ellitoral.com.ar

Sabado 24de Agosto de 2019CORRIENTES19°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$53,00

Dolar Venta:$57,00

Una itateña de 8 años salió campeona en el mundial de taekwondo en Brasil

La niña finalizó primera en “lucha” y tercera en “formas” en el torneo mundial ITF que se realizó en Foz de Iguazú. Compitió con luchadoras de Nueva Zelanda, Canadá, Sudáfrica y Estados Unidos, entre otros países.
 

imagen_1

 El certamen se llevó a cabo del 9 al 11 de agosto en el complejo deportivo Costa Cavalcante, en Foz de Iguazú, y reunió a jóvenes de todo el mundo. Temis Aquino, que tiene 8 años, resultó primera entre 16 luchadoras de su categoría y tercera entre 11 luchadoras, en “formas”. Se trató de la mayor competencia internacional del año para la disciplina y fue promovida por la organización norteamericana Unified, que en Corrientes cuenta con Jorge Demarchi como coordinador. Hubo más de 2.300 competidores que llegaron de Europa, Estados Unidos, Asia y diversos puntos de América Latina. Además de Temis, de la provincia participaron taekwondistas de Alvear, Paso de la Patria, Capital y Paso de los Libres.
Temis Aquino tiene ocho años y desde los cuatro práctica taekwondo, arte marcial de origen coreano. En la región son cada vez más los jóvenes -y sobre todo chicas- los que lo practican. 
El Litoral habló con la campeona, quien dijo estar muy contenta de haber participado del mundial de Brasil. “Entreno dos veces por semana, pero para competir ahora tuve que prepararme más”, contó, y agregó que “la competencia de ‘forma’ fue más difícil, ahí tuve dos rondas, mientras que en lucha fue más fácil y tuve una sola ronda”. Si bien el de Foz fue el primer mundial de la itateña, ya había tenido otra experiencia internacional al haber competido en un torneo del Mercosur que se desarrolló en Asunción en mayo de 2018, donde obtuvo un primer lugar en “lucha” y un segundo lugar en “forma”, que le significaron dos medallas. Actualmente es cinturón verde y se encuentra “a mitad de la carrera”, ya que el aprendizaje y práctica del taekwondo discurre con cinturones de color que van representando el avance.

Apoyo familiar
En diálogo con El Litoral, Gustavo Aquino, padre de Temis, contó que por una decisión personal viajaron en auto junto con la familia. “El Gobierno provincial puso varios colectivos para las familias, ya que de aproximadamente ochocientos competidores, cerca de trescientos eran del nordeste. Incluso junto con los correntinos viajó gente de Chaco. Nosotros quisimos compartir la experiencia con ella y por eso decidimos viajar en auto”. Con respecto a los inicios de Temis, su padre relató que primero comenzó en el Club de Pesca de Itatí, porque “quedaba en la esquina de mi casa. Yo la llevé como padre porque quería que practique un deporte, y le gustó. Después, por cuestiones de infraestructura, desde el año pasado practica en el club Sukata”. Entre otras cosas, Aquino relató que “en un momento eran entre siete y ocho chicos, aunque fueron abandonando de a poco. Pero Temis nunca dejó de practicar, incluso su profesor, Javier Escobar, venía de Paso de la Patria sólo para entrenar con ella”.

Nervios y ansiedad
Sobre el mundial en Brasil, Temis contó que estaba un poco nerviosa, pero quien más sufrió desde afuera fue su padre. “Viví la competencia con nervios, impaciencia y cansancio, sobre todo. A las 8 de la mañana fue la presentación y a las 9 tuvo su primera participación. Hubo también un preclasificatorio para ver cómo es el nivel de cada chica y después la competencia”, detalló Gustavo Aquino. A esto agregó que “Temis, por su contextura física, es muy buena en ‘lucha’. En su última ronda compitió con una nena de 9 años, es decir un año mayor. La chica logró conectar una vez, y Temis logró darle cuatro patadas en los 2 minutos 30 segundos que dura el round”.
Temis dijo que espera seguir entrenando y compitiendo y espera el regional que se hará a fin de año, cuya sede se definirá en septiembre. “En el mundial conocí a chicas de Sudáfrica, Canadá y Brasil, fue muy lindo, y cuando volví a Itatí me felicitaron mis profes y mis compañeros”, contó Tamis Aquino, que a sus ocho años y con varias medallas encima, piensa seguir aprendiendo para conseguir más logros con el taekwondo.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Una itateña de 8 años salió campeona en el mundial de taekwondo en Brasil

La niña finalizó primera en “lucha” y tercera en “formas” en el torneo mundial ITF que se realizó en Foz de Iguazú. Compitió con luchadoras de Nueva Zelanda, Canadá, Sudáfrica y Estados Unidos, entre otros países.
 

