ellitoral.com.ar

Viernes 18de Octubre de 2019CORRIENTES17°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$56,00

Dolar Venta:$59,50

Para la Fiscalía, al empresario Sartori lo asesinaron salvajemente a golpes

El Ministerio Público sostiene que la víctima fue golpeada violentamente, lo que le provocó fractura de cráneo y costillas, de la 6ta. a la 8va. del lado izquierdo y una vez  atado y amordazo lo ultimaron con crueldad, haciéndole padecer un “sufrimiento innecesario”.
 

imagen_1

n En un alegato que duró aproximadamente 6 horas la Fiscalía, a cargo de los doctores Juan Carlos Alegre (Fiscal del TOP) y Adrián A. Casarrubia emitieron sus conclusiones finales con la ayuda de proyección de imágenes ilustrativas que -afirmaron- permitían acreditar la responsabilidad penal de los acusados y el grado de participación de cada uno de ellos en el salvaje asesinato del empresario yerbatero Hugo Sartori.
Según la Fiscalía, el fin delictivo era “apoderarse de una importante suma de dinero. Querían que Sartori los lleve donde tenía el dinero”. Por eso indicaron que aproximadamente a las 16 horas del domingo 6 de diciembre de 2015 Ibarra y Genes se quedan sobre la Ruta Nacional 123, el primero de éstos más alejado y Genes a escasa distancia del portón de acceso del potrero “El Quebracho”.
Ingresaron en un Honda Civic Rosales, Alegre, Zygalzki, Mieres y dos personas más aún no identificadas con armas de fuego amedrentando y maniatando con alambre de fardo a los Cabral (padre e hijo) que se encontraban trabajando con Sartori, cuando intentan lo propio con éste se resistió extrayendo un cuchillo con el cual corta a Mieres y, en el forcejeo, Rosales efectuó un disparo que impactó en la cabeza de Mieres.
Ante ello, “todos arremeten contra Sartori golpeándolo salvajemente provocándole fractura de cráneo y costillas, de la 6ta. a la 8va. del lado izquierdo, a quien luego lo atan y lo amordazan” ultimándolo con crueldad, haciéndole padecer un “sufrimiento innecesario”.
La acusación pública pidió para Rosales la pena de prisión perpetua en carácter de los delitos de “homicidio en ocasión de robo, homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa y portación ilegítima de arma de fuego agravada por registrar antecedentes penales por delito doloso contra las personas”, todo en concurso real.
A los acusados Alegre y Zygalzki los encontró coautores de los delitos de “homicidio en ocasión de robo y homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa”, en concurso real, y solicitó para ambos prisión perpetua.
Para el acusado Genes solicitó la pena de 20 años de prisión por el delito de “homicidio en ocasión de robo” en carácter de coautor. 
Finalmente, respecto del acusado Ibarra, modificó el grado de participación atribuida al inicio y lo consideró partícipe secundario del delito de “homicidio en ocasión de robo”, solicitando la pena de 8 años de prisión.
Se pidió en todos los casos la imposición de accesorias legales y costas, y el decomiso de todos los elementos secuestrados, así como la remisión de todos los soportes magnéticos al Juzgado de Instrucción y Correccional de Mercedes para que continúe la investigación respecto de las personas aún no identificadas.
Por su parte el abogado querellante Guillermo Escalante en su exposición coincidió con los alegatos del representante del Ministerio Público.
Aseveró que “a Sartori lo amenazan y lo golpean. Este se defendió con un cuchillo barriguero ante el ataque ‘piraña’, hiriendo a uno de ellos en la cabeza y a otro en el estómago. En el forcejeo a Rosales se le escapa un tiro y mata a Mieres. Entonces lo golpearon de forma salvaje, con saña, dando un golpe certero en la cabeza con una llave Stilson”.
Luego expresó que “fueron a robar, pero la resistencia culminó en una masacre”. La querella concluyó que se encontraba probada la responsabilidad penal y la autoría de los acusados. Solicitó prisión perpetua para los acusados Félix Amadeo Rosales, Alfredo José Alegre y Aníbal Ramón Zygalzki por los delitos acusados.
Para el imputado Genes, a quien describió como el que “organizaba y coordinaba el plan delictivo”, solicitó la pena de 20 años de prisión por el delito de homicidio en ocasión de robo. Y para el confeso Ibarra solicitó 8 años de prisión por considerarlo partícipe secundario del delito de homicidio en ocasión de robo.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Para la Fiscalía, al empresario Sartori lo asesinaron salvajemente a golpes

El Ministerio Público sostiene que la víctima fue golpeada violentamente, lo que le provocó fractura de cráneo y costillas, de la 6ta. a la 8va. del lado izquierdo y una vez  atado y amordazo lo ultimaron con crueldad, haciéndole padecer un “sufrimiento innecesario”.
 

