ellitoral.com.ar

Viernes 06de Diciembre de 2019CORRIENTES16°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$57,75

Dolar Venta:$62,25

Investigan las causas del apagón en Nueva York

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó ayer investigar el apagón que afectó anteanoche a más de 70.000 personas durante cuatro horas, y aseguró que es “inaceptable” que se produzcan esos cortes. 
“Aunque la situación por suerte se ha contenido, el hecho de que haya sucedido es inaceptable”, afirmó en un comunicado.
El funcionario pidió además a la Comisión de Servicio Público “que realice una investigación para determinar las causas” del hecho y adelantó que “todas las partes implicadas serán responsabilizadas para asegurar que no vuelva a suceder”.
Se cree que el apagón se produjo por problemas en una de las subestaciones en la zona oeste de Manhattan, que se extendió a otras instalaciones eléctricas de la ciudad.
El apagón duró cerca de cuatro horas y dejó a 72.000 clientes sin luz, afectando a la zona oeste de Manhattan y puntos emblemáticos como Times Square, lo que produjo escenas de inquietud entre los ciudadanos porque las líneas de subte y los teatros se paralizaron.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Investigan las causas del apagón en Nueva York

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó ayer investigar el apagón que afectó anteanoche a más de 70.000 personas durante cuatro horas, y aseguró que es “inaceptable” que se produzcan esos cortes. 
“Aunque la situación por suerte se ha contenido, el hecho de que haya sucedido es inaceptable”, afirmó en un comunicado.
El funcionario pidió además a la Comisión de Servicio Público “que realice una investigación para determinar las causas” del hecho y adelantó que “todas las partes implicadas serán responsabilizadas para asegurar que no vuelva a suceder”.
Se cree que el apagón se produjo por problemas en una de las subestaciones en la zona oeste de Manhattan, que se extendió a otras instalaciones eléctricas de la ciudad.
El apagón duró cerca de cuatro horas y dejó a 72.000 clientes sin luz, afectando a la zona oeste de Manhattan y puntos emblemáticos como Times Square, lo que produjo escenas de inquietud entre los ciudadanos porque las líneas de subte y los teatros se paralizaron.