca rozó los 40°.
Más allá del agobiante calor, el cielo dejaba ver que las condiciones iban a cambiar. Así, fue cerca de las 16.30 cuando comenzaron a caer las primeras gotas y luego la intensidad fue aumentando. 
Por momentos, durante la tarde, la lluvia fue copiosa, aunque se trató de chaparrones que fueron cambiando la intensidad hasta llegar la noche. Por este motivo, en la zona céntrica y avenidas no hubo grandes complicaciones y el agua no se acumuló.
En total, fueron poco menos de 20 los milímetros caídos durante toda la jornada, concentrados exclusivamente a la tarde y hasta bien entrada la noche. 
La lluvia hizo bajar considerablemente la temperatura y, a pesar de las incomodidades que pudo generar, lo cierto es que trajo algo de alivio tras una jornada muy calurosa. Anoche, la térmica era de apenas 22°, 18° menos que el registro matinal.
Aunque las precipitaciones no generó dificultades viales de consideración, tomó por sorpresa a algunos en el centro y en otras zonas. Se observaron durante la tarde personas refugiándose en los techos de algunos kioscos y por peatonal Junín aparecieron los vendedores de paraguas que fueron de ayuda para muchos de los desprevenidos. 
En los barrios, aunque no se generaron anegamientos, la persistente lluvia hizo que muchas calles de tierra queden en mal estado, en muchos casos agravándose la situación preexistente por falta de mantenimiento. 
El Servicio Meteorológico Nacional lanzó ayer un alerta para Corrientes y varias localidades de esta parte del país. Si bien anoche seguía vigente, el pronóstico anuncia que hoy las condiciones mejorarían notablemente y no se presentarían chaparrones de magnitud.
En cuanto a la temperatura, se espera que hoy y en los próximos días varíe levemente, con mínimas que oscilarían los 18° y máximas que estarán cercanas a los 30°.
Con una previsión a mediano y largo plazo, los estudios publicados hace poco tiempo estiman que las precipitaciones en este trimestre, hasta junio, estarán dentro de los niveles habituales para esta región, aunque sí pueden darse algunas tormentas y lluvias puntuales, aunque no serían severas como las que azotaron la ciudad en enero, generando serios daños. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

La térmica rozó los 40°, pero una persistente lluvia dio un respiro

La jornada arrancó con mucho calor y un cielo cubierto. Cerca de las 16.30 comenzaron a caer las primeras gotas y por momentos hubo chaparrones de una intensidad considerable. Las condiciones mejorarían hoy, aunque con temperaturas más moderadas.
 

Una temperatura elevada y un alto porcentaje de humedad hicieron que la jornada comience siendo agobiante ayer en la ciudad. Durante la mañana y varias horas después del mediodía el termómetro marcó registros por encima de los 30°. Con un cielo cubierto y a pesar de que por varios momentos no hubo un sol radiante, la humedad alcanzó un 85%, elevando sustancialmente la sensación térmica. Por momentos, durante la siesta, la marca rozó los 40°.
Más allá del agobiante calor, el cielo dejaba ver que las condiciones iban a cambiar. Así, fue cerca de las 16.30 cuando comenzaron a caer las primeras gotas y luego la intensidad fue aumentando. 
Por momentos, durante la tarde, la lluvia fue copiosa, aunque se trató de chaparrones que fueron cambiando la intensidad hasta llegar la noche. Por este motivo, en la zona céntrica y avenidas no hubo grandes complicaciones y el agua no se acumuló.
En total, fueron poco menos de 20 los milímetros caídos durante toda la jornada, concentrados exclusivamente a la tarde y hasta bien entrada la noche. 
La lluvia hizo bajar considerablemente la temperatura y, a pesar de las incomodidades que pudo generar, lo cierto es que trajo algo de alivio tras una jornada muy calurosa. Anoche, la térmica era de apenas 22°, 18° menos que el registro matinal.
Aunque las precipitaciones no generó dificultades viales de consideración, tomó por sorpresa a algunos en el centro y en otras zonas. Se observaron durante la tarde personas refugiándose en los techos de algunos kioscos y por peatonal Junín aparecieron los vendedores de paraguas que fueron de ayuda para muchos de los desprevenidos. 
En los barrios, aunque no se generaron anegamientos, la persistente lluvia hizo que muchas calles de tierra queden en mal estado, en muchos casos agravándose la situación preexistente por falta de mantenimiento. 
El Servicio Meteorológico Nacional lanzó ayer un alerta para Corrientes y varias localidades de esta parte del país. Si bien anoche seguía vigente, el pronóstico anuncia que hoy las condiciones mejorarían notablemente y no se presentarían chaparrones de magnitud.
En cuanto a la temperatura, se espera que hoy y en los próximos días varíe levemente, con mínimas que oscilarían los 18° y máximas que estarán cercanas a los 30°.
Con una previsión a mediano y largo plazo, los estudios publicados hace poco tiempo estiman que las precipitaciones en este trimestre, hasta junio, estarán dentro de los niveles habituales para esta región, aunque sí pueden darse algunas tormentas y lluvias puntuales, aunque no serían severas como las que azotaron la ciudad en enero, generando serios daños.