ellitoral.com.ar

Viernes 20de Septiembre de 2019CORRIENTES13°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$55,00

Dolar Venta:$58,50

Sin pausa, una intensa lluvia de más de cinco horas volvió a inundar calles y barrios

Fueron más de 100 milímetros y la mayor parte del registro se dio entre las 18.30 y la 1 de la madrugada. El viento tumbó un árbol y se derrumbó parte del muro perimetral de la escuela Regional. Otra vez debieron cortar el servicio de colectivos. 
 

Viento. El temporal tumbó un árbol al costado de la escuela Regional, dañando también un tramo del muro perimetral. 
Limpieza. Tras parar la lluvia, anoche se pudieron ver varias bocas de tormenta tapadas con basura y hasta un par de zapatillas.

Una persistente lluvia y fuertes vientos volvieron a generar serias complicaciones en la ciudad el jueves a la noche y hasta las primeras horas de ayer. Fueron más de 100 los milímetros de agua que cayeron, anegando nuevamente diferentes sectores capitalinos. 
Aunque la jornada del jueves fue inestable desde su inicio, lo cierto es que la situación se agravó a partir de las 18.30, cuando aumentó la intensidad y no cesó por un prolongado tiempo. Fueron cerca de cinco horas y media de lluvia constante las que provocaron los principales problemas. 
Las calles de la zona céntrica y avenidas de la ciudad se vieron colapsadas, con el agua que cubría toda la calzada sin poder escurrir. En varias zonas, como la avenida Independencia, decenas de vehículos quedaron varados y debieron esperar varias horas hasta que el agua baje, algo que ocurrió recién cuando escampó. 
Maipú fue otra de las arterias en las que se presentaron dificultades, con un importante anegamiento que impidió la circulación hasta la madrugada, cuando comenzó a escurrir el agua acumulada. También hubo complicaciones en muchos otros sectores como avenida La Paz, Cazadores Correntinos y Centenario. 
En la avenida Jorge Romero, en tanto, volvieron a producirse nuevos socavamientos. Allí, donde avanzan algunas obras para reparar el ducto dañado hace más de dos años, hubo desmoronamientos en la zona de calle Suipacha. Desde el Municipio aclararon que los trabajos allí no están paralizados, y que el nuevo problema se dio justamente en un sector que debieron abrir para seguir con la obra. 
Esta situación obligó a suspender una vez más el servicio de colectivos en la ciudad. La decisión se tomó cerca de las 22 y, aunque anunciaron que sería sólo por media hora, lo cierto es que no logró normalizarse. Usuarios comentaron a El Litoral que esperaron en la parada hasta pasada la medianoche, cuando debieron obligadamente trasladarse en remis. 
En algunos barrios se sintió aún más fuerte el efecto de la lluvia y el temporal que afectó la ciudad por más de cinco horas consecutivas. El San Roque, San Antonio, Ponce y Cremonte fueron algunos de los más perjudicados, aunque al momento del temporal las complicaciones se dieron en prácticamente todos. 
Los daños que causó el temporal se debió más que nada a la persistencia. Hasta las 18.30 había llovido sólo 20 milímetros, luego en una hora cayeron 30 milímetros y siguió con un ritmo sostenido hasta la madrugada. Recién después de eso comenzó a normalizarse lentamente la situación en calles, avenidas y barrios capitalinos. 
Las fuertes ráfagas de viento que acompañaron la lluvia por momentos generó además la caída de un árbol de importantes dimensiones en la zona Norte de la ciudad. El hecho ocurrió donde se encuentra la escuela Regional y derrumbó un tramo del muro perimetral del Centro de Educación Física que funciona en el mismo predio. 
Al respecto, Ruíz comentó que “ese fue el único árbol que cayó, el resto fueron sólo ramas”. Asimismo, el director de Gestión de Riesgo agregó que “ya comenzamos con los trabajos para poder retirar el árbol y liberar la zona, buscando evitar más complicaciones”. 
El tiempo dio un alivio ayer y la jornada se mantuvo estable y sin precipitaciones. Según el pronóstico, estas condiciones se mantendrían también hoy. En tanto, a partir de mañana a la tarde volvería a llover y el mal tiempo se extendería hasta el martes, luego de lo cual se compondría nuevamente. Los días seguirán frescos, con mínimas cercanas a los 12º y máximas que difícilmente superen los 20º.

