ellitoral.com.ar

Martes 22de Octubre de 2019CORRIENTES20°Pronóstico Extendidoclima_parcial

Dolar Compra:$57,00

Dolar Venta:$60,50

El maní cordobés, el más dulce del mundo

imagen_1

Con el 95 % de su producción destinada a exportación, la provincia de Córdoba se consolida como el tercer exportador mundial de maní con cáscara y el primero con valor agregado: sin cáscara o “blancheado” y aceite. Estudios realizados durante 15 años en el Inta confirmaron que es el más dulce del mundo, un aspecto de calidad diferencial y un requisito clave que respalda el sello de Denominación de Origen (DO) “Maní de Córdoba” obtenido en 2012. 
María José Martínez –investigadora del Inta Manfredi, Córdoba, que junto con el equipo del Laboratorio de Calidad de Granos estudió la caracterización del maní argentino– destacó las variables químicas de los granos y aseguró que “posee un contenido de Calcio y de Azúcares totales (Glucosa, Fructosa y Sacarosa) mayor que el de los competidores y una buena proporción de proteínas”.
A su vez, agregó: “También pudimos demostrar que el mayor contenido de azúcares es debido a la menor temperatura ambiental en la que se desarrolla el grano de maní cultivado en la Argentina, respecto del resto del mundo”.
De acuerdo con la especialista, “es la primera evidencia tangible que respalda el sabor característico del producto y constituye la base fundamental para determinar una calidad diferencial respecto del maní producido por el resto del mundo”. Esto consolida una prueba necesaria y suficiente que respalda la Denominación de Origen (DO) otorgada en 2012 al maní cordobés.
“Este trabajo de investigación nos permite establecer las características diferenciales de nuestro maní”, detalló Martinez, quien aseguró que se trata de información valiosa y fundamental para comercializar este alimento en el mercado internacional como un producto de calidad diferenciada.
Durante más de 15 años, los especialistas del Inta realizaron un exhaustivo análisis de los principales componentes químicos de los granos de maní producidos en la Argentina. Se analizó la composición química determinada por el contenido de ácidos grasos (O/L), materia grasa; proteínas; micro y macronutrientes minerales; azúcares y tocoferoles antioxidantes como la vitamina E.
Además, se observaron la evolución de las variables químicas entre cosechas y el efecto de las rotaciones con otros cultivos y los tipos de labranza, así como también la temperatura durante el desarrollo del grano de maní sobre la calidad química.
Del estudio surgió que el maní Confitería argentino varía entre el 47 y el 51 % de materia grasa, entre el 25 y el 29 % de proteínas. También contiene 8.55 y 13.44 mg/100g de azúcares totales, con una mayor proporción de sacarosa; 510 ppm de tocoferoles totales; 2 g/kg de Magnesio, 7 g/kg de Potasio, 675 mg/kg de Calcio, y 80 mg/kg de Manganeso, Hierro, Cobre, Selenio y Zinc; además de trazas de Molibdeno, Cobalto y Cromo que son indispensables para las enzimas del metabolismo.
Entre las conclusiones, se destaca que el mayor contenido de Calcio y Magnesio podría estar relacionado con una mayor crocantez, reconocida por los consumidores, como así también los valores de azúcares totales favorecen a una mayor preferencia en el sabor del maní argentino.
 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

El maní cordobés, el más dulce del mundo

Con el 95 % de su producción destinada a exportación, la provincia de Córdoba se consolida como el tercer exportador mundial de maní con cáscara y el primero con valor agregado: sin cáscara o “blancheado” y aceite. Estudios realizados durante 15 años en el Inta confirmaron que es el más dulce del mundo, un aspecto de calidad diferencial y un requisito clave que respalda el sello de Denominación de Origen (DO) “Maní de Córdoba” obtenido en 2012. 
María José Martínez –investigadora del Inta Manfredi, Córdoba, que junto con el equipo del Laboratorio de Calidad de Granos estudió la caracterización del maní argentino– destacó las variables químicas de los granos y aseguró que “posee un contenido de Calcio y de Azúcares totales (Glucosa, Fructosa y Sacarosa) mayor que el de los competidores y una buena proporción de proteínas”.
A su vez, agregó: “También pudimos demostrar que el mayor contenido de azúcares es debido a la menor temperatura ambiental en la que se desarrolla el grano de maní cultivado en la Argentina, respecto del resto del mundo”.
De acuerdo con la especialista, “es la primera evidencia tangible que respalda el sabor característico del producto y constituye la base fundamental para determinar una calidad diferencial respecto del maní producido por el resto del mundo”. Esto consolida una prueba necesaria y suficiente que respalda la Denominación de Origen (DO) otorgada en 2012 al maní cordobés.
“Este trabajo de investigación nos permite establecer las características diferenciales de nuestro maní”, detalló Martinez, quien aseguró que se trata de información valiosa y fundamental para comercializar este alimento en el mercado internacional como un producto de calidad diferenciada.
Durante más de 15 años, los especialistas del Inta realizaron un exhaustivo análisis de los principales componentes químicos de los granos de maní producidos en la Argentina. Se analizó la composición química determinada por el contenido de ácidos grasos (O/L), materia grasa; proteínas; micro y macronutrientes minerales; azúcares y tocoferoles antioxidantes como la vitamina E.
Además, se observaron la evolución de las variables químicas entre cosechas y el efecto de las rotaciones con otros cultivos y los tipos de labranza, así como también la temperatura durante el desarrollo del grano de maní sobre la calidad química.
Del estudio surgió que el maní Confitería argentino varía entre el 47 y el 51 % de materia grasa, entre el 25 y el 29 % de proteínas. También contiene 8.55 y 13.44 mg/100g de azúcares totales, con una mayor proporción de sacarosa; 510 ppm de tocoferoles totales; 2 g/kg de Magnesio, 7 g/kg de Potasio, 675 mg/kg de Calcio, y 80 mg/kg de Manganeso, Hierro, Cobre, Selenio y Zinc; además de trazas de Molibdeno, Cobalto y Cromo que son indispensables para las enzimas del metabolismo.
Entre las conclusiones, se destaca que el mayor contenido de Calcio y Magnesio podría estar relacionado con una mayor crocantez, reconocida por los consumidores, como así también los valores de azúcares totales favorecen a una mayor preferencia en el sabor del maní argentino.