ellitoral.com.ar

Sabado 21de Septiembre de 2019CORRIENTES13°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$55,00

Dolar Venta:$58,50

“Ñañuva”, una biblioteca popular que desde hace 25 años forma parte del barrio Güemes

La presidenta de la asociación civil, Adelaida Gómez, contó a El Litoral que si bien no es el mismo público, hoy vienen muchas familias a compartir momentos de lectura. También es un lugar donde universitarios estudiaron y lograron obtener sus títulos.
 

imagen_1

En esta fecha, la biblioteca popular del barrio Güemes “Ñañuva” cumple 25 años y la presidenta de la asociación, Adelaida Gómez Geneiro, contó a El Litoral cómo fue evolucionando este lugar en cuanto al espacio físico, pero también su público. Esta tarde harán un chocolate para los socios y voluntarios celebrando a la vez la continuidad de una tarea solidaria que sigue aportando a la cultura y educación de la zona. 
“En este momento vienen personas de todas las edades; sí hubo un cambio en estos 25 años. Cuando comenzamos, las escuelas de la zona no tenían bibliotecas y venían los alumnos de la primaria y secundaria, eso cambió y la afluencia masiva disminuyó. Sí, hoy hay más jóvenes y adultos que vienen con sus hijos a compartir momentos de lectura y también llevan libros a sus casas”, contó Adelaida a este diario. 
Otro aporte muy importante es el ambiente de tranquilidad propicio para los estudiantes universitarios. “Tenemos todas las comodidades, hoy contamos con wifi. Acá vinieron a estudiar chicos que hoy son ingenieros, médicos, agrónomos o veterinarios. Convirtieron a la biblioteca en su lugar de estudio y esto tiene un valor agregado muy grande”, destacó.  
A la vez, resaltó que también realizan talleres de güaraní, danzas folclóricas, trabajan temas de importancia nacional como Malvinas y fechas patrias. En este sentido, remarcó que “la cultura correntina está muy arraigada en este espacio”.
Retrocediendo más de 20 años, Adelaida recordó que “la biblioteca comenzó por motivación de los vecinos del barrio que en ese momento estaban muy alejados de la ciudad y, en aquella época era bastante desolado para las nuevas familias de los planes habitacionales”. El espacio físico fue dado en su momento y hoy está en una ubicación diferente donde tienen 12 mil volúmenes a disposición de la gente, destacándose las colecciones bibliográficas para niños, jóvenes y adultos. 
Mucho de este material es donación de los mismos vecinos que buscan aportar a la cultura y educación de todas las familias, ya que no son sólo los niños quienes visitan este espacio.
Otro momento importante fue el acto de inicio donde estuvo quien era en su momento el presidente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares de apellido Ríos, “nos honró con su presencia porque dijo que este lugar ejemplificaba lo que es la biblioteca popular y la función que cumple en un barrio”. 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

“Ñañuva”, una biblioteca popular que desde hace 25 años forma parte del barrio Güemes

La presidenta de la asociación civil, Adelaida Gómez, contó a El Litoral que si bien no es el mismo público, hoy vienen muchas familias a compartir momentos de lectura. También es un lugar donde universitarios estudiaron y lograron obtener sus títulos.
 

<p>Biblioteca. Se cumplen 25 años de la asociación civil y lo celebrarán con un chocolate. </p>

Biblioteca. Se cumplen 25 años de la asociación civil y lo celebrarán con un chocolate. 

En esta fecha, la biblioteca popular del barrio Güemes “Ñañuva” cumple 25 años y la presidenta de la asociación, Adelaida Gómez Geneiro, contó a El Litoral cómo fue evolucionando este lugar en cuanto al espacio físico, pero también su público. Esta tarde harán un chocolate para los socios y voluntarios celebrando a la vez la continuidad de una tarea solidaria que sigue aportando a la cultura y educación de la zona. 
“En este momento vienen personas de todas las edades; sí hubo un cambio en estos 25 años. Cuando comenzamos, las escuelas de la zona no tenían bibliotecas y venían los alumnos de la primaria y secundaria, eso cambió y la afluencia masiva disminuyó. Sí, hoy hay más jóvenes y adultos que vienen con sus hijos a compartir momentos de lectura y también llevan libros a sus casas”, contó Adelaida a este diario. 
Otro aporte muy importante es el ambiente de tranquilidad propicio para los estudiantes universitarios. “Tenemos todas las comodidades, hoy contamos con wifi. Acá vinieron a estudiar chicos que hoy son ingenieros, médicos, agrónomos o veterinarios. Convirtieron a la biblioteca en su lugar de estudio y esto tiene un valor agregado muy grande”, destacó.  
A la vez, resaltó que también realizan talleres de güaraní, danzas folclóricas, trabajan temas de importancia nacional como Malvinas y fechas patrias. En este sentido, remarcó que “la cultura correntina está muy arraigada en este espacio”.
Retrocediendo más de 20 años, Adelaida recordó que “la biblioteca comenzó por motivación de los vecinos del barrio que en ese momento estaban muy alejados de la ciudad y, en aquella época era bastante desolado para las nuevas familias de los planes habitacionales”. El espacio físico fue dado en su momento y hoy está en una ubicación diferente donde tienen 12 mil volúmenes a disposición de la gente, destacándose las colecciones bibliográficas para niños, jóvenes y adultos. 
Mucho de este material es donación de los mismos vecinos que buscan aportar a la cultura y educación de todas las familias, ya que no son sólo los niños quienes visitan este espacio.
Otro momento importante fue el acto de inicio donde estuvo quien era en su momento el presidente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares de apellido Ríos, “nos honró con su presencia porque dijo que este lugar ejemplificaba lo que es la biblioteca popular y la función que cumple en un barrio”.