ellitoral.com.ar

Jueves 19 de Septiembre de 2019 CORRIENTES24°Pronóstico Extendido clima_parcial

Dolar Compra: $55,00

Dolar Venta: $58,50

Tigre vapuleó al Decano tucumano

En Victoria, en otra gran producción del equipo de  Pipo Gorosito, el Matador se impuso sobre Atlético Tucumán por 5 a 0. El próximo fin de semana será la revancha.
 

imagen_1

Tigre, uno de los equipos que descendió esta temporada a la B Nacional, continúa entregándole satisfacciones a sus hinchas y vapuleó anoche a Atlético Tucumán, por 5-0, en partido de ida de una de las semifinales de la Copa de la Superliga.
En un estadio “José Dellagiovanna” colmado en los cuatro costados, el equipo dirigido por Néstor Gorosito diseñó una exhibición de alto vuelo y metió un pie y medio adentro de la final del torneo que se jugará el domingo 2 de junio en el estadio “Mario Kempes” de Córdoba.
Atlético Tucumán, que acumuló su quinta derrota consecutiva en condición de visitante, intentará la proeza de dar vuelta la eliminatoria en el choque desquite que se celebrará el próximo fin de semana en el estadio “José Fierro”.
El equipo de Victoria ya se había impuesto por idéntico marcador al Decano hace poco más de tres años, en la Superliga 2016. En aquella ocasión, el 5-0 se cristalizó con los goles de Lucas Janson, Alexis Castro (3) y Carlos Luna.
En el arranque, la aceleración de Tigre hizo diferencias. Porque el criterio mostrado por Menossi (que volvió tras la suspensión) más la claridad de Diego Morales generó deficiencias en una defensa tucumana, que -como ocurrió en el 1-4 del martes pasado con River- se sintió incómoda y cometió errores en continuado.
Después de una chance que perdió Toledo fue todo del Matador. Y con la premisa de jugar por abajo como mandamiento, los del DT Gorosito empezaron a mandar en el desarrollo.
A los 15 minutos, una precisa habilitación de Lucas Janson halló en soledad a Menossi, quien se abrió hacia su derecha y sacó un disparo que batió a Cristian Lucchetti.
El Decano sintió el impacto y pese a que asumió el control de la pelota, adelantó líneas y dejó huecos para la contra. A los 30m., lo perdió Federico González, tras buena jugada de Morales.
En una de esas réplicas, a los 29m., tras un despeje largo, el equipo de Gorosito marcó el segundo gol, con una rápida aparición de Cavallaro (otra de las figuras), que le rompió el arco al mendocino Lucchetti.
Atlético tuvo la única chance nítida para marcar en esos 45 minutos iniciales, ya en tiempo de descuento, con un remate desde fuera del área de Carrera, que manoteó Marinelli y la pelota pegó en el travesaño.
En el segundo tiempo, el apetito voraz de Tigre sentenció la historia en apenas 5 minutos.
A los 9m., Cavallaro asistió a Morales, quien remató bajo y estampó el tercero, junto al palo derecho del arquero visitante.
A los 11m., una proyección de Colazo finalizó con un disparo cruzado y significó el cuarto; mientras que a los 14m. Cavallaro metió la cabeza a un centro de Janson y estableció el quinto ante el delirio de los hinchas locales, que a esa altura se pellizcaban para saber si era cierto el trepidante ritmo que le habían metido al encuentro.
Atlético Tucumán, que recibió 9 goles en los últimos dos encuentros, no tenía casi fuerzas para entusiasmarse con el descuento, más allá de que tuvo sus oportunidades, con Javier Toledo, Leandro Díaz o el ingresado Kaprof. Pero en todas las ocasiones, el arquero Marinelli surgió como garantía para evitar la conquista.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Tigre vapuleó al Decano tucumano

En Victoria, en otra gran producción del equipo de  Pipo Gorosito, el Matador se impuso sobre Atlético Tucumán por 5 a 0. El próximo fin de semana será la revancha.
 

<p>Sigue festejando. Tigre cumplió una soberbia actuación para vencer a los tucumanos. </p>

Sigue festejando. Tigre cumplió una soberbia actuación para vencer a los tucumanos. 

Tigre, uno de los equipos que descendió esta temporada a la B Nacional, continúa entregándole satisfacciones a sus hinchas y vapuleó anoche a Atlético Tucumán, por 5-0, en partido de ida de una de las semifinales de la Copa de la Superliga.
En un estadio “José Dellagiovanna” colmado en los cuatro costados, el equipo dirigido por Néstor Gorosito diseñó una exhibición de alto vuelo y metió un pie y medio adentro de la final del torneo que se jugará el domingo 2 de junio en el estadio “Mario Kempes” de Córdoba.
Atlético Tucumán, que acumuló su quinta derrota consecutiva en condición de visitante, intentará la proeza de dar vuelta la eliminatoria en el choque desquite que se celebrará el próximo fin de semana en el estadio “José Fierro”.
El equipo de Victoria ya se había impuesto por idéntico marcador al Decano hace poco más de tres años, en la Superliga 2016. En aquella ocasión, el 5-0 se cristalizó con los goles de Lucas Janson, Alexis Castro (3) y Carlos Luna.
En el arranque, la aceleración de Tigre hizo diferencias. Porque el criterio mostrado por Menossi (que volvió tras la suspensión) más la claridad de Diego Morales generó deficiencias en una defensa tucumana, que -como ocurrió en el 1-4 del martes pasado con River- se sintió incómoda y cometió errores en continuado.
Después de una chance que perdió Toledo fue todo del Matador. Y con la premisa de jugar por abajo como mandamiento, los del DT Gorosito empezaron a mandar en el desarrollo.
A los 15 minutos, una precisa habilitación de Lucas Janson halló en soledad a Menossi, quien se abrió hacia su derecha y sacó un disparo que batió a Cristian Lucchetti.
El Decano sintió el impacto y pese a que asumió el control de la pelota, adelantó líneas y dejó huecos para la contra. A los 30m., lo perdió Federico González, tras buena jugada de Morales.
En una de esas réplicas, a los 29m., tras un despeje largo, el equipo de Gorosito marcó el segundo gol, con una rápida aparición de Cavallaro (otra de las figuras), que le rompió el arco al mendocino Lucchetti.
Atlético tuvo la única chance nítida para marcar en esos 45 minutos iniciales, ya en tiempo de descuento, con un remate desde fuera del área de Carrera, que manoteó Marinelli y la pelota pegó en el travesaño.
En el segundo tiempo, el apetito voraz de Tigre sentenció la historia en apenas 5 minutos.
A los 9m., Cavallaro asistió a Morales, quien remató bajo y estampó el tercero, junto al palo derecho del arquero visitante.
A los 11m., una proyección de Colazo finalizó con un disparo cruzado y significó el cuarto; mientras que a los 14m. Cavallaro metió la cabeza a un centro de Janson y estableció el quinto ante el delirio de los hinchas locales, que a esa altura se pellizcaban para saber si era cierto el trepidante ritmo que le habían metido al encuentro.
Atlético Tucumán, que recibió 9 goles en los últimos dos encuentros, no tenía casi fuerzas para entusiasmarse con el descuento, más allá de que tuvo sus oportunidades, con Javier Toledo, Leandro Díaz o el ingresado Kaprof. Pero en todas las ocasiones, el arquero Marinelli surgió como garantía para evitar la conquista.