 El certamen se llevó a cabo del 9 al 11 de agosto en el complejo deportivo Costa Cavalcante, en Foz de Iguazú, y reunió a jóvenes de todo el mundo. Temis Aquino, que tiene 8 años, resultó primera entre 16 luchadoras de su categoría y tercera entre 11 luchadoras, en “formas”. Se trató de la mayor competencia internacional del año para la disciplina y fue promovida por la organización norteamericana Unified, que en Corrientes cuenta con Jorge Demarchi como coordinador. Hubo más de 2.300 competidores que llegaron de Europa, Estados Unidos, Asia y diversos puntos de América Latina. Además de Temis, de la provincia participaron taekwondistas de Alvear, Paso de la Patria, Capital y Paso de los Libres.
Temis Aquino tiene ocho años y desde los cuatro práctica taekwondo, arte marcial de origen coreano. En la región son cada vez más los jóvenes -y sobre todo chicas- los que lo practican. 
El Litoral habló con la campeona, quien dijo estar muy contenta de haber participado del mundial de Brasil. “Entreno dos veces por semana, pero para competir ahora tuve que prepararme más”, contó, y agregó que “la competencia de ‘forma’ fue más difícil, ahí tuve dos rondas, mientras que en lucha fue más fácil y tuve una sola ronda”. Si bien el de Foz fue el primer mundial de la itateña, ya había tenido otra experiencia internacional al haber competido en un torneo del Mercosur que se desarrolló en Asunción en mayo de 2018, donde obtuvo un primer lugar en “lucha” y un segundo lugar en “forma”, que le significaron dos medallas. Actualmente es cinturón verde y se encuentra “a mitad de la carrera”, ya que el aprendizaje y práctica del taekwondo discurre con cinturones de color que van representando el avance.

Apoyo familiar
En diálogo con El Litoral, Gustavo Aquino, padre de Temis, contó que por una decisión personal viajaron en auto junto con la familia. “El Gobierno provincial puso varios colectivos para las familias, ya que de aproximadamente ochocientos competidores, cerca de trescientos eran del nordeste. Incluso junto con los correntinos viajó gente de Chaco. Nosotros quisimos compartir la experiencia con ella y por eso decidimos viajar en auto”. Con respecto a los inicios de Temis, su padre relató que primero comenzó en el Club de Pesca de Itatí, porque “quedaba en la esquina de mi casa. Yo la llevé como padre porque quería que practique un deporte, y le gustó. Después, por cuestiones de infraestructura, desde el año pasado practica en el club Sukata”. Entre otras cosas, Aquino relató que “en un momento eran entre siete y ocho chicos, aunque fueron abandonando de a poco. Pero Temis nunca dejó de practicar, incluso su profesor, Javier Escobar, venía de Paso de la Patria sólo para entrenar con ella”.

Nervios y ansiedad
Sobre el mundial en Brasil, Temis contó que estaba un poco nerviosa, pero quien más sufrió desde afuera fue su padre. “Viví la competencia con nervios, impaciencia y cansancio, sobre todo. A las 8 de la mañana fue la presentación y a las 9 tuvo su primera participación. Hubo también un preclasificatorio para ver cómo es el nivel de cada chica y después la competencia”, detalló Gustavo Aquino. A esto agregó que “Temis, por su contextura física, es muy buena en ‘lucha’. En su última ronda compitió con una nena de 9 años, es decir un año mayor. La chica logró conectar una vez, y Temis logró darle cuatro patadas en los 2 minutos 30 segundos que dura el round”.
Temis dijo que espera seguir entrenando y compitiendo y espera el regional que se hará a fin de año, cuya sede se definirá en septiembre. “En el mundial conocí a chicas de Sudáfrica, Canadá y Brasil, fue muy lindo, y cuando volví a Itatí me felicitaron mis profes y mis compañeros”, contó Tamis Aquino, que a sus ocho años y con varias medallas encima, piensa seguir aprendiendo para conseguir más logros con el taekwondo.