Asesinó a su ex pareja, a sus suegros y acabó con su vida en un cementerio
ellitoral.com.ar

Jueves 18 de Julio de 2019 CORRIENTES16°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $41,50

Dolar Venta: $43,50

Asesinó a su ex pareja, a sus suegros y acabó con su vida en un cementerio

El homicida fue a la casa de su ex mujer donde mató de un escopetazo a la madre. Luego, acuchilló al padrastro y finalmente a la joven. Se dirigió después hasta la tumba de su esposa fallecida, en el cementerio de la localidad de 3 de Abril, jurisdicción de Bella Vista, donde terminó suicidándose.
 

imagen_1

En un conmovedor hecho, ocurrido dentro del campo de una estancia en el paraje Rincón de Ambrosio, un hombre mató a tres personas. Luego fue hasta el cementerio del paraje 3 de Abril donde se suicidó sobre la tumba de su ex pareja.
Ocurrió a las 8.30 de ayer, cuando Gabino Franco, de 53 años, llegó hasta una casa situada dentro del predio de la estancia Doña Obdulia, donde cometió un triple asesinato.
Los investigadores brindaron algunos detalles de los luctuosos acontecimientos que se desataron en un domicilio de la zona rural entre paraje Rincón de Ambrosio y Colonia 3 de Abril.

Situación
Revelaron que Franco era viudo y hacía dos meses, aproximadamente, había entablado una relación sentimental con una joven de 26 años, de nombre Gabriela Yolanda Soler, quien además era mamá de 3 chicos, todos en edad escolar. 
Habrían iniciado una convivencia, pero las cosas no se habrían dado de acuerdo con las primeras ilusiones de la pareja.
Por causas que se desconocen, el vínculo no funcionó y la chica había decidido, hacía ya una semana, regresar a vivir a la casa con sus padres.
En el paraje los vecinos contaron a la Policía que la mamá de la joven no estaba de acuerdo con esa relación, pero tampoco imaginaban un desenlace tan sangriento.
El inesperado final se produjo, aproximadamente, a las 8.30 de ayer. 
Franco esperó el momento en que su ex pareja abandonara la casa para llevar a los chicos al colegio.
Se trasladó, entonces, hasta la humilde vivienda, donde encontró aún acostada en la cama a Ana María Soler (44), a quien mató de un escopetazo con un disparo a corta distancia, con un cañón calibre 16 milímetros.
El arma posteriormente fue hallada en la misma habitación con un cartucho percutado. La mamá de Gabriela, al parecer, murió en el acto al recibir los impactos de decenas de perdigones.
La pareja de la señora, de nombre Isabelino Mendoza (43), llegó corriendo al escuchar la potente detonación.
El jefe de la Unidad Regional II, comisario general general Héctor Montiel, señaló que esta persona, ni bien entró a la habitación, fue recibida a machetazos.
Explicó que los médicos hallaron rastros de severos golpes y mortales heridas con arma blanca en el cuerpo de Mendoza, cuyo cadáver también quedó en la misma habitación.
Finalmente, regresó Gabriela Soler, después de llevar a sus tres hijos a la escuela. También fue atacada con la misma arma blanca, que sería un machete.
Gabino Franco, luego de provocar semejante tragedia, subió a su moto de 110 cc, avanzó 10 kilómetros y llegó hasta el cementerio del paraje 3 de Abril a 200 metros de la Ruta Provincial 27. Allí acabó con su vida, con la misma arma blanca. Su cuerpo terminó tendido sobre el panteón de mujer fallecida

Sobreviviente
El comisario Montiel habló también con FM Radio Dos de una mujer de 21 años. “Esta chica -que sería hermana de Gabriela Soler-  no estaba en la misma habitación que las otras tres personas. Al escuchar la detonación y ataques salió corriendo y buscó ayuda en el vecindario”.
Se trata de María Soledad Soler, hermana de la joven ex pareja de Franco, quien fue testigo del momento en el que asesinaban a su hermana, a su madre y a su padrastro.
“Ella estaba en la casa, vio lo que sucedió, pero Franco no advirtió su presencia y logró huir”, detalló una fuente.
La investigación de todo lo acontecido se encuentra en manos de la Policía de la Comisaría Tercera de Bella Vista que, por razones de jurisdicción, trabajó en el escenario.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Asesinó a su ex pareja, a sus suegros y acabó con su vida en un cementerio

El homicida fue a la casa de su ex mujer donde mató de un escopetazo a la madre. Luego, acuchilló al padrastro y finalmente a la joven. Se dirigió después hasta la tumba de su esposa fallecida, en el cementerio de la localidad de 3 de Abril, jurisdicción de Bella Vista, donde terminó suicidándose.
 