<p>Instancia final. Para la querella y la Fiscalía hay pruebas contundentes para lograr una sentencia condenatoria.</p>

Instancia final. Para la querella y la Fiscalía hay pruebas contundentes para lograr una sentencia condenatoria.

n En un alegato que duró aproximadamente 6 horas la Fiscalía, a cargo de los doctores Juan Carlos Alegre (Fiscal del TOP) y Adrián A. Casarrubia emitieron sus conclusiones finales con la ayuda de proyección de imágenes ilustrativas que -afirmaron- permitían acreditar la responsabilidad penal de los acusados y el grado de participación de cada uno de ellos en el salvaje asesinato del empresario yerbatero Hugo Sartori.
Según la Fiscalía, el fin delictivo era “apoderarse de una importante suma de dinero. Querían que Sartori los lleve donde tenía el dinero”. Por eso indicaron que aproximadamente a las 16 horas del domingo 6 de diciembre de 2015 Ibarra y Genes se quedan sobre la Ruta Nacional 123, el primero de éstos más alejado y Genes a escasa distancia del portón de acceso del potrero “El Quebracho”.
Ingresaron en un Honda Civic Rosales, Alegre, Zygalzki, Mieres y dos personas más aún no identificadas con armas de fuego amedrentando y maniatando con alambre de fardo a los Cabral (padre e hijo) que se encontraban trabajando con Sartori, cuando intentan lo propio con éste se resistió extrayendo un cuchillo con el cual corta a Mieres y, en el forcejeo, Rosales efectuó un disparo que impactó en la cabeza de Mieres.
Ante ello, “todos arremeten contra Sartori golpeándolo salvajemente provocándole fractura de cráneo y costillas, de la 6ta. a la 8va. del lado izquierdo, a quien luego lo atan y lo amordazan” ultimándolo con crueldad, haciéndole padecer un “sufrimiento innecesario”.
La acusación pública pidió para Rosales la pena de prisión perpetua en carácter de los delitos de “homicidio en ocasión de robo, homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa y portación ilegítima de arma de fuego agravada por registrar antecedentes penales por delito doloso contra las personas”, todo en concurso real.
A los acusados Alegre y Zygalzki los encontró coautores de los delitos de “homicidio en ocasión de robo y homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa”, en concurso real, y solicitó para ambos prisión perpetua.
Para el acusado Genes solicitó la pena de 20 años de prisión por el delito de “homicidio en ocasión de robo” en carácter de coautor. 
Finalmente, respecto del acusado Ibarra, modificó el grado de participación atribuida al inicio y lo consideró partícipe secundario del delito de “homicidio en ocasión de robo”, solicitando la pena de 8 años de prisión.
Se pidió en todos los casos la imposición de accesorias legales y costas, y el decomiso de todos los elementos secuestrados, así como la remisión de todos los soportes magnéticos al Juzgado de Instrucción y Correccional de Mercedes para que continúe la investigación respecto de las personas aún no identificadas.
Por su parte el abogado querellante Guillermo Escalante en su exposición coincidió con los alegatos del representante del Ministerio Público.
Aseveró que “a Sartori lo amenazan y lo golpean. Este se defendió con un cuchillo barriguero ante el ataque ‘piraña’, hiriendo a uno de ellos en la cabeza y a otro en el estómago. En el forcejeo a Rosales se le escapa un tiro y mata a Mieres. Entonces lo golpearon de forma salvaje, con saña, dando un golpe certero en la cabeza con una llave Stilson”.
Luego expresó que “fueron a robar, pero la resistencia culminó en una masacre”. La querella concluyó que se encontraba probada la responsabilidad penal y la autoría de los acusados. Solicitó prisión perpetua para los acusados Félix Amadeo Rosales, Alfredo José Alegre y Aníbal Ramón Zygalzki por los delitos acusados.
Para el imputado Genes, a quien describió como el que “organizaba y coordinaba el plan delictivo”, solicitó la pena de 20 años de prisión por el delito de homicidio en ocasión de robo. Y para el confeso Ibarra solicitó 8 años de prisión por considerarlo partícipe secundario del delito de homicidio en ocasión de robo.