¿Te gustó la nota?

Corte de luz en el centro

Por algunas tareas de mantenimiento que desarrollará hoy la Dpec, el suministro eléctrico se verá interrumpido entre las 8 y las 13 en la zona de San Juan y San Martín, además de sectores cercanos que pueden verse afectados mientras duren los trabajos.

Comentarios
Logo

Sin pausa, una intensa lluvia de más de cinco horas volvió a inundar calles y barrios

Fueron más de 100 milímetros y la mayor parte del registro se dio entre las 18.30 y la 1 de la madrugada. El viento tumbó un árbol y se derrumbó parte del muro perimetral de la escuela Regional. Otra vez debieron cortar el servicio de colectivos. 
 

Una persistente lluvia y fuertes vientos volvieron a generar serias complicaciones en la ciudad el jueves a la noche y hasta las primeras horas de ayer. Fueron más de 100 los milímetros de agua que cayeron, anegando nuevamente diferentes sectores capitalinos. 
Aunque la jornada del jueves fue inestable desde su inicio, lo cierto es que la situación se agravó a partir de las 18.30, cuando aumentó la intensidad y no cesó por un prolongado tiempo. Fueron cerca de cinco horas y media de lluvia constante las que provocaron los principales problemas. 
Las calles de la zona céntrica y avenidas de la ciudad se vieron colapsadas, con el agua que cubría toda la calzada sin poder escurrir. En varias zonas, como la avenida Independencia, decenas de vehículos quedaron varados y debieron esperar varias horas hasta que el agua baje, algo que ocurrió recién cuando escampó. 
Maipú fue otra de las arterias en las que se presentaron dificultades, con un importante anegamiento que impidió la circulación hasta la madrugada, cuando comenzó a escurrir el agua acumulada. También hubo complicaciones en muchos otros sectores como avenida La Paz, Cazadores Correntinos y Centenario. 
En la avenida Jorge Romero, en tanto, volvieron a producirse nuevos socavamientos. Allí, donde avanzan algunas obras para reparar el ducto dañado hace más de dos años, hubo desmoronamientos en la zona de calle Suipacha. Desde el Municipio aclararon que los trabajos allí no están paralizados, y que el nuevo problema se dio justamente en un sector que debieron abrir para seguir con la obra. 
Esta situación obligó a suspender una vez más el servicio de colectivos en la ciudad. La decisión se tomó cerca de las 22 y, aunque anunciaron que sería sólo por media hora, lo cierto es que no logró normalizarse. Usuarios comentaron a El Litoral que esperaron en la parada hasta pasada la medianoche, cuando debieron obligadamente trasladarse en remis. 
En algunos barrios se sintió aún más fuerte el efecto de la lluvia y el temporal que afectó la ciudad por más de cinco horas consecutivas. El San Roque, San Antonio, Ponce y Cremonte fueron algunos de los más perjudicados, aunque al momento del temporal las complicaciones se dieron en prácticamente todos. 
Los daños que causó el temporal se debió más que nada a la persistencia. Hasta las 18.30 había llovido sólo 20 milímetros, luego en una hora cayeron 30 milímetros y siguió con un ritmo sostenido hasta la madrugada. Recién después de eso comenzó a normalizarse lentamente la situación en calles, avenidas y barrios capitalinos. 
Las fuertes ráfagas de viento que acompañaron la lluvia por momentos generó además la caída de un árbol de importantes dimensiones en la zona Norte de la ciudad. El hecho ocurrió donde se encuentra la escuela Regional y derrumbó un tramo del muro perimetral del Centro de Educación Física que funciona en el mismo predio. 
Al respecto, Ruíz comentó que “ese fue el único árbol que cayó, el resto fueron sólo ramas”. Asimismo, el director de Gestión de Riesgo agregó que “ya comenzamos con los trabajos para poder retirar el árbol y liberar la zona, buscando evitar más complicaciones”. 
El tiempo dio un alivio ayer y la jornada se mantuvo estable y sin precipitaciones. Según el pronóstico, estas condiciones se mantendrían también hoy. En tanto, a partir de mañana a la tarde volvería a llover y el mal tiempo se extendería hasta el martes, luego de lo cual se compondría nuevamente. Los días seguirán frescos, con mínimas cercanas a los 12º y máximas que difícilmente superen los 20º.