Provincias sin transporte por el reclamo de sueldos
ellitoral.com.ar

Jueves 18 de Julio de 2019 CORRIENTES16°Pronóstico Extendido clima_parcial_noche

Dolar Compra: $41,50

Dolar Venta: $43,50

Provincias sin transporte por el reclamo de sueldos

Fracasó la negociación entre el gremio de los colectiveros y las compañías, que sí arreglaron incrementos en la ciudad y la provincia de Buenos Aires. 
 

imagen_1

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) paralizó todos los servicios de transporte de pasajeros en el interior del país, luego del fracaso de las negociaciones paritarias con la cámara empresaria en la Secretaría de Trabajo. 
La protesta nacional no afecta los servicios de transporte público de pasajeros de corta y media distancia en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, ya que sindicalistas y empleadores convinieron un salario básico de 41.000 pesos, retroactivo a junio último, y una suma fija no remunerativa de 11.000 pesos en tres tramos.
Lo confirmó a Télam el secretario general de la organización sindical, Roberto Fernández, quien explicó que esos 11.000 pesos no remunerativos serán percibidos por los choferes en tres cuotas: 3 mil en junio, 4.000 este mes y otros 4.000 con los salarios de agosto.
“Lamentablemente, fue necesario decidir el paro nacional en el interior del país durante 24 horas, a excepción de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, porque ningún funcionario de esos distritos se presentó a negociar en Trabajo, en una clara y evidente demostración de irresponsabilidad que caracteriza hace tiempo a la cámara”, afirmó Fernández. 
El dirigente gremial, también enrolado en la estratégica Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, sostuvo que “el salario de los trabajadores no es político y en nada se relaciona con los avatares políticos y electorales”.
Fernández adelantó a esta agencia que de no prosperar esas negociaciones para mejorar los ingresos de los choferes de todo el país, “la UTA profundizará las protestas”.
“Es imprescindible que los empresarios entiendan que el salario de los trabajadores significa su supervivencia y no está atado a los avatares políticos”, señaló el dirigente. 
La UTA acordó salarios básicos para los choferes que cumplen tareas en Buenos Aires y en territorio bonaerense, y logró además 11.000 pesos, aunque había reclamado 16 mil.
El secretario de Prensa del sindicato, Mario Calegari, había señalado de forma previa al encuentro realizado en la dependencia laboral de la avenida Callao al 100 que “el gremio no es optimista respecto de la posibilidad de convenir ingresos para el interior” del país, ya que la Federación Argentina de Transportes por Automotor de Pasajeros (Fatap) “no realizó ninguna oferta para destrabar el conflicto en la mayoría de los distritos”.
“Los empresarios ratificaron su postura para los trabajadores del interior y no ofrecieron siquiera una propuesta de recomposición mínima de ingresos, por lo que la UTA responsabiliza por el conflicto a los empleadores y a las autoridades nacionales y provinciales, que ignoran la situación y no se hacen eco del planteo sindical. El salario cada vez vale menos, y la cámara se niega a ver esa realidad”, concluyó.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Provincias sin transporte por el reclamo de sueldos

Fracasó la negociación entre el gremio de los colectiveros y las compañías, que sí arreglaron incrementos en la ciudad y la provincia de Buenos Aires. 
 

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) paralizó todos los servicios de transporte de pasajeros en el interior del país, luego del fracaso de las negociaciones paritarias con la cámara empresaria en la Secretaría de Trabajo. 
La protesta nacional no afecta los servicios de transporte público de pasajeros de corta y media distancia en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, ya que sindicalistas y empleadores convinieron un salario básico de 41.000 pesos, retroactivo a junio último, y una suma fija no remunerativa de 11.000 pesos en tres tramos.
Lo confirmó a Télam el secretario general de la organización sindical, Roberto Fernández, quien explicó que esos 11.000 pesos no remunerativos serán percibidos por los choferes en tres cuotas: 3 mil en junio, 4.000 este mes y otros 4.000 con los salarios de agosto.
“Lamentablemente, fue necesario decidir el paro nacional en el interior del país durante 24 horas, a excepción de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, porque ningún funcionario de esos distritos se presentó a negociar en Trabajo, en una clara y evidente demostración de irresponsabilidad que caracteriza hace tiempo a la cámara”, afirmó Fernández. 
El dirigente gremial, también enrolado en la estratégica Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, sostuvo que “el salario de los trabajadores no es político y en nada se relaciona con los avatares políticos y electorales”.
Fernández adelantó a esta agencia que de no prosperar esas negociaciones para mejorar los ingresos de los choferes de todo el país, “la UTA profundizará las protestas”.
“Es imprescindible que los empresarios entiendan que el salario de los trabajadores significa su supervivencia y no está atado a los avatares políticos”, señaló el dirigente. 
La UTA acordó salarios básicos para los choferes que cumplen tareas en Buenos Aires y en territorio bonaerense, y logró además 11.000 pesos, aunque había reclamado 16 mil.
El secretario de Prensa del sindicato, Mario Calegari, había señalado de forma previa al encuentro realizado en la dependencia laboral de la avenida Callao al 100 que “el gremio no es optimista respecto de la posibilidad de convenir ingresos para el interior” del país, ya que la Federación Argentina de Transportes por Automotor de Pasajeros (Fatap) “no realizó ninguna oferta para destrabar el conflicto en la mayoría de los distritos”.
“Los empresarios ratificaron su postura para los trabajadores del interior y no ofrecieron siquiera una propuesta de recomposición mínima de ingresos, por lo que la UTA responsabiliza por el conflicto a los empleadores y a las autoridades nacionales y provinciales, que ignoran la situación y no se hacen eco del planteo sindical. El salario cada vez vale menos, y la cámara se niega a ver esa realidad”, concluyó.