19 de junio
ellitoral.com.ar

Jueves 18 de Julio de 2019 CORRIENTES16°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $41,50

Dolar Venta: $43,50

19 de junio

imagen_1

Por Juan Carlos Raffo

Corría el año 1853... y se inauguraba la Sala de Comercio en Corrientes. Un grupo de vecinos de la ciudad capital estableció el club denominado Sala de Comercio, bajo la presidencia del doctor Tiburcio Gómez Fonseca.
Esta institución, poco tiempo después, cambió su nombre inicial por el de “25 de Mayo”. Por entonces, la provincia tenía una población de 82.708 habitantes, con una tasa de crecimiento anual medio del 23/1.000 con respecto a los 61.872 habitantes que había dado el censo provincial de 1841.
El rubro de la economía provincial más floreciente era la ganadería, “dos mil trescientos sesenta y dos dueños de establecimientos pastoriles tenían las siguientes cantidades de ganado: 673.370 vacunos, 269.038 yeguas, 202.621 ovejas, 96.285 caballos, 3.846 mulas e incontables número de vacuno y yeguarizo alzados por el abandono de los intereses durante la guerra”.
La industria y el comercio se encontraban muy decaídos, aunque haciendo empeños por levantarse, debido especialmente a los años de guerra que vivió la provincia.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

19 de junio

Por Juan Carlos Raffo

Corría el año 1853... y se inauguraba la Sala de Comercio en Corrientes. Un grupo de vecinos de la ciudad capital estableció el club denominado Sala de Comercio, bajo la presidencia del doctor Tiburcio Gómez Fonseca.
Esta institución, poco tiempo después, cambió su nombre inicial por el de “25 de Mayo”. Por entonces, la provincia tenía una población de 82.708 habitantes, con una tasa de crecimiento anual medio del 23/1.000 con respecto a los 61.872 habitantes que había dado el censo provincial de 1841.
El rubro de la economía provincial más floreciente era la ganadería, “dos mil trescientos sesenta y dos dueños de establecimientos pastoriles tenían las siguientes cantidades de ganado: 673.370 vacunos, 269.038 yeguas, 202.621 ovejas, 96.285 caballos, 3.846 mulas e incontables número de vacuno y yeguarizo alzados por el abandono de los intereses durante la guerra”.
La industria y el comercio se encontraban muy decaídos, aunque haciendo empeños por levantarse, debido especialmente a los años de guerra que vivió la provincia.