<p>Escenario. El homicida acabó con su vida en el cementerio de Colonia 3 de Abril. Su cuerpo yacía sobre la tumba de su ex exposa.  </p>

Escenario. El homicida acabó con su vida en el cementerio de Colonia 3 de Abril. Su cuerpo yacía sobre la tumba de su ex exposa.  

En un conmovedor hecho, ocurrido dentro del campo de una estancia en el paraje Rincón de Ambrosio, un hombre mató a tres personas. Luego fue hasta el cementerio del paraje 3 de Abril donde se suicidó sobre la tumba de su ex pareja.
Ocurrió a las 8.30 de ayer, cuando Gabino Franco, de 53 años, llegó hasta una casa situada dentro del predio de la estancia Doña Obdulia, donde cometió un triple asesinato.
Los investigadores brindaron algunos detalles de los luctuosos acontecimientos que se desataron en un domicilio de la zona rural entre paraje Rincón de Ambrosio y Colonia 3 de Abril.

Situación
Revelaron que Franco era viudo y hacía dos meses, aproximadamente, había entablado una relación sentimental con una joven de 26 años, de nombre Gabriela Yolanda Soler, quien además era mamá de 3 chicos, todos en edad escolar. 
Habrían iniciado una convivencia, pero las cosas no se habrían dado de acuerdo con las primeras ilusiones de la pareja.
Por causas que se desconocen, el vínculo no funcionó y la chica había decidido, hacía ya una semana, regresar a vivir a la casa con sus padres.
En el paraje los vecinos contaron a la Policía que la mamá de la joven no estaba de acuerdo con esa relación, pero tampoco imaginaban un desenlace tan sangriento.
El inesperado final se produjo, aproximadamente, a las 8.30 de ayer. 
Franco esperó el momento en que su ex pareja abandonara la casa para llevar a los chicos al colegio.
Se trasladó, entonces, hasta la humilde vivienda, donde encontró aún acostada en la cama a Ana María Soler (44), a quien mató de un escopetazo con un disparo a corta distancia, con un cañón calibre 16 milímetros.
El arma posteriormente fue hallada en la misma habitación con un cartucho percutado. La mamá de Gabriela, al parecer, murió en el acto al recibir los impactos de decenas de perdigones.
La pareja de la señora, de nombre Isabelino Mendoza (43), llegó corriendo al escuchar la potente detonación.
El jefe de la Unidad Regional II, comisario general general Héctor Montiel, señaló que esta persona, ni bien entró a la habitación, fue recibida a machetazos.
Explicó que los médicos hallaron rastros de severos golpes y mortales heridas con arma blanca en el cuerpo de Mendoza, cuyo cadáver también quedó en la misma habitación.
Finalmente, regresó Gabriela Soler, después de llevar a sus tres hijos a la escuela. También fue atacada con la misma arma blanca, que sería un machete.
Gabino Franco, luego de provocar semejante tragedia, subió a su moto de 110 cc, avanzó 10 kilómetros y llegó hasta el cementerio del paraje 3 de Abril a 200 metros de la Ruta Provincial 27. Allí acabó con su vida, con la misma arma blanca. Su cuerpo terminó tendido sobre el panteón de mujer fallecida

Sobreviviente
El comisario Montiel habló también con FM Radio Dos de una mujer de 21 años. “Esta chica -que sería hermana de Gabriela Soler-  no estaba en la misma habitación que las otras tres personas. Al escuchar la detonación y ataques salió corriendo y buscó ayuda en el vecindario”.
Se trata de María Soledad Soler, hermana de la joven ex pareja de Franco, quien fue testigo del momento en el que asesinaban a su hermana, a su madre y a su padrastro.
“Ella estaba en la casa, vio lo que sucedió, pero Franco no advirtió su presencia y logró huir”, detalló una fuente.
La investigación de todo lo acontecido se encuentra en manos de la Policía de la Comisaría Tercera de Bella Vista que, por razones de jurisdicción, trabajó en el escenario.